Información

Amazcala, la inundación que pudo evitarse

No es la primera vez que ocurre algo como esto. Hay que recordar que hace ocho años la comunidad sufrió uno de los sucesos más devastadores de la última década.

El Marqués, Qro.– Ya se anticipaba la inundación de la madrugada del 28 de junio en Amazcala. Con una semana de antelación se podían ver en las calles de la comunidad costales de arena que resguardaban las entradas de las casas, algunos montones eran tan grandes que parecían barricadas.

Protección Civil advertía del posible desbordamiento de la Presa del Carmen, Presa de Rayas o del bordo de Santa María Begoña. No es la primera vez que ocurre algo como esto. Hay que recordar que hace ocho años la comunidad sufrió uno de los sucesos más devastadores de la última década.

Tras la inundación de 2010, el presidente municipal de aquel entonces, Martín Rubén Galicia Medina, se comprometió con la remodelación del río para evitar una nueva hecatombe, sin embargo, la construcción quedó a medias y ahora se vuelve a repetir la historia.

El agua se desborda por las alcantarillas e invade las calles. Los habitantes de la comunidad se han organizado de manera que cada colonia rellena costales de arena para proteger sus casas. Señores de la tercera edad son evacuados de sus hogares encima de tinas. Los niños son felices porque no tuvieron clases y se meten a los charcos de la calle que los cubren a la mitad sus cuerpos.

Protección Civil y la policía municipal se han desplegado en ayuda. Los primeros llevan a cabo un registro de los daños. Los segundos ayudan con los costales de arena, sólo que para algunas familias aledañas del río el auxilio llegó demasiado tarde. Hay quienes reportan muebles, colchones y sillones arruinados, así como aparatos electrónicos. Otros perdieron sus tanques de gas que se los llevó el río. Las fachadas de las casas han quedado arruinadas.

Hace ocho años se podía ver en algunos rostros de los habitantes la desesperación por perder parte de su patrimonio. Hoy hay resignación en las caras de los afectados, pues aseguran que si la remodelación del río se hubiera terminado, nada de esto hubiera ocurrido.

La noche el 28 de junio

Tras un par de semanas de intensas lluvias se desborda el río en El Marqués afectando decenas de viviendas en la comunidad de Amazcala. Hay hogares donde se reporta entrada de agua de casi un metro de altura.

Los afectados afirman que desde la noche del 27 de junio comenzó a llover fuertemente alrededor de las 22:00 horas; para la madrugada, el río ya se había desbordado e invadía las construcciones y calles cercanas a su cauce.

El Centro de Salud de la comunidad quedó inhabilitado al inundarse sus alrededores. También la iglesia se vio afectada. La escuela primaria y secundaria suspendieron labores. El patio de juegos del jardín de niños se inundó; anteriormente este sitio fue un ojo de agua.

Para el desbordamiento también contribuyó la liberación de agua de la Presa del Carmen que se encuentra a su máxima capacidad, lo que ayudó a que el Campus de la UAQ en Amazcala también se viera afectado, igualmente otras comunidades como La Griega, Atongo y Santa Cruz han sufrido severas inundaciones.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba