Información

Lagunas y charcos: el calvario de cada año en El Rocío

Por: Cristo Alejandro Recéndiz

PARA DESTACAR: Avenida Laguna hace honor a su nombre, pues cuando el canal se desborda abarca cerca de 60 metros hasta la calle Arroyo e, incluso, hasta Bordo, lo que da la apariencia de una Venecia queretana o de una laguna de aguas verdes y cafés.

En 2003 el Ejército tuvo que desalojar a los vecinos de la zona

Como anillo al dedo quedaron los nombres de las avenidas Mares y Laguna en la colonia  El Rocío, al oriente de la capital queretana, en relación con las inundaciones que sufren cada temporada de lluvias debido al desbordamiento del canal que se encuentra en el cruce de dichas avenidas.

Costales raídos llenos de arena son los vestigios que quedaron en el olvido después de la última inundación en El Rocío. Al caminar en avenida Laguna, a unos 40 metros de la Iglesia de Nuestra Señora del Rocío, las personas ven obstruido el paso cuando se encuentran frente a costales de arena en plena banqueta.

Martín Rico Peña, propietario de una papelería con internet en avenida Mares, dijo que los costales de arena son medidas que toman las autoridades para evitar que el agua, que se desborda del drenaje, invada algunas viviendas y provoque daños mayores, «pero eso no sirve de nada» externó.

Martín Rico señaló que las calles cercanas al drenaje cada año se inundan. «Tengo 20 años viviendo en El Rocío y cada temporada de lluvias siempre es lo mismo». Avenida Laguna hace honor a su nombre, pues cuando el canal se desborda abarca cerca de 60 metros hasta la calle Arroyo e, incluso, hasta Bordo, lo que da la apariencia de una Venecia queretana o de una laguna de aguas verdes y cafés.

Jesús Martínez Vázquez, propietario de un local de regalos y manualidades, externó que el drenaje transporta toda el agua que viene desde Misión Fundadores y Satélite. «Todo se encauza hacia el dren. Nevada y Mares se inundan. Otras calles que también se han visto afectadas son Tempestad, Océano y Charco», donde literalmente, para salir de sus viviendas tienen que cruzar todos los charcos que se forman después de las lluvias.

El día que los soldados vinieron a desalojarnos

En el año 2003, el Ejército Mexicano tuvo que llegar a desalojar a varios vecinos de la colonia. Martín Rico, desde el aparador de su papelería, relató aquella noche en la cual varios de sus vecinos sufrieron pérdidas considerables:

“Se inundó muchísimo, fue algo muy grave, incluso el agua se metió hasta mi local. Vinieron soldados a desalojar algunas viviendas. Yo no abandoné mi  hogar porque está en alto y el agua apenas alcanzó la entrada, sin embargo, muchas personas sí tuvieron que salir de sus casas al verse invadidos por el agua que salía del dren”.

En ese momento se sintió seguro de que el agua no llegaría hasta el interior de su casa. Cada año en temporada de lluvias es lo mismo, el agua fluye por la carretera de Mares y Océano. El tráfico no se ve obstruido, al menos que haya baches, pero la carretera se encuentra en buen estado.

El drenaje es el que se tiene que hacer más grande, más profundo para que aguante la capacidad de agua que contiene y no desborde las alcantarillas e invada las aceras. «Si me ofrecieran reubicarme habría que ver cómo está el otro lugar, qué tal y está peor» declaró el comerciante.

A decir de vecinos de la zona, la única acción de las autoridades es dar costales de arena para evitar inundaciones en las calles, cosa que “no sirve de nada”. Ante esto, Martín Rico ríe. Sin embargo, él, al igual que los vecinos, jamás ha acudido con una autoridad para tratar el problema de las inundaciones. “Cuando ya hay lluvias fuertes solo vienen a decirnos que va a llover fuerte. Ya para qué, si ya sabemos que está lloviendo fuerte”.

Jesús Martínez denunció que «las autoridades tardan mucho en responder porque aquí es uno de los puntos donde se inunda al último, después de que ya se inundaron otras zonas. “Mientras Protección Civil atiende en el Centro Histórico, aquí se inunda y es de los últimos lugares a donde acuden a brindar ayuda».

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba