Información

Abundan deficiencias en obras públicas de gobierno de Calzada

Por Alfredo Rodríguez

Obras como el Distribuidor Vial Bicentenario, el Paseo de la República, la remodelación del Parque Querétaro 2000, la Ciudad de las Artes, entre otras, cuentan con deficiencias que van desde la planeación, el proceso de contratación y una incorrecta revisión de las propuestas ganadoras, reveló la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) en su reporte relativo al primer semestre del año 2010.

De acuerdo con la ESFE, la primera obra del sexenio de José Calzada Rovirosa, el Distribuidor Vial Bicentenario, es una de las construcciones que presenta más irregularidades: no presentó evidencia de contar una licencia de construcción previa para las terracerías, obra civil y complementaria, además de que tampoco acreditó una previa validación para realizar la instalación eléctrica y red de alumbrado público.

Igualmente, la Entidad señaló incumplimientos por parte de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas (SDUOP) del Poder Ejecutivo al presentar un deficiente proceso de contratación en el convenio celebrado con la empresa Constructora Brigue, de Juan Martín Malagón Correa, vicepresidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Constructora (CMIC), ya que presentó un incorrecto análisis de precios unitarios que no incluyeron la totalidad del equipo necesario para la ejecución de los trabajos.

El documento especifica que hubo una defectuosa revisión de la propuesta económica de Brigue al no considerar el equipo para la realización del acarreo en una obra, lo que generó “diferencias a favor del licitante contratado”.

Además, el proveedor incumplió con lo estipulado en las bases de la licitación al presentar sólo una lista de materiales, mano de obra, equipo y herramientas sin desglose, lo que era motivo de descalificación.

En la misma obra, pero en el contrato 2009-02983C1, la ESFE también encontró una “deficiente revisión detallada de la propuesta ganadora”, ya que el licitante ganador integró un cobro por equipo de seguridad, cuando la convocatoria señala que el proveedor tendrá que considerar la instalación de los servicios necesarios para seguridad e higiene.

Asimismo, este cobro se integró dos veces, sin que se explicara el fundamento.

Este mismo contrato tuvo otra falla que era motivo de descalificación en la licitación, como fue el no presentar el análisis del precio unitario desglosado sobre los trabajos que se pretenden subcontratar, como fue el concepto “Perforación a máquina con equipo rotatorio”.

En este caso no se aclararon las razones legales, técnicas o económicas por las cuales no se desechó la propuesta del licitante, señaló la Entidad Superior de Fiscalización del Estado.

 

Permite SDUOP incumplimiento de proveedores: ESF

Para edificar la obra del Distribuidor Vial Bicentenario hubo irregularidades en el contrato celebrado con la Constructora Micrón, de Rubén Sánchez Santiago, también vicepresidente de la CMIC, debido a que no hubo una revisión detallada de las propuestas.

Esto permitió que la empresa no presentara un análisis de precios unitarios y presentara una sola partida en la construcción de un muro de contención, contraviniendo las bases de la licitación, lo que representaba un motivo de descalificación.

También el convenio celebrado con la empresa Noguez Construcciones, de José Luis Noguez Hernández, presidente de la Federación de Colegios y Asociaciones de Profesionistas del Estado de Querétaro (FECAPEQ), no cumplió con las bases de la licitación.

Tuvo que haber sido descartada, ya que no presentó una integración y análisis de precios unitarios de la obra y no consideró en los precios el equipo necesario para la acarreo en una partida, apunta la ESFE.

Asimismo, en el concepto de “Construcción de Pavimentos de Concreto Asfáltico en las Avenidas y Pasos Superiores” del Distribuidor Vial Bicentenario se detectó una deficiente revisión detallada de la propuesta ganadora, ya que dentro del personal técnico y administrativo se presentó el currículum de un “Ingeniero Minero Metalurgista”, mismo que no comprueba su experiencia en obras de pavimentos de concreto asfáltico.

Otras irregularidades se encontraron en los contratos con las empresas Servicios y Elementos Presforzados, así como con la empresa Técnica Electromecánica Central, ya que en ambos casos se contrató la obra sin contar con la fianza o garantía de cumplimiento que exige la licitación y las dos empresas presentaron un documento con fechas posteriores a la firma del contrato.

 

También detectó irregularidades en remodelación del Parque Querétaro 2000

Además de lo correspondiente al Distribuidor Vial Bicentenario, la Entidad Superior de Fiscalización del Estado encontró irregularidades en el proceso de contratación de otras obras públicas como la remodelación del deportivo “Querétaro 2000”.

Al respecto apuntó que la instalación del pasto sintético en la cancha de fútbol americano no se tuvo que haber iniciado, ya que existía la disponibilidad material y legal del sitio, ni la certeza de que se hubiera concluido a plena satisfacción la etapa anterior.

En cuanto a las terracerías, contratadas a la empresa Explo Querétaro, se encontraron errores debido a que la entidad fiscalizada realizó un proceso de licitación, contratación y ejecución de la obra sin presentar evidencia de la existencia del proyecto ejecutivo, incluyendo las normas y especificaciones de construcción aplicables.

También se mostró un mal manejo administrativo en los contratos del deportivo Querétaro 2000, ya que la ESFE encontró dos oficios de aprobación de contrato con la empresa Grupo Qropolis con montos diferentes, pero con el mismo número de oficio y la misma fecha: uno por 3 millones 684 mil 832 pesos, y otro por 3 millones 877 mil 77.

Lo mismo sucedió con la empresa Explo, quien además no presentó un cierre administrativo a tiempo, sin que se le sancionara como señala la ley.

La Entidad Superior de Fiscalización del Estado también aseguró que hubo una incorrecta supervisión y control de la obra en el deportivo Querétaro 2000, ya que el contrato con la empresa Grupo Qropolis, se aceptó, autorizó y se pagó la instalación del pasto sintético en una superficie que presenta deficiencias en su nivelación en las terracerías.

Igualmente, a la empresa Explo Querétaro se le pagaron trabajos que presentan deficiencias relacionadas con la nivelación, errores en la tubería para desalojo de agua de la cancha y fisuras en el piso de concreto.

De la misma manera la empresa Área Segura entregó las gradas con irregularidades, ya que la pintura posterior se está desprendiendo, falta fijación y soporte a los barandales y existen desniveles en varios escalones.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba