Información

Comunidad LGBT, desprotegida en Querétaro

En el marco de las jornadas y marchas contra la homofobia, el activista Guillermo Hernández recordó que aún faltan acciones en pro de las personas no heterosexuales

Por: Aurora Vizcaíno Ruiz

Aunque tras nueve años de lucha contra la discriminación sexual hemos logrado que la sociedad hable no sólo de los homosexuales, sino de las lesbianas, los bisexuales, los transexuales y los hombres transgénero, todavía “seguimos sin tener leyes de protección” y carecemos de políticas públicas “claras” en el estado, consideró Guillermo Hernández, integrante del comité contra la homolesbobitransfobia en Querétaro.

Entrevistado previamente a la Jornada contra la Homolesbobitransfobia en Querétaro, que será realizada el sábado 17 de mayo en el Centro Histórico, el también integrante de Católicas por el Derecho a Decidir puntualizó que año con año asisten más personas heterosexuales a la jornadas y marchas contra la homofobia, y que ahora esperan superar los mil 500 participantes.

“Cada vez van más, y no solamente personas no heterosexuales. Eso es lo más importante: hemos logrado un espacio de sensibilización social y somos un evento en en el que transitan -a lo largo del día- más de mil 500 personas: heterosexuales, no heterosexuales, niños, adultos, de la tercera edad. Eso nos hace tener un impacto y ver que realmente la sociedad está repensándose.

“Si bien es difícil lograrlo por todos los recursos morales que existen, por lo menos se está dando (una apertura por parte de la gente); escuchan lo que se tiene que decir respecto a la erradicación de la discriminación”.

Sin embargo, el activista advirtió que en Querétaro continúa la falta de políticas públicas “claras” para el combate a esta problemática; y que, en cuanto a aspectos legales, los homosexuales, las lesbianas y transgénero siguen sintiéndose ‘desprotegidos’.

“Seguimos sin tener leyes de protección, sin políticas públicas claras para el combate a la homolesbobitransfobia. Me parece que (el cambio) es más bien (producto de) la visibilización que hemos hecho las organizaciones de la Sociedad Civil.

– ¿Cuáles han sido las trabas legales en la lucha contra la homolesbobitransfobia?

– No hay reconocimiento legal, para empezar. No hay una causal o mecanismos para que, si eres víctima de un ataque por discriminación, se plantee qué es esto, ¿son lesiones, son agresiones, solamente?

No existen procedimientos legales de defensa, no hay alguna institución que pueda hacer una especie de defensa y creo que también hay falta de información sobre los mecanismos contra la homofobia.

Aún se sigue trabajando, si hay un asesinato, como si fuera un crimen pasional; éstas son las cosas que se tendría que modificar.

– ¿A qué crees que se deba que los diputados les den la espalda para tratar o incluir temas de diversidad sexual?

– Me parece que es un tema complicado. Considero que en ocasiones miden la pertinencia política y a partir de ahí tienen sus decisiones. A veces te dicen sí, pero no te dicen cuándo; o te dicen que hay sensibilidad al respecto. Hay un discurso mucho más abierto, pero no te dicen qué tanto; no te dicen exactamente qué van a hacer y que hay muchas otras cosas en la agenda antes que esto.

– Para cambiar los esquemas, por ejemplo, desde la familia ¿qué podría hacer una familia heterosexual, tradicional, para  no repetir los patrones de la homofobia?

– Se necesita un trabajo de sensibilización, de reducción de estigma y de cambio de significados de lo que es vivir siendo no heterosexual. Aún existen estos prejuicios, estos estereotipos; todavía se sigue trabajando, en la cuestión religiosa, como pecado, aún se siguen llenando de ciertos contenidos, pensando en que son como cosas distintas (…)

Guillermo Hernández recordó que el asesinato de Octavio Acuña, ocurrido en junio de 2005, fue lo que los impulsó a generar las Jornadas contra la Homofobia y los esfuerzos por “sensibilizar” a la población respecto a esta problemática.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba