DestacadasInformación

DECLARACIÓN DE HECHOS

Elaboró: Yuri Aguilera

PERÍODO: DIC 2019 a DIC 2020 / LUGAR: QUERÉTARO, QRO. MÉXICO.

LUGAR1:NEPTUNO, LAS FUERTES / FECHA: DICIEMBRE 2019

Llegué a una casa de roommates el 21 de diciembre de 2019 y ahí conocí a Jorge, quien era mi compañero de habitación, no había otra habitación disponible en ese momento. Él era el titular del contrato de arrendamiento de la casa. Además era amigo de mi sobrina, por eso confié y tuve una sensación de “hogar” al llegar a dicho lugar. Era amable, conversador divertido y entretenido, me pareció agradable y encantador.

FECHA: ENERO 2020

Me comentaba que se había asociado con su hermano para poner una empresa de servicios de taxis y que éste lo había defraudado y abandonado, dejándole muchos problemas. Además dijo que no contaba con apoyo de nadie en Querétaro, pues su familia estaba en Veracruz. Él viajó a Veracruz del 10 al 20 enero, para ver a su tía, luego regresó a Querétaro. Busqué a posibles roommates para rentar las otras habitaciones de la casa. Era muy incómodo que se mostrara celoso y posesivo conmigo. Consumía alcohol y marihuana a escondidas de los que vivíamos en la casa, solo yo lo sabía al inicio, luego los demás se dieron cuenta también.

FECHA: FEBRERO 2020

Cuando yo preparaba de comer o cenar, él tenía una actitud fría hacía mí, a veces no quería acompañarme o se levantaba de la mesa, antes de que yo terminara de comer. Yo no sentía su interés genuino por mí, me volví irrelevante e invisible para él. Me lastimaba su falta de atención, de empatía y su rigidez en el acomodo de todo, hasta de separar la basura y en la limpieza de la casa.

Llegué a ver que con los otros integrantes, también tuvo diferencias o discusiones. Incluso algunos se fueron: una de ellas me dijo que había tenido una “aventura” con él y me mostró algunos mensajes que se enviaban entre ellos. También mi sobrina se fue de la casa con su pareja.

FECHA: MARZO 2020

Jorge me comentó que se iría de la casa a otro lugar, quizás a Estados Unidos, Hawái, donde había vivido por un tiempo, me dijo que lo habían deportado porque no tenía los documentos para laborar en ese país, pero que quería regresar para allá. Eliminando de esa manera, la posibilidad de tener una relación juntos, en un futuro. Tomando en cuenta sus palabras, acciones y actitudes, le dije que me iría de la casa, que era lo correcto, porque él no buscaba nada formal, que mi ex Daniel, me había buscado y quería que regresáramos.

Jorge me suplicó llorando que no me fuera de la casa. Me llevó a un lugar cerca de una laguna, donde expresó sus sentimientos por mí. Me convenció y me quedé. No quería dejarlo sólo, buscaba cuidarlo y brindarle mi apoyo incondicional. Me percaté que Jorge, a veces se desvelaba, nos contaba que en ocasiones tenía pesadillas. En las madrugas tenía atracones de comida. Pasaba mucho tiempo con su teléfono, platicando con otras personas. Incluso, una vez su teléfono cayó en mi plato de comida.

FECHA: ABRIL 2020

Jorge y yo viajamos a Veracruz por primera vez, el 08 de abril, en plan de negocios, para conocer la empresa de un proveedor de café, del proyecto que haríamos juntos. Me presentó a su tía y también conocí a sus dos hijas.

Después de visitar la fábrica, en Acayucan y de convivir con algunos de sus amigos, de regreso nos detuvo un oficial de policía porque Jorge manejaba a exceso de velocidad. Afortunadamente estábamos cerca del rancho, y después de hablar con su tía, el oficial se fue.

El 30 abril, Jorge decidió irse de la casa, sin avisarnos, eso me dolió mucho. No entendía porque se iba. Llegaron tres hombres, según de su familia y le ayudaron a sacar sus cosas pequeñas. Dejó sus muebles grandes y se fue de la casa. Su motivo: Le estaban “monitoreo y hackeando sus redes sociales y cuentas bancarias».

Aunado a eso, uno de nuestros compañeros, Saúl, tuvo problemas con un vecino por una fiesta que hubo y Jorge nos dijo a todos, que la inmobiliaria ya no nos quería en la casa.

Jorge me hizo algunas llamadas telefónicas amenazantes, en una ellas, dijo:

biensálgansealavergahoy.Nadamástevoyadelantaresto,yatengotodos

los datos, entonces por tu bien y el de los demás, sálganse hoy porque no se simañana vayan a estar ahí”.Ese día nos dijo que llegaría para platicar con todos y lo estuvimos esperando, nunca llegó. Todos desalojamos la casa, era una tarde lluviosa y las mudanzas fueron complicadas.

FECHA: MAYO 2020

En medio de la confusión, sentíamos que él, nos había defraudado. El día 02 de mayo, me envió el siguiente mensaje de texto:

“¿PorquéteacostabasconSaúl?,¿porquéhackearonmicompuychecabanmi ubicación?, en verdad que se pasaron, yo confié en ti y me hiciste cosas quenoestabanbien,¿porqué?Quieroquemedesunaexplicaciónantesdequesea más tarde, pues iré a la fiscalía a hacer la denuncia, sólo te voy a dar laúltima oportunidad para que me digas ¿porque lo hiciste? Y quiero toda laverdad”.

Regresé a mi hogar con Daniel, y días después, Jorge fue a buscarme para llevarme un chip telefónico nuevo, mismo que luego me confesó que él había quitado de mi celular, mientras yo le ayudaba a barrer y trapear para entregar la casa a la inmobiliaria. En ese momento dijo que alguien había entrado a la casa y me lo habían robado. Nos contó llorando, lo triste que se sentía por todos los problemas que tenía y me pidió ayudarle a recuperar sus muebles, ya que las chicas estaban muy molestas y se los habían llevado a cuenta del depósito de su renta. Agendé por internet, cita en la fiscalía, pusimos una denuncia por robo de sus muebles. Nuevamente me convenció para no dejarlo solo, fuimos a mi casa, empaqué unas cosas y me salí, incluso me llevó al trabajo de Daniel para que yo le entregara las llaves.

LUGAR2:PUERTAS DEL SOL / FECHA: JUNIO 2020

Cuando entregamos la casa a la inmobiliaria, pedí a mi mamá que le prestará una casa, para que Jorge estuviera unos días en lo que recuperaba sus muebles. Él continuaba fumando marihuana.

Cuando le entregó la casa a mi mamá, estaba la llave de la regadera abierta y se hizo un gran encharcamiento en el baño. Cuando le comenté, dijo que desconocía lo que había ocurrido.

El 21 de junio falleció mi abuelo materno y mi única figura paterna. Jorge no quiso acompañarme. Después del funeral y ya en la madrugada, Jorge me llamó por teléfono cuando yo estaba profundamente triste y sólo me dijo: “¿Porque mebloqueaste de facebook y de instagram? ¡que poca madre!”.También me pidió que le mandara foto de los boletos de viaje de regreso de Guanajuato a Queretaro, de mi mamá y del mío.

LUGAR3:QUINTAS DE LA HACIENDA / FECHA: JULIO 2020

Me metí a trabajar nuevamente. El 16 de julio me envió un mensaje de WhatsApp diciendo: “hola, ¿numero nuevo?, que interesante, te pasas, ¿ya ves cómo memientes?, que poca, ¿ahora qué vas a inventar?”.Ese número nuevo era del chip telefónico que él me había llevado anteriormente a mi casa. Le dije: “Cualquierpersona que escuche tus mensajes, saldría corriendo. Se alejaría de ti para siempre.Eres sumamente celoso y haces cosas muy toxicas”. Él me marcaba de diferentes números telefónicos.

El 18 de julio me llegó un mensaje extraño y cuando lo abrí decía que él había creado un grupo de WhatsApp al que llamó: “6 meses más Yuri placer”. El 20 de julio, tuve un problema con mi compañera de trabajo, ya que una vez realicé una llamada de su teléfono y luego él le marcaba a ella, incluso en las madrugadas. Ella se molestó mucho y me dijo que lo denunciaría por acoso.

Mi mamá me corrió de su casa, entre otras cosas, porque no quería ver a Jorge a su llegada, eso fue muy doloroso para mí y busqué un lugar donde vivir.

FECHA: AGOSTO 2020

En las llamadas que me hacía era sumamente controlador: quería saber mi ubicación, hacer vídeo llamadas y que le enviara fotos de lo que hacía o de dónde estaba. Era casi imposible lograr localizarlo en su celular, se desaparecía por días y no me decía cuando regresaría. El día 06 agosto me pidió que le mandara mi ubicación, y que no había podido contactarme, porque lo habían llevado al puerto.

El día 13 de agosto, Jorge llegó de Veracruz con el proyecto del proveedor que habíamos visitado en abril. Por primera vez me propuso tener una relación formal. Todo debía ser perfecto, pero la realidad era otra.

Él era hermético con la información de la empresa, al grado de paranoico y a pesar de que ya habíamos ido a hablar directamente con el dueño, y nos brindó todo su apoyo, Jorge no confiaba en mí, se molestaba cuando yo quería saber algún dato para darle el seguimiento a los procesos básicos de compra-venta.

También aseguró que tenía «gente» que me había visto con Daniel y que tenía las pruebas, cuando en ese tiempo no volví a verlo.   Adicional a eso, también me exigió que eliminara mis redes sociales, argumentando que él quería vivir en un «mundo real».

LUGAR4:RESIDENCIAL LA LUZ / FECHA: AGOSTO 2020

Llegamos a este lugar, era solo por algunos días. Nos salimos de la casa donde yo estaba viviendo porque él no quería que estuviéramos con esas personas, en ese lugar. Ofreciendo los productos que vendíamos, conocimos a un señor artesano en Apaseo el Grande, Guanajuato, quien al contarle nuestra complicada situación, de manera amable, nos ofreció un lugar donde quedarnos a dormir, alimentos y trabajo, temporalmente.

Volvimos a Querétaro, a rentar la misma casa. Pagué gastos de hospedaje y comida del 13 al 24 de agosto. Las discusiones con Jorge, empezaban de la nada, por cosas sin sentido. Un día antes de mi cumpleaños, se fue de la casa, la renta vencía ese día, me quedé sin hogar, sin trabajo y sin dinero. Busqué ayuda y hospedaje con un amigo de hace años.

El día de mi cumpleaños en la mañana, estuvimos juntos Jorge y yo, luego por la tarde me dejó sola, llorando, aceleró el automóvil y por poco, me atropella los pies, luego se desapareció.

Motivo: Porque según él, yo lo había engañado y me había “acostado” con el señor artesano, dijo que le había mostrado fotos comprometedoras mías.

Esa misma noche, me hizo algunas llamadas telefónicas, me sentía muy triste y estaba llorando, en una de ellas me dijo, refiriéndose a mi teléfono:

“Lo vamos a usar para trabajar, ¿me estás escuchando?, y a la única personaque le vas a hablar es a tu hermana,¿me estas escuchando? porque no quieroque otra vez se haga un desmadre, si yo veo que ese puto celular está sonandocomo hoy, te voy a pedir que te vayas y que jamás me vuelvas a hablar, ¿teestá quedando claro? No es una amenaza, se trata de empatía, se trata deempezar un mundo real, una vida real, de verdad, sin mentiras, una vida delealtad, como dice la revista honestidad y lealtad. Si tú puedes hacer eso vas aser bienvenida, pero si tú no puedes, te voy a pedir que agarres tu camino,porque mira nena,tanto a ti te está costando lágrimas, te está costandoesfuerzo igual a mí, desde la otra vez te pedí algo y se si hablo en japonés,chino o alemán que no me entiendes. Bueno, mira nena, no gusta hablarte asípero no entiendes de otra manera. Así como me pediste un ultimátum, yotambiénteloestoyponiendo,peroporelbeneficiodelosdos¿Escuchaste?

¿Escuchaste? Por favor Limpia tu computadora, no quiero ningún virus, niquierounmensajeenmiteléfono.

Al día siguiente, fue a buscarme a casa de mi hermana, como si nada hubiera pasado, para celebrar su cumpleaños.

LUGAR5:TEJEDA / FECHA: SEPTIMBRE 2020

Llegamos a una casa de roommates. Jorge pagó la renta de ahí. Continuamos realizando actividades del proyecto de Baulandia: compras de insumos, decoraciones, diseños con otros materiales, etc. También diseñé un logo y el 12 de septiembre, abrí una página de Facebook de ese proyecto, para tener la tienda en línea, tomaba fotografías para subirlas como contenido. La renta de la casa venció y estuvimos una semana durmiendo en el automóvil de Jorge. Incluso en ocasiones nos llegamos a bañar en baños de las gasolineras. La situación era complicada y regresamos con el artesano por unos días. El 17 de septiembre fuimos otra vez, de ida nos infraccionaron por exceso de velocidad, ocurrió lo mismo de regreso, incluso nos quitaron la placa delantera del automóvil. Yo agendaba pedidos y hacíamos entregas a domicilio. Él se molestaba porque no le gustaba la aplicación que yo usaba como buscador de las direcciones, para hacer las entregas de nuestros productos.

El 29 de septiembre nos despedimos del artesano, porque según Jorge, el señor nos quería hacer daño, me comentó que este, lo quería matar para secuestrarme a mí. Sin embargo, al artesano sólo le dijo que nos iríamos a visitar a su tía ya que ella estaba enferma. Cuando salimos del lugar, en el camino me dijo: «Cállate laputa boca», «no me importa que no hayas desayunado», «bájate de mi auto»,«seme gastala gasolinaporandardando tantasvueltas».

FECHA: OCTUBRE 2020

El día 10 de octubre, nos vimos en la alameda para platicar y aclarar los malos entendidos. Él estaba furioso y me dejó llorando en ese lugar. No teníamos dónde vivir y a veces ni para comer. El trataba de conseguir dinero prestado, con algunos familiares y amigos y yo también. En otra ocasión, mientras estábamos en el automóvil, me dijo: «te voy a dejar aquí en la alameda», «hija de la chingada,bájate de mi auto”.Le atribuía su enfado constante a la situación económica complicada que estamos viviendo. Me dijo que se iría. El 20 de octubre solicité un préstamo de $10,000 y me autorizaron. Acordamos que lo pagaríamos entre los dos. Luego decidió quedarse y me dijo llorando que no me quería dejar. Busqué algunas opciones para ir a vivir y encontré una casa, con ese dinero pagué la renta de una habitación en una casa de roommates, $3,000 por un mes y con el resto compramos comida. El abogado que llevaba los casos de sus demandas de sus autos, no le resolvía nada a pesar de que según, ya se le había realizado un pago. Así que opté por llevarlo a otro despacho con unas abogadas para proceder a la recuperación de sus pagarés de los choferes que no le habían pagado. Frente a ellas contó su historia y se conmovió hasta las lágrimas, yo lo tranquilicé en ese momento.

LUGAR6:LAS HADAS / FECHA: NOVIEMBRE 2020

El día 1° de noviembre, en una plaza comercial me quitó el celular y dijo que llamaría a la policía porque, según él, yo le estaba haciendo «cosas» en su contra desde mi celular. Cuando llegó la policía me dijo que levantara una carpeta de investigación por el delito de amenazas y al día siguiente acudí a la fiscalía a realizarla.

FISCAL QUE INICIA: NURY ARELI GARCIA SANTOS FECHA DE REGISTRO: 02/NOV/2020

NUC: CI/QRO/31769/2020

NIP: c4qrgLjo

Busqué ayuda profesional con la policía cibernética para llegar a las últimas consecuencias y comprender el trasfondo de todo. Ese día la Policía Estatal le pidió sacar sus pertenencias de la habitación y alejarse de mí. Eso no sucedió pues días después regresó a la casa, para no dormir en el automóvil. En una ocasión le dejé las llaves de la casa y me fui, al regresar, me faltaban algunos artículos personales y me dijo que no sabía donde habían quedado.

El 15 de noviembre se fue dos veces de la casa. Motivo: porque mandé el catálogo de productos que vendíamos, a dos personas. Le marqué a su prima y le comenté lo que había sucedido. A estas alturas él tenía siete números de teléfonos diferentes.

No me parecían normales la desconfianza y amenazas que él percibía de su entorno, con frecuencia él se sentía en peligro y buscaba pruebas para apoyar esas sospechas. Necesitaba comprender sus conductas y empecé a investigar sobre Trastornos de la personalidad y psicopatía encubierta.

LUGAR: VILLAS DEL REY / FECHA: DICIEMBRE 2020

Jorge desapareció aproximadamente dos semanas, su prima estaba preocupada por él y lo iba a reportar como desaparecido. Me mandaba mensajes de texto, de voz, me enviaba canciones, fotos y videos mostrándome sus actividades, me hacia llamadas para decirme que en enero volvería por mí, que lo perdonara, mantenía sus promesas de cambio y de formar una familia. Me dijo que estando allá, todo sería diferente y que estaríamos bien.

Algunas personas de mi círculo cercano, que sabían lo que estaba sucediendo, me decían que no me fuera con él, que no lo siguiera, que prácticamente estaba poniendo mi vida en sus manos y que me estaba arriesgando mucho. El artesano me dijo alguna vez: “Sinoterespetaentu territorio,menosensuterritorio”.

PERÍODO: ENERO – AGOSTO 2021

LUGARES: QUERÉTARO – VERACRUZ- CHIAPAS – TABASCO

LUGAR: QUERÉTARO / FECHA: ENERO 2021

Jorge regresó de Veracruz por mí el 25 de enero. Me dolió mucho dejar mi hogar y el proyecto de emprendimiento. Llegó por la madrugada a la casa donde yo estaba y me sacó por segunda vez, como ya había sucedido en mayo del año pasado.

LUGAR1: COSCOMATEPEC, VERACRUZ / FECHA: FEBRERO 2021

Llegamos el 1° de febrero a la casa de su mamá, sólo estaba habitada desde hacía algunos años, por una amiga de ella. Ese día él me exigió de manera agresiva y grosera, que colocará mi celular dentro de una bolsa de plástico, según él porque seguían monitoreando su celular y estábamos en peligro, que debía apoyarlo.

También me dijo: «yonoquierounaputayunahackerenmicasa»,«regrésatea putear a Querétaro”.Con gran desprecio en la mirada me hizo señas obscenas en la cara. Yo me sentía en peligro real. Llamé al 911 y acudió la policía. Cuando ellos llegaron, su rostro lleno de furia, cambió y fue de lo más amable con ellos.

Los policías me dijeron que acudiera al Instituto Municipal de la Mujer, e incluso frente a ellos se ofreció a llevarme para explicar lo ocurrido y se investigara el tema del monitoreo de su celular. Ahí tomaron mi declaración y quedó por escrito. Me brindaron el apoyo, pero no quise dejar mis pertenencias y regresé a la casa. En ese momento le marqué por teléfono a su prima y sólo me dijo que le dijera a la policía que había sido una equivocación y que no sucedía nada.

En otra ocasión también llamé una segunda vez y la policía volvió a acudir. Me prohibía vincular la televisión al celular, de igual modo él desconectaba los cables del estéreo de su automóvil, yo solo quería ver películas o escuchar música.Mis audífonos tenían un pequeño micrófono y eso él lo veía como una amenaza. Esas eran las principales causas de las discusiones: el hackeo, monitoreo y mi teléfono. A veces yo le comentaba lo que sucedía a la señora que vivía ahí, me sentía sóla y quería que alguien me escuchara. El día 17 de febrero me dijo que él tenía una pistola, que se iba a suicidar, que esta vez no fallaría. Según ya lo había intentado cuando se divorció de su primera esposa.

Me encargó que yo les dijera a su mamá y a sus hijas que lo perdonaran. Que ya no soportaba poner en peligro a su familia y amigos por lo del monitoreo. Estuve a su lado apoyándole y cuidándole, para que se sintiera mejor. Mientras él le contó a su familia que yo lo monitoreaba y ellos le creyeron. Mencionó que él había acudido al C4, unidad de monitoreo de Fortín, Veracruz y que le habían confirmado que estaba intervenido su celular. Para darle una solución a dicho problema, lo acompañé a una fiscalía cercana y no dijeron que ese proceso debía hacerse en Querétaro ya que el hecho había empezado en ese lugar.

En camino de regreso a la casa, le sugerí que pasara a saludar a su hermana, ya que estábamos cerca de su tienda. Me sentía emocionada por conocerla, sin embargo, ella tuvo una actitud descortés y fría conmigo. El 21 de febrero, dejé mi celular cargándose en la recamara y cuando me salí de bañar, mi celular estaba dañado del centro de carga. Estuve varios días incomunicada. Jorge dijo que no sabía lo que había sucedido al respecto. Jorge y yo íbamos a Chiapas, hicimos una parada en Cd. Isla, ya era noche para continuar el viaje. Nos quedamos algunas semanas en el hostal de uno de sus amigos. Él nos brindó hospedaje y alimentos, por lo que le estoy sumamente agradecida. Estuvimos conviviendo con otros de sus amigos, el 24 de febrero estuvimos en el cumpleaños de la esposa de otro de sus amigos.

LUGAR2y 3:CHIAPAS – TABASCO / FECHA: MARZO 2021

Llegamos a Chiapas y estuvimos con su primo. Incluso salimos en varias ocasiones con otras personas. Con ellos también consumió marihuana. Conocí el cañón del sumidero. Llegamos a otro lugar y ahí me presentó a su mamá. Yo estaba encantada de conocer a una mujer tan admirable. Estuvimos algunos días en su casa. Ella y yo hicimos un rediseño del menú de su restaurante y me regaló un reloj. Me contó sobre la familia que había adoptado a Jorge cuando era niño. Él era muy hermético con esos temas. Me prestó su teléfono, ya que el mío aún no funcionaba, le llegaron mensajes de mujeres de una plataforma global de citas en línea, me dijo que solo eran sus amigas. Le mencioné a su mamá que él tenía una pistola y que fumaba marihuana, que esa situación me preocupaba.

Ese día conocí personalmente a su prima y me explicó el porqué su tía, no me podía ver ni en pintura: supuestamente le habían contado que cuando fui por primera vez al rancho, me le había desnudado a uno de sus trabajadores y que había “acostado” con él.

Nuevamente la culpa recaía en mí, de acciones y acusaciones que yo desconocía y ya no solo venían de Jorge, sino de otras personas.

El día 8 de marzo, Jorge me llevó a un lugar en Acayucan, para la reparación de mi celular. El pagó la reparación y me hizo sentir que me estaba haciendo un favor, pues él no sabía porque se había descompuesto. Su prima nos llevó con un ingeniero en informática para que Jorge le explicará la situación de su monitoreo.

Ellos tres, conversaron afuera del auto, yo me quedé adentro. Jorge le dijo al ingeniero, que él me había dicho que se había quedado su teléfono en Acayucan, pero que en realidad lo traía él y se lo entregó para que lo revisara. Le dijo que tenía sospechas de mí. Realmente me sorprendí, se escuchaba convincente en las acusaciones falsas que hacía contra mí, sin causarle vergüenza ni reparo.

En una plaza comercial de Villa Hermosa, Tabasco, estábamos con su prima y sus hijos, Jorge se molestó sin motivo de sobre manera, me insultó y me dejó de hablar por un rato. Buscaba obtener de mí, una reacción “desmesurada” sin motivo aparente frente a los demás.

Su prima era amable conmigo, se preocupaba, trataba de que no discutiéramos. Ese día me regaló una playera y en otras ocasiones algunos pares de zapatos. En otra ocasión la acompañamos a comprar un refrigerador nuevo. Jorge fue quien lo acodó y aseguró en la camioneta donde lo trasportaríamos. Cuando íbamos de regreso a su casa, el refrigerador salió volando. Se acercó un policía y nos dijo:

¡Que extraño que el mecate no se rompió!. Afortunamente nadie salió herido. El caos era su hábitat natural.

El día 22 de marzo estábamos en casa de su prima, por la mañana sufrí violencia sexual y cuando por la madrugada, le reclamé tal abuso me dijo: «eres una hija detu chingada madre”, salió de la habitación y conversó con la hija de su prima, como si nada hubiera ocurrido.

Acomodé mis maletas y las dejé en la sala, ya me regresaría a Querétaro. Al día siguiente él se fue y se despidió por mensaje de WhatsApp.

LUGAR: VERACRUZ / FECHA: ABRIL 2021

1° de abril llegamos a la casa de su mamá en Coscomatepec, Veracruz. Hacíamos limpieza de los muebles y de toda la casa.

Busqué a posibles roommates para rentar las otras habitaciones. Él me contó que en Hawaii, le nombraban “El rey del ámbar”. Busqué información de los materiales y sus beneficios y abrí una página de facebook de ese proyecto, tomaba fotografías para subirlas como contenido y realicé mejoras de empaque y de exhibición del producto terminado.

LUGAR: VERACRUZ / FECHA: MAYO 2021

La señora Ana, que vivía en la casa, nos invitó a participar en un evento por día de las madres. Hice la inscripción del proyecto. Fue una exposición de varios vendedores dentro de un restaurante, para apoyar el comercio local. Nos dieron un reconocimiento por la participación.

En una ocasión fuimos a visitar a un profesor, colega de Jorge. El nos explicó los procesos para realizar la planeación y las actividades semanales para los alumnos. Jorge pidió a sus compañeros que le apoyaran con dichos procesos a cambio de un pago que les daría. Me comentó que siempre quiso ser “maestro aviador” y que ya había solicitado en la SEP, varios permisos internos sin goce de sueldo.

El 19 de mayo saldríamos a desayunar, quería utilizar un collar de los que habíamos diseñado, se lo pedí prestado, de pronto él se molestó, porque creyó que yo me había querido llevar la caja donde estaba la joyería.

Ese día también se vendió un terreno de su mamá. Una parte de ese dinero fue para pagar algunas deudas bancarias de Jorge. Desconfiaba tanto en mí, que resguardó todas sus cosas en una bodega bajo llave. Incluyendo todo el material de exhibición que yo había realizado para el proyecto de Aloha Joyería Artesanal y también lo del proyecto de Baulandía.

Era tanto el abuso, el desgaste emocional que yo sentía, que por primera vez me pasó por la mente, suicidarme. Le preguntaba llorando: “Jorge,¿Porquémeodias?

¿Por qué me tratas así”. Algunas veces le llamé a mi mamá llorando y le comenté que no me encontraba bien, también se lo comenté a su mamá por teléfono, le dije que ya no soportaba esa situación y me dijo:«Tú debes tener dignidad y no aguantarpendejadas, yo aguanté 25 años por no dejar a mis hijos sin padre. Vete a Querétaro,eres joven, tienes tu carrera.Ya luego queél te mandé tus cosas».El día sábado 22 de mayo, regresé a Querétaro a casa de mi mamá, creí que mi familia me apoyaría, pero no fue así. Desafortunadamente ahí también había problemas. Busqué ayuda psicológica profesional.

El proceso de recuperación mencionaba que estaba contraindicado regresar con Jorge y tampoco debía estar en casa de mi mamá con mi hermana, no supe a dónde ir.

LUGAR 1: VERACRUZ / FECHA: JUNIO 2021

Me sentía muy culpable por abandonar a Jorge, eso me llevó a tener adicción bioquímica y síndrome de abstinencia emocional. Después de dos semanas, el día 06 de junio, Jorge fue por mí a Orizaba, llegó una hora después a la terminal de autobuses y regresé a Coscomatepec, Veracruz. Quería ayudarlo y que también tomara terapia psicológica.

Me di cuenta que había roto el reconocimiento que nos habían dado el día del evento. Jorge decía que la señora Ana debía irse de la casa ya que no limpiaba y no pagaba el adeudo atrasado del servicio de internet. Le explicó a su mamá todos los motivos de porque debían irse de la casa ella y su hijo. Algunas veces me percaté del olor a marihuana y él decía que era el hijo de la señora quien fumaba.

Ya después me di cuenta que era él quien fumaba y me lo ocultaba. Jorge cambió de celular. Me dijo que él lo había comprado, luego dijo que su prima se lo había enviado por paquetería. Eso me alegró pues creí que el tema del monitoreo había quedado olvidado, sin embargo, no fue así y las discusiones seguían por cosas insignificantes y sin trascendencia.

En una ocasión se molestó de sobre manera porque tomé un poco de gelatina con la mano y no con un cubierto, me regañó, peor que si hubiera sido una niña.Un día yo estaba muy triste llorando, en la cocina, la señora Ana me dijo: «hija tienesmuchoaguante,yoyamevoymañana».Él no quería que ellos estuvieran en la casa.

Así que, para evitar más problemas, optaron por irse. Nos quedamos en la casa solamente Jorge y yo.

Cambio la chapa de la puerta principal y las de algunas recamaras también. En varias ocasiones se aislaba o se escondía en la casa.

Una vez lo encontré en el patio de abajo y vi que estaba fumando marihuana con una lata coca cola vacía. Me acerqué y le dije: “Jorge¿cómocreesquesesentiríantus hijas si te vieran ahorita? ¿O si te vieran tu mamá? ¿O tu tía? Que son mujeresimportantes para ti. Y me dijo no me gustaría que me vieran así. Continúe: “Desdequeerasadolescentefumabastabacoyluegomarihuana,imaginaeldañoque

tienen tus pulmones. ¿Cómo quieres terminar, con un tanque de oxígeno y yo al ladodeti, cuidándote?Yanotehagasdaño, amatucuerpo”.

Normalmente yo preparaba el desayuno e incluso en ocasiones se lo llevaba a la habitación. Las comidas, a veces las hacía yo y él me ayudaba a hacer las bebidas o a lavar los trastes. También me acompañaba al súper o a la plaza. Trabajábamos en equipo.

El 21 de junio, mientras veíamos unos vídeos de las vibraciones y energías en la televisión, me acusó de estar enviando mensajes a otras personas por WhatsApp. Ese día estaba tan molesto que rompió el contenedor de basura de la casa. Me decía:«medescuidotantitoymandasmensajes.Tengocapturasdepantalla,decuandoteconectas».

Al día siguiente, se enojó porque reiniciamos el módem y mi teléfono se conectó automáticamente a internet y dijo que yo le estaba haciendo algo al módem, me dijo en un mensaje de voz: «Sivasaempezardementirosa ya manipular,mejor no te llevo a ningún lado y te regresas a tu casa», «Después de llevarlelascosasa mimamá teregresasaQuerétaro».

LUGAR: VERACRUZ / FECHA: JULIO 2021

Mis esfuerzos por conseguir la armonía y la paz en la relación caían en un agujero negro y nada de lo que hacía era suficiente.

Con las situaciones de ansiedad recurrentes, yo tenía insomnio, angustia, culpa, vergüenza, hipervigilancia, depresión y pensamientos suicidas (síndrome de estréspostraumático).

El 1° de julio él se alcoholizó y me dejó sola en la casa. Era tanta mi tristeza, me sentía muerta en vida y por segunda vez me pasó por la mente, suicidarme. Muriendo de dolor emocional, tomé un vaso de vidrio, lo rompí y me hice unos cortes en las muñecas. Cuando él llegó me dijo: «Al chile mi´ja, ¿qué edad tienes?levántatedeahíyvamosadarel rol»y se fue otra vez de la casa.

Una vez a la semana yo tenía sesión terapéutica en línea, debía estar tranquila, hacer ejercicio, alimentarme bien (ya que había bajado de peso) y no ponerme en situaciones de riesgo, ya tenía trastornos alimenticios y hormonales.

En una ocasión compró alcohol y me dijo que tomara con él, vomité en el baño y en vez de auxiliarme, él fue por la pistola y me dijo: “¿Y si nos matamos los dos?”(inducción al suicidio). Eso me dejó completamente paralizada de miedo. Días después el 05 de julio mientras me bañaba, sentí un malestar y luego vomité una sustancia muy amargosa color amarillo (bilis). El 6 de julio mientras yo cocinaba y ponía música en mi celular, me dijo: «Eres una mentirosa, cínica y descarada»Solicité que nos entregaran un módem nuevo para que el internet de la casa funcionara mejor. El 9 julio Jorge tomó la primera sesión en línea, con el psicólogo. El día que le tocaba su segunda sesión estaba alcoholizado. Incluso pedí que se le hiciera un descuento en el costo de las sesiones, aún así abandonó el tratamiento.

El 12 de julio, Jorge y yo fuimos a una deportiva con un amigo de él quien nos empezó a dar entrenamiento físico. También conocí a su esposa, ambos me parecieron muy agradables.

El 14 de julio, le depositaron a Jorge de su trabajo de profesor y compramos la despensa, íbamos cada semana por comida. También terminó de pagar nuestros lentes. El 19 de julio fuimos a desayunar a Orizaba y luego a la Secretaria de Relaciones Exteriores por información para tramitar nuestros pasaportes, iríamos a trabajar a Canadá.

Los planes siempre cambiaban, nada era estable. Desde Junio yo había empacado mis cosas en cajas. Estaba aislada de mis actividades sociales, laborales y familiares. Me sentía paralizada y con una pérdida transitoria del control racional de la situación. Afortunadamente en una ocasión llegaron a la casa, el entrenador y su esposa. Ella me dio un abrazo y luego subimos a la habitación para platicar, eso me dio tranquilidad y le agradezco haberme escuchado.

El 26 de Julio fuimos a Acayucan, Veracruz, él iba a visitar a sus dos hijas, mientras me quedaría en una plaza comercial. Antes de bajarme me dijo: «Pinche vieja», tevoyadejaraquí”.

Le mencioné en varias ocasiones: “Resuelve tus problemas y no descargues tu corajee irá en mí. Yo estoy en un proceso de recuperación y sanación, no te acepto ningúntipodemaltrato.Es miderechoponerlímites”.

Por la noche nos hospedamos en un hotel pues ya era noche para viajar a Tabasco. Me dijo que lo seguían monitoreando y prácticamente no durmió solamente estaba con su celular mientras fumaba marihuana. Por la mañana no quiso desayunar y estaba muy enfadado. No quería que hablara con nadie por teléfono, ni con mi psicólogo.

LUGAR: HUIMANGUILLO, TABASCO

Luego nos fuimos a Tabasco. En el camino no quiso hablar conmigo. En la noche cuando su prima se fue del departamento que nos prestó, el no quiso hablar ni dormir en la cama, durmió en el piso, hablaba solo y tenía pesadillas.

El día 27 de julio en la mañana, se fue a correr con su prima y cuando llegó me dijo que bajara por mi maleta para acomodar mi ropa, estábamos solamente él y yo en el departamento que nos prestó su prima.

Me dijo que quería que yo me pusiera a trabajar, le dije que siempre había estado trabajando en los proyectos y que quería trabajar en una empresa, que con tantos cambios de ciudad no había conseguido algo fijo, que yo quería ser independiente económicamente. Se acercó y me dio un golpe en la cara, cerca del ojo y mi labio se inflamó. Lo que yo le llamo un golpe de gracia. Nunca había visto una mirada tan maléfica como la que vi ese día mientras yo lloraba y le preguntaba por qué lo había hecho, fue una mirada de jolgorio y satisfacción mezclada con algo diabólico Sentí que me había quebrado en mil pedazos, sentí clavos en mi inocencia. Tomó sus cosas y se fue en su automóvil.

No supe a dónde acudir para hacer la denuncia. Una amiga de su prima y supuesta trabajadora social, me dijo:«Debestenertestigosparaquetengascredibilidadynote harán caso si no llevas testigos, además no tienes marcas en la cara». Ya no hice la denuncia que debí levantar ante la autoridad correspondiente. Esa tarde lo vi y negó frente a todos que me había pegado. Me sentí violada en lo más profundo de mi alma, lejos de mi familia y amigos, sin poder pedir ayuda. Esa fue la última vez que lo vi. Me sentí en un secuestro emocional, en una relación espuria.

Me quedé a dormir en el departamento esa noche y al día siguiente su prima me compró un boleto para viajar a Puebla. Estuvo al pendiente de mí, me llevó de comer a la central y me dio dinero para comprar el boleto para llegar a Querétaro. Jorge también me depósito dinero para completar. Fue un viaje muy largo, viajé toda la madrugada.

Tenía hambre y frío. Por fin llegué a Querétaro el jueves 29 de julio. Al día siguiente retomé mi tratamiento terapéutico, otra vez presencial e intenté retomar mi vida.

Jorge me envió varios audios amenazantes, diciendo que si realmente quería estar con él, eliminara la publicación que había subido en facebook, el día que me golpeó la cara y que también retirara demanda que abrí en noviembre del año pasado. Le dije que cualquier cosa que me dijera eran evidencias para anexarlas a la carpeta de investigación en la fiscalía.

LUGAR: QUERÉTARO / FECHA: AGOSTO 2021

Me decía que no tenía dinero para enviar mis cajas a Querétaro, así que busqué apoyo con un amigo que trabaja en logística. Él envío a un operador por ellas y el jueves 19 de agosto, por fin llegaron. Aunque el aseguró que había enviado todo, no fue así. Me faltaron: una cobija, unas cortinas y una plancha de ropa.

Días después, Jorge me mandó fotos y audios de él llorando, diciendo una y otra vez que se había equivocado que se había dado cuenta de algo.

La estocada final fue la campaña de difamación en mi contra buscando desacreditarme y desprestigiarme para que nadie creyera mi historia, dañar mi reputación, despojarme de apoyo social y vengarse manipulando, tergiversando y deformando la verdad, donde derivado de ello, perdí vínculos con algunos, ya que por esos malentendidos, se alejaron de mí, incluyendo su mamá.

Al final él tuvo 11 números diferentes de teléfono, 7 cuentas de facebook y 2 cuentas de Instagram. Para mantenerme a salvo y como parte de mi recuperación después de recorrer los sótanos del infierno, debía alejarme por completo de él, inicie contacto cero el 21 de agosto, fue un auto pre-regalo de cumpleaños. Sin gaslighting, ni noches sin dormir bien, ni pesadillas, ni alergias, ni los nudos en el estómago cuando me ignoraba y el estrés de aferrarme a algo que sentía que nunca podía tener.

Se fue la sensación de «pisar cáscaras de huevos» (miedo y incertidumbre de sus reacciones), ya que por su poca tolerancia, casi nunca estaba abierto al dialogo y daba por hecho que era dueño de la razón absoluta y que los demás siempre estaban equivocados. Siempre disfrazando su crueldad con una falsa apariencia o actitud de buenas intenciones.

Mensajes de texto escritos por Jorge:

  • ¿Así será siempre tu vida? ¿Con una doble personalidad o doble vida?, ¿De verdadesoesloquequieres?Penséquequeríasunafamilia,penséquequeríastantascosasy me fui con la finta. Por eso estoy molesto porque siempre me hiciste creer algo y esotra cosa tu vida. Dices una cosa y haces otras, sólo me utilizaste. Sólo jugasteconmigoporesomesientotantristeporquenuncamequisiste,sólofuitupasatiempo. ¿Por qué no quisiste hacer una familia conmigo, porqué siempre memientes e ignoras mis mensajes?, ¿Por qué hiciste todo esto?, si no querías estarconmigo, solo me hubieras dicho que era un juego, ¿Por qué dijiste tantas cosas quesolo fueron mentira?, ¿Por qué nunca tienes tiempo para mí?, ¿Por qué hiciste todoesto?, ¿Por qué a todos mis amigos les hablabas mal de mí?, ¿Porque me engañastetodoel tiempo?, ¿Por quéjugaste conmigo?,¿Por quéme ignoras?.Aunquemecueste tanto trabajo y me sienta sólo en mi vida, te voy a olvidar porque no mequisistenunca.
  • Lo que pase conmigo es algo secundario y pasajero, soy como el viento estoy ahí,peronomepuedes verniescuchar.
  • Soloquieroquevayamosaterapiaporquenoquierohacertedaño.
  • Después de mañana, todo se olvidará y solo quedará un mal sueño. Sabes, me damucho gusto que te estén apoyando para salir adelante de esta pesadilla que te hicevivir,detodocorazón, perdónameysefeliz.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba