Información

Despilfarra Instituto de la Vivienda en “gastos de servicios personales”

Por Alfredo Rodríguez

A pesar de que se mantiene la atención mediática en las irregularidades detectadas por la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) en el municipio de Tequisquiapan, la instancia también reveló diversas inconsistencias en las cuentas públicas de otras entidades gubernamentales, como el Instituto de la Vivienda del Estado de Querétaro (IVEQ), el Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Querétaro (Conalep) y el Municipio de El Marqués.

De acuerdo con el informe presentado ante la Legislatura local, relativo al periodo del segundo semestre del 2010, estas entidades presentan problemas que van desde la falta de reglas de operación, la poca transparencia en las licitaciones de obras y un deficiente manejo administrativo y financiero.

 

La dependencia con más señalamientos es el IVEQ, el cual reunió 25 observaciones, entre ellas la carencia de liquidez financiera para cumplir sus compromisos durante el periodo auditado y registró una pérdida contable de 12 millones de pesos durante el 2010.

De acuerdo con el documento, el problema de la liquidez financiera fue causado por una deficiente planeación, ya que tan sólo ese año la dependencia erogó seis millones 610 mil pesos en “gastos de servicios personales”, mientras que sus ingresos propios fueron de seis millones 20 mil pesos.

La ESFE apunta que se mostraron inconsistencias en la aplicación del programa denominado “Ésta es tu Casa”, ya que los 55 millones de pesos otorgados por el Gobierno del Estado para ejecutar las acciones, no se encontraron registrados en la contabilidad de la dependencia.

Así mismo, el programa “Ésta es tu Casa” no se aplicó correctamente porque se ejecutó bajo la denominación de “Vivienda Contigo”, de la vertiente Soluciones Cerca de Ti, además de que se detectaron contratos por más de cuatro millones de pesos sin la licitación ni la autorización correspondiente.

La Entidad Superior de Fiscalización del Estado señaló que, además, el instituto solicitó y obtuvo un subsidio federal por un millón 978 mil pesos, correspondiente a 227 beneficiarios, sin embargo, estos expedientes no presentaron comprobante de domicilio, datos sobre el proyecto, ni el presupuesto de la obra, aun así, los recursos nunca fueron reintegrados.

La auditoría destaca también pérdidas por omisiones administrativas, entre ellas, la entidad dejó de ingresar un millón 490 mil pesos, debido a que no cuidó los tiempos de recuperación de cuentas. Igualmente la dependencia perdió 18 millones 917 mil pesos al no realizar la regularización jurídica de reservas territoriales.

En el Conalep se gastaron 965 mil pesos para “contingencias laborales”

Por su parte, el Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Querétaro, dirigido en el segundo semestre del 2010 por Jaime García Alcocer (hoy candidato a diputado federal por el PRI), acumuló 16 observaciones por parte de la ESFE, entre las que destacan erogaciones irregulares.

Entre ellas, el Conalep realizó pagos con recursos federales por dos millones 138 mil 155 pesos a personas que no se encontraba autorizadas en el Catálogo de Plazas.

Igualmente, se detectaron pagos de gratificación a docentes por cantidades distintas a las determinadas en las normas.

La ESFE dice que también hubo incumplimiento del Conalep al realizar sin autorización la compra fraccionada de vales de despensa por un importe de 848 mil pesos, de los cuales 660 mil pesos fueron tomados del Fondo de Aportaciones para la Educación Tecnológica y de Adultos (FAETA).

De ese mismo fondo, el Conalep también tomó 965 mil pesos para el pago de “contingencias laborales”, un concepto que no se encuentra considerado por la ley, así como 104 mil pesos para el pago de honorarios asimilados por conceptos y costos distintos a los que señala la normativa.

La ESFE agrega que la entidad fiscalizada tampoco contó con registro contable de ingresos en especie, recibidos por parte del Comité Administrador del Programa de Construcción de Escuelas del Estado de Querétaro, de una cantidad que ascendió a un millón 736 mil pesos.

El Conalep también es señalado por no someter a aprobación de la Junta Directiva los convenios, contratos, pedidos o acuerdos, celebrados con terceros en materia de adquisiciones, arrendamientos y prestación de servicios relacionados con bienes muebles e inmuebles.

Este hecho, explica la ESFE, provoca que los acuerdos aprobados carezcan de los elementos y requisitos de los actos administrativos, en virtud de que acudieron en calidad de suplentes temporales, sin contar con el nombramiento respectivo.

Regidores de El Marqués no comprobaron gastos superiores a 1.3 mdp

En lo que corresponde al Municipio de El Marqués, la ESFE destaca la omisión de la entidad para elaborar los manuales operativos y disposiciones administrativas necesarias y de observancia general y obligatoria en el Municipio, hecho que provocó que los regidores dejaran de comprobar gastos por más de un millón 300 mil pesos.

Igualmente, los regidores recibieron recursos por un millón 192 mil pesos registrados como “Otras prestaciones” y se les realizaron reembolsos por 242 mil 425 pesos, sin que se justificara el fin y beneficio social o económico obtenido con estos gastos.

La ESFE también detectó que el Municipio de El Marqués no justificó ni comprobó con documentos el pago de honorarios asimilables por la cantidad de tres millones 220 mil 440 pesos, así como la entrega de cien mil pesos a Carlos Martínez Villegas.

En general, las finanzas del Municipio presentan partidas sobregiradas por la cantidad de 207 millones 104 mil pesos, en recursos que fueron ejecutados, sin contar con suficiencia presupuestal.

La ESFE puntualizó que sólo en el periodo de julio a diciembre de 2010, generó un déficit por la cantidad de 33 millones de pesos, ya que no se guardó un equilibrio entre los ingresos percibidos y los egresos aplicados.

De igual manera se señala que existen diversas deficiencias en el proceso de licitación y ejecución en varias obras, además de que se encontraron gastos indirectos que no correspondían a las construcciones, como la compra de un servidor HP con un costo de casi 50 mil pesos, y la adquisición de 200 playeras con la leyenda “Agua cerca de todos”, pagados al proveedor Eduardo Roberto Loyola Juárez.

Poder Judicial pagó 700 mil pesos por un despido injustificado

Otras de las dependencias con observaciones por parte de la Entidad Superior de Fiscalización del Estado (ESFE) es el Poder Judicial, que entre otras irregularidades, realizó pagos por el concepto de “compensación por 15 millones 690 mil pesos, cantidad que no se integró para el cálculo de la retención de impuesto sobre la renta (ISR) ni para la determinación de las cuotas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)”.

También se encontró que la dependencia pagó sueldos distintos a personal que ocupaba puestos iguales, además de que pagó la cantidad de 700 mil pesos por un despido injustificado, caso sobre el que no informó al pleno del Tribunal y sobre el que no se conoció la falta que ameritó la destitución del cargo.

La ESFE agregó que se detectaron gastos de viáticos de terceras personas que no se localizaron en la plantilla de personal de la entidad fiscalizada, además se pagaron comprobantes que no cumplieron con requisitos fiscales y se realizó el pago de gastos médicos a una persona que no estaba relacionada con la dependencia.

Por su parte el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Querétaro fue señalado por la ESFE, por no haber revelado información de sus cuentas y por cobrar más de un millón 800 mil pesos.

Además, señala que la dependencia es responsable de haber entregado donativos a beneficiarios que dependen económicamente del presupuesto o cuyos principales ingresos provienen del mismo, sin que en los expedientes sujetos a revisión se integraran los convenios en los que, en su caso, se establecieran bases para el otorgamiento de los citados apoyos.

El Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Estado de Querétaro también incumplió al no contar con objetivos y metas, con base en indicadores estratégicos y de gestión, así como de impacto directo en la población beneficiada, que permitan conocer los resultados de la aplicación de los recursos públicos federales. Incluso señala, se omitió dar cumplimiento a cuatro metas programadas en siete indicadores de gestión, lo que representa un 21.88 por ciento del total de indicadores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba