Información

Frenar uso de automóviles requiere soluciones integrales: académico

No son problemas que hayan surgido de un día para otro; es una secuencia que data desde hace 50 o 60 años, cuando se dio la primera industrialización de Querétaro.

Frenar el crecimiento exponencial de vehículos particulares en el estado no es un tema sencillo, sobre todo si se toma en cuenta que influyen factores económicos, culturales y sociales, manifestó Bernardo García Camino, miembro de la Comisión de Bioética de la Dirección y Posgrado de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

En 2017, la entidad tenía una tasa de crecimiento poblacional de 1.4 por ciento; sin embargo, el parque vehicular particular mantiene un ritmo de crecimiento de 5.7 por ciento anual desde el 2010, de acuerdo a datos de 2017 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Explicó que un diseño y servicio eficiente de transporte público es un factor importante: “El problema del crecimiento de vehículos particulares no se va a resolver si no cambiamos los diseños y eficacia del transporte público”; no obstante, esto no se ha logrado porque la política pública en este tema no es destinada al usuario, y quienes están participando en el diseño o rediseño son los concesionarios y el gobierno, señaló.

Explicó que una correcta planeación de la distribución de la ciudad disminuiría el uso de vehículos particulares, pues es a las afueras de la ciudad —donde la afluencia de transporte público colectivo es casi nulo— en donde se encuentran parte de los centros de trabajo, universidades y centros hospitalarios. “Mucho se resolvería si respetáramos la planeación: cuestionar qué estamos planeando y para qué”, manifestó el Bernardo García.

Enfatizó dos puntos a considerar para solucionar estos problemas de planeación: cómo corregir lo que ya pasó y cómo evitar lo que está pasando; porque no se trata de algo sumamente sencillo, no son problemas que hayan surgido de un día para otro: Es una secuencia que data desde hace 50 o 60 años, cuando se dio la primera industrialización de Querétaro, contextualizó.

Además, un factor importante y que es totalmente ajeno al círculo político es el estatus que da el tener un automóvil. “Para muchos ciudadanos es una cuestión de status, y lo convierten en una necesidad social. Es un aspecto cultural que también está aportando al crecimiento de vehículos particulares”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba