electoral

Presunta “guerra sucia”, tema de la semana

Redacción

Más que propuestas, en el marco del proceso electoral universitario, la semana pasada hubo descalificaciones por medio de una “guerra sucia” que ha causado desde quejas por escrito hasta demandas penales por parte de dos de los cuatro candidatos para Rector.

Primero Herrera informó que había interpuesto una demanda por presuntas difamaciones, enseguida, Marco Carillo también se dijo víctima de la “guerra sucia”.

Herrera recurre a la PGJ

El miércoles 26 de octubre, Gilberto Herrera Ruiz, director de la Facultad de Ingeniería y quien es candidato a Rector, presentó una demanda penal ante la Procuraduría General de Justica (PGJ) por presuntas difamaciones, calumnias e injurias levantadas en su contra durante el actual proceso, en contra de quien resulte responsable.

Durante sus presentaciones ante integrantes de los Sindicatos de Trabajadores y Empleados, y Único de Personal Académico (STEUAQ y SUPAUQ, respectivamente), Herrera Ruiz anunció que el propósito de la demanda penal es evidenciar la presunta “guerra sucia” que se ha dado en la contienda.

“Acabamos de interponer una demanda por las injurias a las que he sido sometido y que no son más que para evitar mi candidatura en este momento. Siendo respetuoso de las instituciones, sometí dicha querella en la Comisión Electoral y en la Procuraduría General de Justicia del estado de Querétaro”, manifestó el candidato a Rector.

Carillo externó que también ha recibido ataques

Un día después, el jueves 27, Marco Antonio Carillo Pacheco, catedrático de la Facultad de Psicología y quien también contiende en el proceso para elegir al próximo Rector, envió un comunicado de prensa mediante el cual también afirmaba ser objeto de “guerra sucia” en su contra.

“Hay toda una serie de cuestiones que se manejan en redes sociales con relación a mi persona, a mi participación en la Universidad, con cuestiones que invaden el ámbito personal y que está dado sobre el ánimo de los anónimos”, explicó.

Si bien ha señalado que el tema de los anónimos no merece la pena que la comunidad universitaria lo considere, sin embargo, “dado que un candidato lo ha estado utilizando de manera reiterada, considero que es momento de documentar a la Comisión Electoral que también me siento afectado y víctima de la guerra sucia que se está perpetrando y que se genera principalmente en las redes sociales”.

Ambos candidatos, tanto Herrera Ruiz como Carrillo Pacheco, reconocieron la labor que ha venido desempeñando la Comisión Electoral en el proceso.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba