Información

Apuesta FCPS por cultura vial y cívica

Por: Hebert González Campos

Ante la falta de cultural vial y cívica que se ha vivido al interior de la Universidad Autónoma de Querétaro por no respetar los lugares para personas con discapacidad, la comunidad de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS) emprendió una serie de acciones para hacer que estos espacios se respeten.

Marcela Ávila Eggleton, secretaria académica de dicha, informó que estas acciones son en tres etapas: la primera los llevó a darse cuenta que la infraestructura no es la adecuada para la plena movilidad de personas con discapacidad, en la segunda etapa se dieron cuenta que no hay conciencia dentro de la comunidad universitaria para respetar los lugares reservados y la tercera tiene que ver con personas que “se inventan” lugares de estacionamiento.

Ávila Eggleton no cree que la falta de espacios de estacionamiento por las remodelaciones en el Centro Universitario sea un justificante para que las personas invadan espacios que no son lugar de estacionamiento.

Las redes sociales funcionaron como medio de denuncia, esta vez, mostraron las estrategias que se realizan al ver un automóvil que está estacionado en un lugar restringido: se pega en el parabrisas del automotor un oficio en el cual se informa que el lugar que se ocupa es reservado y se le pide a la persona retirarse si no sufre de alguna discapacidad y de hacer caso omiso, se tomarán otras medidas.

Este material se reproduce en redes sociales para exhibir a las personas infractoras y además, para constatar que las acciones son totalmente pacíficas. “Estamos intentando que las personas que peguen las etiquetas no vayan solas, que vayan cuando menos dos personas: que una persona esté filmando para dar fe de que no se  dañó el  vehículo; estamos conscientes de que habrá algunos que nos insulten y nos agredan, pero creo que hay que hacer ese trabajo”.

El primer oficio que se pegó y se subió a redes sociales, en una hora se compartió más de 70 veces, y gracias a esto, otras facultades ya lo empiezan a implementar en sus alrededores. Cabe destacar que este es un proyecto ajeno a la dirección de la  Facultad, pues es impulsado por alumnos y profesores indignados con la problemática.

Finalmente, Marcela Ávila mencionó que es necesario hacer conciencia cívica y vial entre la comunidad universitaria: “Es una acción pequeñita, pero que tiene la capacidad de hacerse más grande, porque recordemos que la universidad es un microcosmos de la ciudad y lo único que estamos viendo, es una muestra de lo que pasa en todas partes”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba