Información

El gobierno no debería temer al disenso: Gabriel Corral

David A. Jiménez

PARA DESTACAR: A diferencia de crisis anteriores, la ciudadanía tiene una experiencia más madura en la toma de decisiones. “Nos falta madurar en cuanto a la protesta y el nivel que podemos llegar. Somos desorganizados. Vamos a la calle pero no sabemos qué sigue” indicó Gabriel Corral Velázquez.

Situaciones de pánico, como las del pasado 5 de enero, son provocados por una falta de responsabilidad colectiva entre medios de comunicación y usuarios de redes sociales, externó Gabriel Corral Velázquez, doctor en Estudios Científico Sociales y académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

“Eso va generando que se desarticule la posibilidad de realmente hacer frente colectivo a algo que rechazamos. Si se va desarticulando serán menos voces, o serán las mismas. El gobierno debería tenerle menos miedo al disenso”, afirmó.

La tarde del 5 de enero se comenzó a esparcir información sobre supuestos saqueos en la capital queretana. El rumor provocó una psicosis social que trajo como consecuencia el atrincheramiento de personas en locales del Centro Histórico, que los comercios cerraran temprano y la alerta máxima de la población.

La información fue replicada en redes sociales y algunos medios de comunicación. Más tarde, autoridades estatales y municipales se posicionaron e indicaron que todo se trataba de una falsa alarma.

Al respecto, Corral Velázquez, apuntó que en este y otros casos, al crear el rumor, las voces disidentes se dispersan y la información se vuelve parcial, de ahí la importancia de compartir información verídica:

“Hay una sobrevaloración del consenso. No tenemos que estar todos de acuerdo. Aplaudo que la ciudadanía pueda levantarse y manifestarse: en la otra parte, la construcción del rumor o nota sensacionalista también es espacio colectivo y requiere que se puntualice porque uno no sabe a dónde puede llegar esa situación”.

Según Corral Velázquez, la ciudadanía ha comenzado a recobrar el espacio público, sin embargo la situación política del país “adereza” las protestas cuyo detonante fue el incremento al precio del combustible, también conocido como ‘gasolinazo’:

“La ciudadanía recupera el valor que tiene el espacio colectivo para manifestarse. En el asunto de los rumores respecto a los saqueos hay una corresponsabilidad entre todos y eso forma parte del espacio público”.

Ciudadanía tiene mayor conciencia

A decir del también maestro en Comunicación, a diferencia de crisis anteriores, la ciudadanía tiene una experiencia más madura en la toma de decisiones. En 1976, 1982 y 1995 también hubo dificultades económicas que orillaron a varios mexicanos a protestar en las calles con acciones similares a las de este 2017.

“Hay más conciencia sobre quiénes son los que elegimos. Aquellas crisis se aderezaban con sentimiento de vivir en un régimen no democrático… nos falta madurar en cuanto a la protesta y el nivel que podemos llegar. Somos desorganizados. Vamos a la calle pero no sabemos qué sigue”.

En este último punto, Gabriel Corral señaló que el gobierno deja pasar la protesta y parece confiar en que el próximo 9 de enero de 2017, una vez que todas las actividades se reanuden, se diluya el descontento. Continuó que este el momento para buscar tomar acciones que impacten en la esfera pública: “Creo por el mensaje del presidente que sí hay cierta preocupación”.

Lo anterior en referencia al mensaje del presidente de México, Enrique Peña Nieto, que se transmitió en cadena nacional, en el cual justificaba el aumento a los combustibles y cuestionaba a los mexicanos qué hubieran hecho en su lugar: “Veía –en el mensaje- a un Peña Nieto molesto y retador. Se ha tratado de desarticular la protesta porque parece que hay una presión extra. Necesitamos una capacidad colectiva de organización”.

Finalmente, el profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales hizo hincapié en la necesidad de no ser solo ciudadanos que votan, sino estar involucrados en la política y el seguimiento a los representantes: “En un espacio democrático podemos llegar a acuerdos a partir de la discusión y presión colectiva. Eso falta, involucrarnos en decisiones públicas”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba