Información

Ley de protección animal quedó a medias, dice activista

Por: Mar Robledo

Han aislado a las asociaciones protectoras de animales legalmente constituidas, consideró Suzzete Góngora

Debido a la falta de recursos económicos y materiales, será difícil que se apliquen diversas disposiciones contenidas en la nueva Ley de Protección Animal, además de que está incompleta al no contemplar diversas formas de maltrato animal, entre ellas, los espectáculos taurinos, las peleas de gallos y el traslado de animales de consumo humano, consideró la activista Suzzete Góngora Ortega.

“Voy a luchar porque se modifique… es como una ley hecha para médicos veterinarios y rescatistas independientes; han dejado fuera, han aislado completamente a las asociaciones protectoras de animales legalmente constituidas” dijo la activista.

Por otra parte, la tauromaquia ha sido una batalla para muchos activistas, pues los intentos por erradicarla han sido nulos al ser declarada como patrimonio cultural de la humanidad. ‘Cuernos chuecos’, se ha vuelto también un acto que nace en Querétaro y no puede ser interferido, ni prohibido.

Hay que agregar también los animales para consumo humano, pues deben pasar por ciertos estándares de calidad. Los traslados de cerdos y gallinas se han convertido en una acción desagradable, en la que se ve además de la muerte, el sufrimiento por lo incómodo y reducido que son los espacios en donde los transportan.

Además se debe agregar el descuido hacia la fauna urbana, como ardillas, palomas, urracas, entre otras, a las cuales se les desplaza y descuida, además que en algunas plazas públicas se prohíbe alimentarlas.

“El paseo obligatorio de las mascotas, o sea la mayoría de las denuncias de maltrato son el 70 por ciento porque tienen a los perros amarrados en los traspatios y quien denuncia son los vecinos” aclaró Suzette Góngora. El espacio, la comida, la atención que se les da, incluso sacarlos a pasear son algunos de los derechos de los animales domésticos. Estos datos son tan solo unos índices más de la situación a la que se enfrenta el estado.

Aunado a esto, existen más de 12 millones de perros en situación de calle, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Esto refleja la irresponsabilidad por parte de la ciudadanía, pues más del 70 por ciento de los perros comprados son abandonados; en consecuencia viene una sobrepoblación canina debido a la “no esterilización”. La Ley pide la esterilización sin excepción alguna, lo cierto es que no pueden obligar a ningún dueño a cumplir esto, mucho menos cumplir con el registro que se exige.

“Habla mucho de los criaderos esta Ley, en donde ahí también ves la mano de los veterinarios, entonces volvemos a lo mismo: o es una Ley de Protección para los Animales o es una ley de protección para los veterinarios y rescatistas independientes ¡por Dios Santo! Eso es algo que hay que discutir” dijo la activista.

Suzzete Góngora agregó que Querétaro ni siquiera cuenta con una especialidad para las pequeñas especies en el campo de la veterinaria y aunque es de aplaudirse la labor de algunos rescatistas, aún falta que se mejore, pues su capacitación es mínima, por ello es que la Ley aún debe estudiarse a profundidad.

La Procuraduría del Medio Ambiente, pareciera que solo adorna, pues su presupuesto y servicios son pocos. “No tiene nada para atender los asuntos federales y estatales gravísimos, qué va a tener para atender un asunto de menor magnitud, ¿cómo?, van a poner muchas dependencias de Procuradurita de Medio Ambiente eso, también es una utopía, no puede ser”.

La activista dejó en claro que la instancia pertinente es el municipio al ser lo más cercano para las personas. Pensar en dividirlo en secretarías traería más gastos y esto no se ha tomado en cuenta, por ello se vuelve contradictorio que las autoridades protejan una parte de la fauna, escriban cientos de puntos y sanciones y al final dejen al margen a varias especies.

“Quisiéramos que todos se involucraran pero la realidad es otra. Gobierno, ayúdame a no matar tantos perros y mantener a los millones que andan por ahí en lo que pega la Ley, en 30 o 50 años ¿De dónde? Ahora quieren tener una unidad de control de ambulancia sea un hotel, que tenga área de recuperación y no sé qué tanto, ni en Estados Unidos lo tienen, pues es obvio que me opongo a todo esto” mencionó Suzette.

No hay fecha exacta de cuándo comenzó la lucha por los derechos de los animales, lo cierto es que el movimiento tomó fuerza en varios países a finales de los años setenta y hoy sigue como una disputa y tema del cual hay que hablar.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba