Información

Yo sí sé disentir de AMLO: Porfirio Muñoz Ledo

“Él discrepó de mí en muchas cosas, cuando yo era el presidente del partido, y también se lo respeté”.

Morena no ha abandonado al presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró Porfirio Muñoz Ledo, candidato a la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del partido. Durante su presentación como candidato en el Foro Nacional de Militantes de Morena, el diputado enfatizó que con el presidente tiene “una relación afectiva, personal e histórica”, por lo que de ganar la dirigencia nacional buscará un partido “con independencia, no un partido servil”, aunque sin retirar el apoyo a Obrador.

Reconoció que, pese a haber caminado con AMLO desde 1989, no todo el tiempo ha estado completamente de acuerdo con él: “puedo discrepar de él en algunas cosas, pero yo sí sé discrepar, no soy un empleado. Él discrepó de mí en muchas cosas, cuando yo era el presidente del partido, y también se lo respeté”. Aunque reiteró que a pesar de sus diferencias lo ha apoyado y no ha “dejado de hablar con Andrés en ninguna circunstancia”; asimismo reconoció que el gobierno obradorista necesita a un partido independiente que pueda funcionar como desahogo.

En ese sentido, expuso que el partido debería funcionar como “vía de escape” para ayudar en tareas que no corresponden al gobierno, pues aseguró que a este sólo le corresponde “gobernar y defenderse”.  El candidato puntualizó que “debe haber coordinación y respeto mutuo entre el área del gobierno y el área del partido”. Sobre las diferencias que ha tenido con el presidente López Obrador, explicó que “él sabe cómo soy, he estado en varias cosas en desacuerdo con el gobierno, pero es con el gobierno, con un ala derecha del gobierno y eso lo entiende”.

De obtener la victoria, Muñoz Ledo dice que buscará “organización y debate” y un partido de “mujeres y hombres libres, comprometidos con la transformación de México y la 4T, pero que la debatamos, que la discutamos” y enfatizó que desde la dirigencia, como lo ha hecho desde el inicio de su relación con el presidente, será respetuoso “de su idea de nación y de su manera de hacer política que es extremadamente singular”, pero sin caer en el servilismo pues “no conozco un solo servil que al mismo tiempo sea leal, es un disfraz de la lealtad”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba