Información

Los niños votaron más tranquilos que los adultos

“Las elecciones infantiles fueron todo un éxito en el estado de Querétaro” declararon los medios de comunicación, aunque casi nunca hablaban sobre este proceso.

El domingo 6 de julio los niños queretanos acudieron a votar, algunos de la mano de sus padres, otros más inquietos y aventados llegaban solos a las urnas; pero todos, en general, se veía emocionados, después de que se les pegaba la calcomanía quedaban muy contentos y satisfechos de haber cumplido con su compromiso civil.

Niños de todos los niveles sociales acudieron a votar: los que menos asistieron fueron los niños de la calle; los que estuvieron mayor participación fueron los niños de las colonias populares.

Las funcionarias de casilla que estuvieron enfrente del Santa Rosa de Viterbo, nos comentaron que a una de ellas la había invitado a participar en las elecciones infantiles una coordinadora del IFE y que sus dos compañeras fueron invitadas a través de su grupo de Boy Scouts.

“Yo acepté ser funcionaria porque los que van a votar son los niños de 6 años en adelante y los adultos de 13 en adelante, y pues como yo quedaba en medio, la única forma de participar en estas elecciones era siendo funcionaria”, nos comentó una funcionarias de las elecciones infantiles, quién también añadió: “Considero que estas elecciones son importantes porque ayudamos a los niños para prepararse y que cuando sean grandes vayan a votar”. Esta adolescente nos señaló que en su casilla tuvieron bastante participación por parte de los niños, y nos dijo: “vienen muy emocionados, en vez de que los papás los traigan, los niños traen a los papás”.

“Para mi las elecciones infantiles han sido una experiencia muy bonita donde ayude de cierta forma a la ciudadanía.”

A un grupo de pequeños les preguntamos cual fue el derecho por el que votaron y esto fue lo que nos contestaron:

—Por el derecho de la escuela, porque yo tengo escuela y ahí trabajo, ¡ahora pregúntale a él! —nos comentó una niña como de unos siete años, y nos dirigimos a su amigo con quien jugaba con ella.

—Yo vote por el derecho de estar sano y comer bien, porque, pues se me ocurrió. Además pienso que los adultos nos debieran de dar más cuidado y amor.

Varias de las casillas infantiles cerraron más temprano de lo programado originalmente, esto debido a que las boletas se terminaron antes de lo provisto. Como suele suceder los pequeños volvieron a poner el ejemplo a los adultos porque sin broncas, sin problemas ni prejuicios de ninguna especie acudieron a emitir su voto; por eso, los más democráticos en estas elecciones fueron, sin duda alguna, los niños.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba