Información

Comerciantes detienen obra en Ezequiel Montes

Brandon De la Vega Contreras

PARA DESTACAR: Arturo Rueda aseguró que su movimiento no bloqueó los trabajos y finalmente el arquitecto encargado de la obra decidió retirarse por cuenta propia. Además, no mostró el permiso o licencia del INAH para echar a andar la obra en Ezequiel Montes.

Comerciantes de la avenida Ezequiel Montes, en el Centro Histórico de la capital, expresaron su rechazo a las obras de remodelación se ejecutan en la zona, al señalar que sufrirán severas afectaciones económicas, debido al cierre del paso para clientes y proveedores.

En entrevista para el noticiario Presencia Universitaria, Araceli Jiménez y Arturo Rueda, quienes son comerciantes del lugar recordaron que se planea construir ciclovías, reducir carriles de tránsito e implementar parquímetros, obras que no les parecen adecuadas.

Además, se rehúsan a los trabajos, al recordar las obras realizadas en las avenidas Hidalgo y Universidad, que dañaron fuertemente a los comerciantes: “la gente no quiere entrar al negocio, ya que no hay donde estacionarse y además hay tierra”, sentenció Araceli Jiménez.

Una de las acciones tomadas por los inconformes fue aparecer en cuanto llegaron las cuadrillas de mantenimiento y retrasaron los trabajos. El hecho fue inmediatamente reprobado por las autoridades municipales, mismas que les recordaron que dicha acción podía configurar un delito que alcanzaba hasta los seis años de cárcel.

Sin embargo, Arturo Rueda, aseguró que su movimiento no bloqueó los trabajos y finalmente el arquitecto encargado de la obra decidió retirarse por cuenta propia: “A las 6 de la tarde llegaron las máquinas en la lateral de Santa Rosa, no impedimos, sólo solicitamos al constructor, que solo era uno, que nos mostrara la licencia del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); la licencia al día de hoy no se encuentra dada”.

Rueda y Jiménez también participan en el movimiento en contra de la instalación de parquímetros en el Centro Histórico, hecho por el que ya han sido descalificados en varias ocasiones por las autoridades municipales, quienes consideran que existen intereses políticos detrás de sus protestas y no cuentan con una representación real ante los ciudadanos.

En respuesta, los inconformes aseveraron que tienen el apoyo de muchos comerciantes de la zona y constantemente se reúnen con ellos para tomar decisiones en conjunto. “Algunos buscan otro lugar para mover su comercio, pero no tenemos por qué hacerlo, somos habitantes de Querétaro, hemos trabajado por años en esa zona, para que de la noche a la mañana nos quiten el sustento”, apuntó Araceli Jiménez.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba