Información

UAQ en riesgo de quiebra

Por: David A. Jiménez

 

PARA DESTACAR: Gilberto Herrera Ruiz, Rector de la UAQ, ha indicado en más de una ocasión que aumentar colegiaturas no es una opción viable, entre otras cosas, porque el 43.6 por ciento de los estudiantes tienen un ingreso menor a dos salarios mínimos, es decir, 146.08 pesos.

 

El Rector Gilberto Herrera declaró que existe riesgo de quiebra si no se atienden las demandas presupuestales

 

Los recortes presupuestales a nivel federal, previstos para el 2017, ponen en riesgo de bancarrota a la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), ya que dos terceras partes de los recursos que recibe provienen de la federación, mientras que apenas un tercio es aportado por el gobierno del estado.

 

Durante la presentación del presupuesto para el 2017, ante distintos Consejos Académicos, Gilberto Herrera Ruiz criticó que mientras a la UAQ se le quitarán recursos, a los partidos políticos, funcionarios de primer nivel y los poderes Legislativo y el Judicial, les autorizarán un incremento.

Herrera Ruiz informo que en total se esperan recortes presupuestales por 37 mil 282 millones de pesos, en rubros como la salud y la educación pública. En cuanto al caso de la educación superior, aseguró que se le quitarán 5 mil 603 millones de pesos.

La UAQ a la altura de universidades nacionales

Ante el riesgo financiero que enfrenta la Universidad, la propuesta para el ejercicio 2017 de Gilberto Herrera Ruiz consiste en cuatro puntos.

En primer lugar, pedir un aumento a la federación del 4 por ciento, bajo las premisas de que la UAQ cuenta con la misma calidad académica que instituciones como la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de que debido el crecimiento demográfico del estado, actualmente se deja fuera al 60 por ciento de los aspirantes de licenciatura y al 49 por ciento de bachillerato.

El Rector de la UAQ también evidenció que mientras en la UNAM o la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) el subsidio por estudiante sobrepasa los 100 mil pesos, en la UAQ es de apenas 44 mil 571 pesos por alumno.

El segundo punto propuesto por Gilberto Herrera Ruiz consiste en revertir recortes a los fondos concursables, como se intentó hacer en diciembre del 2015, cuando se perdieron 22 millones del Programa de Fortalecimiento a la Calidad en Instituciones Educativas (PFCE).

En tercer lugar, Herrera Ruiz también indicó que no es viable aumentar las colegiaturas, entre otras cosas, porque el 43.6 por ciento de los estudiantes tienen un ingreso menor a dos salarios mínimos, es decir, 146.08 pesos. De la misma forma, descartó el cierre de programas educativos o la reducción de la matrícula.

Finalmente, la cuarta propuesta de Herrera Ruiz es lograr un crecimiento responsable de la Universidad, lo que incluye la generación de más recursos propios, aunque en el último año se lograron recaudar 600 millones de pesos, cantidad que supera la generación de capital de otras instituciones de mayor tamaño, como la UNAM.

 

La batalla por el presupuesto

En diciembre de 2015, el Consejo Universitario de la UAQ envió una carta al presidente de México, Enrique Peña Nieto, al secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer y al entonces secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, para protestar por el recorte de 22 millones de pesos, lo que equivale al 60 por ciento del presupuesto del PFCE.

Originalmente, la Universidad contaba con 33 millones de pesos, obtenidos en una convocatoria nacional, cifra que se redujo a 11 millones de pesos después del recorte, denunció Herrera Ruiz. En respuesta, el gobernador del estado, Francisco Domínguez Servién pidió al Rector “cordura” y tachó de “irresponsable” la decisión de mandar una carta al Ejecutivo federal.

La situación finalmente se resolvió a favor de la Universidad Autónoma de Querétaro en febrero. La institución celebró el retorno de los recursos, ya que son importantes para la consolidación académica y la formación profesional de los estudiantes.

 

Cuando el gobernador compareció…

Desde su campaña, el actual gobernador Francisco Domínguez prometió un incremento del 10 por ciento al presupuesto de la Universidad Autónoma de Querétaro. Sin embargo, la cifra del aumento fue de un 3.1 por ciento al gasto corriente, el más bajo en la historia de la institución, mientras que el resto de los recursos se consideró en obras etiquetadas.

A pesar de la situación y una vez concluida la huelga, la Universidad otorgó a sus dos sindicatos un incremento del 3.15 por ciento y el aumento del 1.1 por ciento en prestaciones no ligadas al salario. Hay que recordar que en febrero y marzo de cada año ambos sindicatos negocian un aumento salarial.

Posteriormente, en su visita al Consejo Universitario, el 19 de mayo del 2016, el gobernador Francisco Domínguez aseguró que otorgó un aumento del 15.5 por ciento al presupuesto, sin embargo, solamente el 4.6 correspondió a gasto corriente. Al mismo tiempo, el mandatario culpó al Congreso local –de mayoría panista-, de solo dar el 3.1 por ciento de aumento en diciembre de 2015.

A decir del propio Rector de la UAQ, Gilberto Herrera, por el momento se mantiene el énfasis con el gobierno federal; el dinero que pudiera asignar el gobierno estatal se discutirá una vez aprobado el PEF en el Congreso de la Unión, a mediados de noviembre.

 

Presupuesto aumenta con obligaciones

Desde el presupuesto de 2007, consistente en 542 millones 282 mil 193 pesos, y hasta el presupuesto contemplado para 2017, consistente en mil 294 millones de pesos, los ingresos de la Universidad por parte de la federación han incrementado un 238.62 por ciento

Por otra parte, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en los últimos 10 años se ha registrado una inflación del 46.36 por ciento, lo que se traduce en un aumento constante en bienes y servicios, así como la disminución del poder adquisitivo del salario.

Prueba de ello son los constante “gasolinazos”, pues mientras en 2007, la gasolina magna se encontraba en siete pesos y el salario mínimo en 47.60 pesos diarios, para 2016 la gasolina pasó a costar 13.98 pesos, casi el doble, mientras el salario mínimo ha aumentado cerca de 1.5 veces en el mismo lapso.

La Universidad tuvo su menor aumento en el año 2008: 4 millones 510 mil 529 pesos, con lo cual el presupuesto federal ascendió a 542 millones 282 mil 193 pesos. Su contraparte fue el ejercicio de 2009, en el cual se recibieron 124 millones 979 mil 390 extra, un presupuesto 122 por ciento mayor respecto al año anterior.

 

De no solucionarse la situación de la UAQ, la quiebra para la institución sería inevitable, como ya lo hizo la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) que tuvo que declararse en bancarrota al no contar con recursos para pagar los salarios correspondientes a la primera quincena de octubre, debido a la SHCP les retiene recursos por adeudos con el SAT, según declaraciones del rector, Gerardo Guzmán para el periódico ‘El Financiero’.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba