Información

Centenario deja pérdidas para comerciantes del Centro Histórico

Denuncian además que jamás los toman en cuenta o les dan información al respecto

Marissa Sánchez

PARA DESTACAR: La mayoría de los comerciantes dijeron que ante la falta de información escucharon varias versiones, desde la cancelación de la visita del presidente Enrique Peña Nieto, hasta el rumor de que no podrían abrir sus negocios sin que antes concluyera la celebración.

Comerciantes del Centro Histórico expresaron su molestia por los cierres viales realizados para el evento de conmemoración del Centenario de la Constitución de 1917, en el Teatro de la República, ya que se impidió el paso de los clientes por varias horas, lo que implicó pérdidas económicas para sus negocios.

De acuerdo con la información oficial, el operativo vial y de seguridad inició el sábado a las cuatro de la tarde y culminó el domingo a las quince horas. Las principales calles cerradas fueron avenida Universidad, desde Bernardo Quintana hasta la calle de Estío, así como un cuadro creado entre las calles de Zaragoza, Ezequiel Montes, Universidad y Río de la Loza.

La restricción para el acceso vehicular abarcó zonas turísticas como el jardín Guerrero, la Plaza de Armas, el jardín Zenea y la plaza de la Constitución, así como los corredores comerciales de las calles de Corregidora y Juárez. De acuerdo con los comerciantes entrevistados, esta situación los afectó, ya que alejó a sus clientes.

Ingrid, dueña de un local de accesorios y ropa para dama, mencionó que durante todo el tiempo que permanecieron cerradas las calles, hasta las dos o tres de la tarde del domingo 5 de Febrero, le dejará una pérdida entre los mil 200 y los mil 500 pesos.

Por su parte, los trabajadores de una dulcería ubicada frente al Teatro de la Republica, dijeron que aunque las personas que asisten a estos eventos consumen sus productos, no se generan las mismas ganancias que un día cualquiera.

Además, cinco de los entrevistados señalaron que las autoridades no les otorgaron ningún aviso sobre los cierres viales y aseguraron que nunca se les notifica ni se les pide su opinión sobre este tipo de operativos. Solamente una persona dijo que recibió la atención adecuada.

También la mayoría de los comerciantes dijeron que ante la falta de información escucharon varias versiones, desde la cancelación de la visita del presidente Enrique Peña Nieto, hasta el rumor de que no podrían abrir sus negocios sin que antes concluyera la celebración.

En el mismo sentido, todos los comerciantes entrevistados coincidieron en que el cierre de las calles no es benéfico, ya que se les restringe el acceso a todos, con la finalidad de tener el control de las manifestaciones y los que desean pasar son interrogados y revisados por las autoridades.

Al respecto, el comerciante Enrique Blancas, lamentó el hecho de que ante las manifestaciones, provocadas por la poca popularidad del presidente Enrique Peña Nieto, los negocios deban cerrar su local, con lo que pierden uno de los mejores días de ventas en la semana, como es el domingo.

De la misma forma, el dueño de un local de ropa tradicional consideró que el cierre en domingo de calles como Corregidora, en la que hay decenas de tiendas de ropa y otros artículos, genera pérdidas que no habían tenido desde hace mucho tiempo, ya que casi no hay turismo y la gente que llega no consume, lo que ha provocado que la ventas caigan a solamente el 20 por ciento de lo programado.

Atentan a la libertad de tránsito, dicen en redes

Días antes del evento del 5 de febrero, el Gobierno del Estado de Querétaro promocionaron en su página de Facebook los cierres viales a realizarse dicho día. El común denominador de los usuarios fue la molestia por la llegada del Ejecutivo federal, cuestionamientos hacia por qué celebrar a la Carta Magna, así como la violación a la libertad de tránsito, una garantía constitucional.

En este punto, a decir de los inconformes, los cierres viales les impedirían llegar a sus lugares de trabajo o en otros casos domicilios particulares. Las respuestas del Gobierno estatal pedían comprensión y en otros casos recordaban que “la seguridad en las inmediaciones del Teatro de la República está a cargo de la Guardia Presidencial”.

El libre tránsito está garantizado en el artículo 11 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al señalar que toda movilidad por el territorio nacional se hará “sin necesidad de carta de seguridad, pasaporte, salvoconducto u otros requisitos semejantes”. Acto seguido aclara que este derecho está sujeto a la autoridad judicial y a “las limitaciones que impongan las leyes sobre emigración, inmigración y salubridad general de la República, o sobre extranjeros”.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba