Información

Complicado el financiamiento a la investigación sin fideicomisos

Por ese motivo, se apuesta a la “transferencia de conocimiento científico y social a través de empresas” medida que no se puede instaurarse de la noche a la mañana.

La desaparición de 109 fideicomisos significa el fin de 23 convocatorias del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) que afectan convenios con gobiernos estatales, internacionales e incluso con iniciativa privada, indicó la directora de Investigación y Posgrado de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Guadalupe Flavia Loarca Piña.

Cabe recordar que —por la iniciativa del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador— la mayoría de Morena en las cámaras del Congreso de la Unión avaló la desaparición de 109 fideicomisos para dotar de recursos al gobierno federal ante la pandemia por COVID-19. Durante la discusión, el Ejecutivo federal evidenció varios casos de malos manejos de dichos recursos y prometió entregar el apoyo sin intermediarios, hecho que hasta hoy no hay claridad sobre su cumplimiento.

Algunas de las convocatorias quedarán dentro del gasto corriente de Conacyt, como es el caso de la convocatoria de “Ciencia y Frontera”; sin embargo, dicho proceso ha presentado un retraso de casi un año en la publicación de resultados de los ganadores de los concursos. “En realidad hay poco dinero para ganar recurso a través de las convocatorias; es como pegarle a la lotería”, explicó Loarca Piña. En entrevista con este semanario, manifestó que todos los investigadores han hecho un gran esfuerzo; no obstante, no tienen certeza del recurso.

Los investigadores y la Rectoría de la UAQ son conscientes de que la situación incita a buscar otras alternativas para la obtención de recurso, por lo que se apuesta a la “transferencia de conocimiento científico y social a través de empresas” medida que no se puede instaurarse de la noche a la mañana, puesto que implica un gran esfuerzo, acotó la directora de Investigación y Posgrado.

“Dar el enfoque social a lo que realizamos y venderlo es algo que cuesta trabajo, sobre todo desde el área de las ciencias exactas. La situación se torna aún más complicada cuando se trata de vender a empresas transnacionales, debido a que tienen sus propios departamentos de desarrollo de nuevos productos, poco se puede hacer en dicha área”, precisó.

“Las nuevas reglas orillan a que sea imposible la realización de proyectos de investigación, de 6 mil solicitudes que se envían a una convocatoria se aprueban a lo mucho 200, con el apoyo tan mermado el desarrollo científico y tecnológico se ve sumamente mermado”, finalizó respecto al panorama de la investigación para 2021.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba