Información

Buscan prevenir posible quiebra de la UAQ

Por: David A. Jiménez

PARA DESTACAR: Luis Fernández también indicó que difícilmente se podrá dar un aumento salarial mayor al 2 por ciento a los sindicatos universitarios, pues cada punto de aumento salarial vale 17 millones de pesos. “En este panorama es difícil superarlo, porque los subsidios no alcanzan para la nómina… tampoco es justo, sobre todo si hay más dinero”.

Al no haber nada recortable, deben aprovecharse todos los recursos, dicen directores

De no atenderse la situación presupuestal para la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), esta podría tornarse “apocalíptica” para misma, indicaron directores integrantes de la Comisión de Presupuesto en el Consejo Universitario. Los académicos rechazaron el corte que se pretende hacer a la educación pública cuando el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) contempla 1.54 por ciento más recurso respecto al ejercicio de este 2016.

Ya no hay nada recortable: Fernández

Luis Alberto Fernández García, director de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPS), indicó que la UAQ no tiene ya nada recortable: “Tendría que plantearse la Universidad decrecer en su matrícula. Para que decrezca en su nómina tiene que quitar grupos, disponer de menos profesores de honorarios, luego de menos profesores de tiempo libre”.

Aunado a lo anterior, la falta de recursos imposibilitaría crecer en los campus del estado de Querétaro, así como dar mantenimiento al equipo que se encuentra en los mismos. A pesar del recorte de 100 millones de pesos sufrido este año, Fernández indicó que la Universidad podrá solventar todos sus compromisos de nómina de aquí a diciembre.

Luis Fernández también indicó que difícilmente se podrá dar un aumento salarial mayor al 2 por ciento a los sindicatos universitarios, pues cada punto de aumento salarial vale 17 millones de pesos. “Hasta donde recuerdo siempre se ha dado un aumento superior a la inflación, en este panorama es difícil superarlo, porque los subsidios no alcanzan para la nómina… tampoco es justo, sobre todo si hay más dinero”.

Finalmente, en la opinión de Fernández, el gobierno debería plantearse “pedir un respiro” o renegociación en la deuda externa, además de revalorar este recorte a la educación: “Hay países muy capitalistas que no toman este tipo de decisiones porque saben que formar profesionistas es redituable a la sociedad. Si quiere que seamos un país que no sabemos más que comprar, ese sería el camino”.

 

Aprovechar hasta el último espacio: Castañeda

Por su parte, Arturo Castañeda Olalde, director de la Facultad de Contaduría y Administración, consideró que la clave se encuentra en aprovechar los recursos actuales de la UAQ, además de procurar la autosustentabilidad financiera: “ser un poco más flexibles con los parámetros –de ingreso- que se piden; si tenemos 50 butacas, que estén llenas todas. Dado que es una Institución de educación pública, se debe aprovechar hasta el último espacio”.

Castañeda Olalde consideró que el trabajo entre todas las universidades del país podría hacer la diferencia a la hora de la asignación presupuestal: “necesitamos que se redireccione el presupuesto y lo primero que debe buscarse es esa unidad con nuestros iguales, porque insultar, y hacer marchas aquí y allá se puede; en realidad eso solo nos va restando valor”.

Sobre el aumento del 15 por ciento que anunció el gobernador Francisco Domínguez en mayo, el director de Contaduría consideró que este tampoco “puede darnos todo como lo pedimos”, tras referirle que solo el 4.6 por ciento fue para gasto corriente. A pesar de esto, Arturo Castañeda vio como un logro el aumento que estuvo sobre la inflación.

 

No al decrecimiento: Núñez

Si bien, la propuesta de decrecer la matrícula estudiantil provino de autoridades políticas, la directora de la Facultad de Lenguas y Letras, Verónica Núñez Perrusquía aseveró que no lo permitirán, puesto que implicaría cambios radicales en programas educativos, grupos, etc.

Es la prevención por lo que apostó la directora: “Lo que queremos es prevenir para que no nos pase como la Universidad Autónoma de Zacatecas. Queremos que la gente esté bien informada, que llegue a todas las áreas y buscar esa negociación. Lo más importante es la prevención, queremos que los responsables del presupuesto lean y revisen los números”.

Se mostró confiada en los Sindicatos comprenderán la situación de la Universidad y el próximo año sabrán qué se puede negociar y obtener, a la par dijo, hay que recordarle al gobierno del estado que “la educación es la mejor herramienta que tenemos para seguir creciendo y aportar cosas positivas”.

 

UAQ es el corazón de la sociedad: STEUAQ

En un comunicado emitido por el Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad Autónoma de Querétaro (STEUAQ), el Comité Ejecutivo externó su preocupación por la posible privatización de la institución, misma que ha de ser una Universidad gratuita y para el pueblo: “No es un negocio particular ni un estanquillo político, es el corazón de la sociedad, no se le puede tratar como una empresa”.

Además, continúa el comunicado, la Universidad debe garantizar el respeto a los derechos de todos los trabajadores (docentes y administrativos) en activo y jubilados para que “se entienda de una vez por todas que no es precarizando las condiciones de los trabajadores ni aplicando medidas criminales a los jubilados” como se puede sostener el buen funcionamiento de la UAQ.

 

Acciones conjuntas y contundentes: SUPAUAQ

José Luis Álvarez Hidalgo, secretario de Prensa y Propaganda del Sindicato Único de Personal Académico (SUPAUAQ), indicó que el principal objetivo es defender los derechos laborales junto a la exigencia por un presupuesto justo, por lo que más que ceder, presionarán más al Rector Gilberto Herrera Ruiz: “Tenemos que redoblar esfuerzos para que el patrón tenga que negociar con el gobierno estatal y federal un mayor incremento para un incremento salarial digno; somos conscientes de la dificultad de la educación pública”.

Agregó que la exigencia no debe hacerse hacia el SUPAUAQ como gremio, sino con miras a la Universidad pública nacional, por eso la importancia de sumarse a las luchas de las instituciones de educación superior: “no podemos cerrar los ojos al resto de la realidad, seríamos miopes y atenderíamos solo nuestros intereses gremiales”.

Para Álvarez Hidalgo, este movimiento es el principio de una lucha mayor: “tiene que crecer, de lo contrario, estaremos esperando el 15 de noviembre la aprobación del presupuesto y contemplaremos desde la inacción un suceso injusto y arbitrario. Tenemos que encontrar la forma de oponernos y que la acción sea contundente”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba