Información

Aborto: tema de salud, no penal

Carlos Lázaro Sánchez Tapia, diputado del PRD, buscará impulsar la iniciativa que despenalice la interrupción del embarazo por motivos de salud.

Las organizaciones de ultraderecha representan un obstáculo para atender la legalización del aborto en Querétaro, manifestó Alejandra Martínez Galán, integrante de la Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas (Aquesex) y recalcó: “la mortalidad materna es una de las cosas que más argumentos te da para decir por qué la legalización del aborto debía ser un tema de salud pública y no un tema de criminalización”.

Martínez Galán señaló que se tiene que sacar el tema del aborto de los códigos penales: “más bien ponerlo en las legislaciones de salud, porque al final las mujeres abortan. Lo que se han dado cuenta por muchos años es que esté penado o no, las mujeres van a seguir abortando. El asunto es en qué condiciones lo van a realizar: en condiciones de clandestinidad o en condiciones de salud”, especificó.

Puntualizó que “aún hay estados en donde no hay movimientos de mujeres y pero hay una presencia fuertísima de la ultraderecha, en donde los grupos de poder eclesiásticos, desde las propias Legislaturas, están cooptados por la ultraderecha. Lejos de favorecer una discusión, pueden ser un obstáculo. Lo vimos en Querétaro, la influencia de los grupos ultraconservadores: solamente 9 de 416 secundarias van a dar educación sexual”, aseveró.

Los “antiderechos” panistas

Por su parte, Fernanda López Gallegos, integrante de la organización Católicas por el Derecho de Decidir en Querétaro, coincidió en que las creencias de la Iglesia tienen una gran repercusión en las políticas públicas, las cuales, a su vez repercuten en el acceso a los servicios de salud de las mujeres, sean católicas o no.

“Defendemos el Estado laico. La mayoría de los legisladores son panistas y sabemos que su agenda se apega a los “antiderechos”, a los intereses de la jerarquía católica, que en gran parte tiene que ver con controlar los cuerpos y las mentes de las mujeres”, manifestó.

Además, señaló que dentro de la Iglesia católica existe un rezago hacía el papel de la mujer: “son un grupo minúsculo de poder que quiere seguir perpetuando y sosteniendo su poder en todos los sentidos; político, económico y simbólico. La mujer estando siempre debajo del hombre, sumisa y remitiéndola a los espacios privados”. Recalcó que la jerarquía de «la Iglesia católica ha tratado de invisibilizar y de quitarle poder a las mujeres”.

Fernanda López Gallegos indicó que Católicas por el Derecho de Decidir ha hecho campañas para que las mujeres creyentes que deciden interrumpir un embarazo puedan hacerlo de manera segura, legal y gratuita. No obstante, existe un rechazo hacia su labor por parte de la misma institución: “se les olvida que ellos tampoco pueden definir la identidad de cada persona o de cada agrupación; nos han dicho abortistas, asesinas”.

Una de las iniciativas más recientes que Católicas por el Derecho de Decidir ha impulsado -junto con diversas organizaciones que integran la Alianza Nacional por el Derecho a Decidir (ANDAR)- es la plataforma Focos (www.focos.org.mx/focos/) con la finalidad de visibilizar que el aborto es un tema de salud pública y que ocurre en todos los estratos sociales: “puede suceder a cualquier mujer, en cualquier estrato socioeconómico y sociocultural. Invitamos a las mujeres a acceder a la plataforma y encender un foco, de esa forma hacer visible que está ocurriendo el aborto”.

Cada foco representa a una mujer que interrumpió su embarazo, lo cual se marca en un mapa virtual del país. Hasta el momento en Querétaro se han activado 41 focos y 9 testimonios compartidos.

Despenalización parcial propone el PRD

El diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Lázaro Sánchez Tapia, buscará impulsar la iniciativa que despenalice la interrupción del embarazo por motivos de salud. Al cuestionarle sobre por qué ingresará la iniciativa a poco menos de dos meses de finalizar la LVIII Legislatura local, acotó que se debe a que no se había podido cerrar en la Junta de Coordinación Política el tratamiento que se le daría a las iniciativas pendientes. Además de que “estaba esperando a que las organizaciones sociales se pusieran de acuerdo”.

Comentó que uno de los motivos por el cuál no ampliará más causales tiene que ver con que en el estado de Querétaro debe irse poco a poco: “me parece que puede encontrar mayor voluntad si vamos conforme a la legislación que ya existe de manera general. Eso es algo complejo para hablar de esos temas, si es muy conservador [Querétaro]”.

Agregó que hay iniciativas y discusiones en redes sociales de grupos allegados a la Iglesia católica que le piden evitar presentar la iniciativa. “Yo también soy de la idea de que pudiésemos ampliar los causales de manera general, no me tiembla la mano para hacerlo”.

Finalmente indicó: “podríamos pensar que de las 514 ciudadanas queretanas que han acudido en estos diez años a la Ciudad de México a practicarse la interrupción legal del embarazo pudieran aludido a esta misma causal. Me parece que hay una ligereza en la interpretación de las leyes e insisto que vale la pena regular ciertos aspectos. Y el de la salud nadie lo puede discutir”.

Aborto, sólo dos causales para que no sea delito

En el país, sólo la Ciudad de México reconoce la interrupción legal del embarazo, esto luego de que en 2007 se reformaron el Código Penal y la Ley de Salud para el Distrito Federal. El cambio principal que contiene es “la legalización o autorización de la muerte del concebido no nacido, cuando así lo decide libremente la madre, durante las primeras doce semanas de gestación”.

En contraparte, para el estado de Querétaro abortar se considera un delito, con excepción de que se den dos supuestos que se enuncian en el artículo 142 del Código Penal del Estado de Querétaro: “cuando el embarazo se produjo por una conducta imprudente o culposa de la mujer o cuando el embarazo sea producto de una violación”.

Martínez Galán advierte que en comparación con Argentina -en dónde el próximo 8 de agosto el Senado votará el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo por cualquier motivo hasta las 15 semanas- en México se tiene un régimen diferente, en donde cada estado tiene la posibilidad de decidir cómo vivir sus legislaciones locales.

“Por eso parece que somos ciudadanas de primera en algunos estados, en donde podemos elegir como en la Ciudad de México y otros estados como Querétaro y Guanajuato tenemos las mayores restricciones de todo el país”. Agregó que en Argentina está muy enfocado en el tema del clandestinaje, lo que da como consecuencia, es la mortalidad materna.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba