Información

Fiscalía y SJR deben reparar daño a hija de Nancy Guadalupe, recomienda DDHQ

El organismo expone que, a través de las omisiones, contradicciones, negligencia y completa falta de perspectiva de género de las autoridades señaladas, permitieron que se perpetuara el feminicidio.

El feminicidio de Nancy Guadalupe, ocurrido el 20 de junio de 2019, estuvo plagado de irregularidades, omisiones e inconsistencias, por lo que la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro emitió la recomendación (239) 2/2020 contra las autoridades e instituciones que cometieron atropellos en el caso, dado que la víctima ya había manifestado preocupación por su seguridad y la de su hija, debido a la actitud amenazante de su exesposo.

La DDHQ emitió nueve puntos dentro de la recomendación, entre los que se encuentran una indemnización compensatoria a la víctima indirecta —la hija de Nancy Guadalupe—, así como tratamiento psicológico especializado, y una beca que garantice que concluya su educación universitaria.

Nancy Guadalupe fue asesinada el día 20 de junio del 2019 por su excónyuge, en el municipio de Tequisquiapan. El feminicidio consternó a la población local y de inmediato se volvió polémico, pues a través de notas de prensa se dio a conocer que la víctima había presentado varias denuncias en contra de su expareja e incluso escribió una carta al gobernador del estado de Querétaro en la que expresaba que temía por su vida.

Estas notas alertaron a la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, organismo que decidió iniciar una investigación en contra de los titulares de varias dependencias, de las cuales se sospechaba incumplimientos u omisiones que atentaran con los derechos humanos de Nancy y que contribuyeran a su asesinato.

La recomendación se dirige a los siguientes servidores públicos y las respectivas instancias que encabezan: Alejandro Echeverría Cornejo, Fiscal General del estado de Querétaro; Valeria Guerrero Ángeles, Directora General del Instituto Queretano de las Mujeres: Guillermo Vega Guerrero, presidente municipal de San Juan del Río; y a Antonio Mejía Lira, presidente Municipal de Tequisquiapan.

De igual modo, señala que Nancy Morales había mandado una carta al gobernador del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién, en la cual solicitaba apoyo de las autoridades pues temía que su exmarido estuviera planeando su feminicidio.

Tras el desarrollo de los hechos y ante la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro, sostiene que se cometió una autentica violación a los derechos humanos de la fallecida por parte de las instituciones y funcionarios ya mencionados. El organismo expone que, a través de sus omisiones, contradicciones, negligencia y completa falta de perspectiva de género permitieron que ocurriera su feminicidio.

“…se tiene acreditada la falta de diligencia por parte de las autoridades señaladas como responsables, así como la omisión de actuar con perspectiva de género para la debida atención de la ciudadana (…) el seguimiento que realizaron al caso no resultó de ninguna manera efectivo siendo más bien el cumplimiento de un formalismo el ejecutarlo” manifiesta la recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos de Querétaro.

No aseguraron el prevenir posibles afectaciones, no existieron acciones coordinadas con distintas estrategias y una intervención entre ambos institutos. Lo anterior tuvo como consecuencia que el 20 de junio de 2019 fuera privada de la vida, sin que ninguna de las autoridades señaladas le garantizara su derecho a una vida libre de violencia además de colocar a la niña como víctima indirecta de los hechos.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba