Información

El ‘Diablo’ sumerge a los sanjuanenses en sus leyendas

Por: Luis Enrique Corona

PARA DESTACAR: Los recorridos del ‘Diablito’, en San Juan del Río, se caracterizan por la visita a lugares adaptados al espectáculo, como el museo de la Muerte, consistente en un templo y un cementerio, en donde se muestran los ritos relacionados con un entierro. También presenta el único espectáculo de plañideras sobreviviente.

 

Juan Carlos Zerecero es un personaje reconocido por la mayor parte de los habitantes de SJR, pero no todos saben que también es escritor e investigador.

 

Hace 10 años, nadie apostaba por un recorrido de leyendas en el Centro Histórico de San Juan del Río; parecía que no había historias que contar, aunque en realidad nadie las había buscado. Desde ese entonces, la zona es un punto representativo del festejo del Día de Muertos, comentó Juan Carlos Zerecero Meneses, quien guía a los turistas vestido como diablo.

Antes de iniciar el proyecto, Juan Carlos Zerecero entró a la carrera en Derecho, pero no pudo terminarla y regresó a su hogar para dedicarse a la pintura, primero y después, a la docencia, en donde se involucró en proyectos de investigación, luego en temas teatrales y finalmente se topó con las leyendas.

“Un buen me día me dicen: vámonos a Querétaro”, recordó el guía, en donde conoció los recorridos de leyendas que se organizaban en la capital. Después de la visita, su acompañante le propuso montar un espectáculo similar en San Juan del Río, propuesta que le pareció imposible, debido a la falta de historias locales.

Sin embargo, al día siguiente recibió una serie de papeletas, en las que se habían registrado las anécdotas de varios sanjuanenses, las cuales tradujo en textos teatrales que incluyen historias como ‘La Carambada’, Los Petateros y la narración de las brujas-luces del cerro, narraciones que continúan en sus recorridos.

Después de 11 años de iniciar los recorridos de leyendas, Juan Carlos Zerecero, con su disfraz de “diablito”, es un personaje reconocido por la mayor parte de los habitantes de San Juan del Río, aunque no todos saben que también es escritor e investigador. En julio del 2016, participó en el libro ‘500 años, San Juan del Río, sobre la historia e importancia de la localidad’.

El ‘Diablito’ continúa viviendo en el mismo lugar, en una casa con una fachada antigua y con decoración de los setenta. El techo de la sala se derrumbó con las lluvias que provocó el huracán Katrina y ahora es una ventana, mediante la que observa el cielo cuando cae la noche, mientras se pinta el rostro para el trabajo.

Los recorridos del ‘Diablito’ se caracterizan por la visita a lugares adaptados al espectáculo, como el museo de la Muerte, consistente en un templo y un cementerio, en donde se muestran los ritos relacionados con un entierro.

También presenta el único concurso de plañideras sobreviviente. La idea es recuperar la antigua figura de la Llorona, mujeres a las que les pagaban por sufrir en los funerales, tradición que se puede rastrear hasta el tiempo de los faraones egipcios.

Ahora los fanáticos de la actuación lloran a las figuras políticas del país y celebridades de la farándula. Es curioso porque “entre llantos de mujer se llega a la vida y entre llantos se llega a la muerte”, señala el ‘Diablito’.

Al preguntarle al ‘Diablo’ si los proyectos de modernidad alteran estas tradiciones, explicó que ante la inevitable globalización, lo más importante es tener una identidad propia. “Sincretismo” es la palabra que el utiliza para describir la forma actual de las tradiciones en México y no lo percibe como algo negativo, más bien como algo completamente natural.

También señala que la aceptación del público joven con respecto al festival de Día de Muertos es buena, a pesar de que actualmente vivimos en una sociedad de entretenimiento inmediato. Asegura que un elemento determinante para el crecimiento cultural de una nación es la lectura y que tristemente los niveles en México son muy bajos, sin embargo ve en el teatro una herramienta de trasformación.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba