Información

Guerra interna panista desata crisis en Peñamiller

Por: Camelia Robles

PARA DESTACAR: Los problemas comenzaron cuando la alcaldesa, Margarita Hernández, quiso tomar decisiones sin consultar a la Junta de Regidores. Posteriormente, impuso a funcionarios afines, como su secretario particular, Álvaro David Cázares Garrido.

Regidores y militantes del Partido Acción Nacional acusan a la alcaldesa, Margarita Hernández Aguilar, de emprender una ofensiva en su contra

Las malas decisiones, los manejos irregulares, la falta de un plan de gobierno, el incumplimiento de los compromisos hechos en campaña, así como las amenazas y despidos, mantienen al municipio de Peñamiller en una crisis política, consideraron diversos actores políticos de la demarcación.

Entre los personajes consultados en el tema, se encuentran seis regidores del Partido Acción Nacional (PAN) en el Ayuntamiento de Peñamiller, quienes abiertamente expresaron su inconformidad con las decisiones tomadas por la  actual presidenta municipal, Margarita Hernández Aguilar, quien pertenece al mismo partido.

Los inconformes  señalaron que los principales responsables de todos los conflictos políticos en Peñamiller son la presidenta municipal, Margarita Hernández y su esposo, Inocente Aguilar Pérez, quienes emprendieron una ofensiva contra miembros de su mismo partido.

Explicaron que los problemas comenzaron cuando la alcaldesa quiso tomar decisiones sin consultar a la Junta de Regidores. Posteriormente, impuso a funcionarios afines, como su secretario particular, Álvaro David Cázares Garrido.

Otras personas nombradas por Margarita Hernández, sin consultarlo con el Ayuntamiento fueron el director de Obras Públicas, Rodolfo Ríos Mondragón; el tesorero municipal, Miguel Ángel Espinosa Molina; la titular de la Contraloría, Fabiola Martínez Rivas; así como Jannet Chico Hernández, cuyo trabajo consiste en llevar los gastos personales de la presidenta.

 

Despide  a panistas

Recuerdan los regidores del Partido Acción Nacional que el 19 de febrero del 2016, en sesión de Cabildo, votaron por unanimidad la destitución del secretario particular de la alcaldesa debido al mal desempeño en su cargo. Sin embargo, el acta no fue acatada por Margarita Hernández.

En respuesta, los seis regidores agraviados, denunciaron ante medios de comunicación las irregularidades de la administración de la alcaldesa de Peñamiller, acto que fue apoyado por el dirigente municipal del PAN, Homero Aguilón Martínez.

En esa ocasión, el síndico del Ayuntamiento, Macario Reséndiz García y los miembros de la Junta de Regidores del PAN, Jaquelina Rubio Montes, Casilda Flores Yáñez y Adán González López, presentaron un pliego petitorio en el cual exigieron por segunda ocasión la destitución del secretario particular, David Cázares Garrido, lo que finalmente fue concedido.

 

Acelera los despidos de funcionarios

Los regidores del blanquiazul señalaron que una de las inconformidades en Peñamiller es que la alcaldesa no respetara el presupuesto del municipio ni tomara en cuenta las observaciones de la Junta de Regidores.

Poco después iniciaron los despidos. El primero fue el tesorero municipal, Eleazar Munguía Olvera,  quien recomendó a la presidenta que moderara sus gastos y le pusiera limites a su secretario particular, Álvaro David Cázares.

La edil se negó a escuchar al entonces tesorero municipal y anunció su despido; nombró en su lugar a Miguel Ángel Espinosa Molina, un funcionario cercano a la alcaldesa. Poco después fue cesado de la Oficialía Mayor de Peñamiller, Homero Aguilón Martínez, quien al mismo tiempo era presidente del Partido Acción Nacional en el municipio.

Tanto Eleazar Munguía Olvera como  Homero Aguilón Martínez fueron removidos de su cargo porque quisieron cumplir el mandato de los regidores y buscaron destituir al secretario particular de la alcaldesa.

Entrevistado vía telefónica, Adán González López, coordinador de la Junta de Regidores en Peñamiller, consideró los despidos realizados por Margarita Hernández fueron injustificados, además nunca se notificó a los funcionarios de su baja por medio de un oficio.

Exigen destitución de Margarita Hernández

El 3 de agosto del 2016, un grupo de aproximadamente 200 personas se manifestaron en Peñamiller y presentaron un pliego petitorio en el que exigieron la destitución inmediata de la alcaldesa, Margarita Hernández Aguilar.

Además, en el documento se agregó el nombre de varios funcionarios, donde destaca el del secretario particular, Álvaro David Cázares y el director de Obras Públicas,  Rodolfo Ríos Mondragón. El grupo de manifestantes permaneció en las instalaciones de la presidencia municipal, hasta que se confirmó la destitución del secretario particular,  Álvaro Cázares Garrido.

Sin embargo, de acuerdo con el testimonio de una persona que participó en la protesta, hubo una reacción violenta por parte de Inocente Aguilar Pérez, esposo de la alcaldesa, quien mandó a intimidarlos con un grupo de aproximadamente 30 personas, versión confirmada por Homero Aguilón Martínez.

 

Gobernador defiende a alcaldesa

Ante las exigencias realizadas por militantes del PAN para la destitución de la alcaldesa de Margarita Hernández Aguilar, el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién, señaló que no es posible destituir a la presidenta municipal, ya que fue electa por el voto popular.

Al respecto, la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en su artículo 178 fracción II, señala que a cualquier funcionario público se le puede imponer una sanción administrativa  “por la realización de actos u omisiones que afecten la legalidad, honradez, lealtad, imparcialidad y eficiencia que deban observar en el desempeño de sus empleos, cargos o comisiones.”

Margarita Hernández Aguilar es la primera mujer que gobierna Peñamiller y representa a la primera administración del Partido Acción Nacional en la demarcación, luego de que en el 2015 fue electa con cuatro mil 369 votos, 121 más que su contrincante, la candidata del PRI-PVEM, Cecilia Rubio.

Margarita Hernández está casada con Inocente Aguilar, quien originalmente era el candidato de Acción Nacional en Peñamiller, pero fue destituido por decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TRIFE),que estableció que el 50 por ciento de las candidaturas en el estado de Querétaro tenían que otorgarse a mujeres.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba