Información

“Fusilan” a Peña y Domínguez Cerro de las Campanas

Marcos Aguilar, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray también fueron procesados

Cristo Alejandro Recéndiz

PARA DESTACAR: Sin embargo, la piñata fue rescatada para destrozarla a jitomatazos. Los más emocionados eran los niños, quienes agarraron jitomates podridos para arrojarlos hacia la piñata, que fue hecha pedazos. En ese momento, una persona recogió la cabeza de Enrique Peña Nieto y pregunto: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”.

Considerados culpables de traición a la patria: Enrique Peña Nieto, Francisco Domínguez Servién, Marcos Aguilar Vega, Luis Videgaray, Aurelio Nuño y Miguel Ángel Osorio Chong. Su setencia: condenados al fusilamiento simbólico. Así ocurrió el 5 de febrero en el Cerro de las Campanas.

Retumban los tambores que señalan la orden de disparar. Mujeres con vestimentas características de las comunidades indígenas portan escopetas de madera. La sombra del ‘Benemérito de las Américas’ las cubre. Adelante de ellas, las figuras del gobernador de Querétaro y del presidente municipal yacen en el suelo, después de haber sido fusilados.

Antes de cada ejecución se leyeron los cargos que se imputaban a los condenados. A Francisco Domínguez se le acusó de haber votado a favor de la reforma laboral, la reforma energética y la reforma educativa cuando era senador.

Al gobernador del estado también se le señaló por enriquecimiento ilícito, pues entre el 2004 y el 2014, su rancho, «La Cruz de Mayo», creció casi seis veces, tras lo cual pasó de 17.2 hectáreas a 97.23.

También se recordó que Francisco Domínguez Servién propuso la ley que disminuye las pensiones e incrementa los años de servicio para los trabajadores gubernamentales y su rechazo a la ley que prohibía la entrada de menores de edad a las corridas de toros y que no prosperó por su oposición al tema.

El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, tampoco se salvó del fusilamiento a los pies de la estatua de Benito Juárez. La principal acusación contra el alcalde capitalino fue por la privatización del servicio de basura, aunque también se le reprochó haber acabado con el comercio popular en la Alameda y la pretensión de colocar parquímetros en el Centro Histórico.

Igualmente a Marcos Aguilar Vega se le acusó por no hacer caso a la ciudadanía, a pesar de las marchas, los escritos, las reuniones y los foros. Por último, se recordó que, al igual que Francisco Domínguez Servién, votó por la reforma energética, principal causa del ‘gasolinazo’.

En lo más alto del Cerro de las Campanas, los manifestantes, enardecidos y emocionados, gritaron maldiciones a los traidores cuando las mujeres vestidas con trajes típicos indígenas apuntaron sus armas imaginarias sobre las figuras de cartón de los políticos, mismos que cayeron entre el aplauso de los asistentes.

Los siguientes juicios fueron o contra tres miembros del gabinete de Enrique Peña Nieto: Luis Videgaray, Miguel Ángel Osorio Chong y Aurelio Nuño. El actual secretario de Relaciones Exteriores fue acusado de obtener recursos de procedencia inexplicable, fraude electoral y fiscal y responsable directo de la crisis financiera.

Por su parte, Osorio Chong fue señalado por enriquecerse de manera ilícita y por evitar que se investigara a los integrantes del 27 Batallón en el caso de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa.

En tanto, el secretario de Educación federal, Aurelio Nuño, fue señalado como responsable directo de las consecuencias de la reforma educativa, así como de los despidos a profesores.

En ese momento sólo quedó de pie la figura de Enrique Peña Nieto. Los asistentes recuperaron sus energías y los gritos sonaron con mayor fuerza y se escucharon cientos de maldiciones. Los cargos imputados a Peña Nieto fueron demasiados como para enumerarlos todos.

Entre otra cosas, se recordó que durante su gobierno aumentaron los desaparecidos, creció la pobreza, hay más asesinatos a periodistas, se implementaron las reformas estructurales, la persecución a los maestros disidentes, se dejó en el olvido al campo, el haber dejado huir al exgobernador Javier Duarte, así como la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

La asamblea se unió en un solo grito al terminar la descripción de los cargos del que fue acusado el Ejecutivo federal. «¡Fuera Peña, fuera Peña!». La gran figura cayó al suelo. Fue tanta la indignación que algunas personas se acercaron a la figura de cartón a patearla. Sin embargo, la piñata fue rescatada para destrozarla a jitomatazos.

Los más emocionados eran los niños, quienes agarraron jitomates podridos para arrojarlos hacia la piñata, que fue hecha pedazos. En ese momento, una persona recogió la cabeza de Enrique Peña Nieto y pregunto: “¿Qué hubieran hecho ustedes?”.

Basándose en el artículo 39 de la Constitución Política, que establece que toda soberanía nacional y poder público emana del pueblo y que éste tiene el derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno, se condenó en un juicio ciudadano a estos representantes.

Muerte al mal gobierno

Como acción de protesta, diversos colectivos del estado de Querétaro y de Hidalgo se dieron cita en la plaza de Santa Cecilia a las diez de la mañana para iniciar una marcha que ocupó un tramo de 5 de febrero y terminó en Cerro de las Campanas.

Entre los colectivos se encontraban quienes se oponían a los parquímetros en el Centro Histórico y los que están en contra del ‘gasolinazo’. A las 10:40 de la mañana llegó un autobús procedente de Hidalgo, específicamente, de El Valle del Mezquital, Ixmiquilpan que se opone al ‘gasolinazo’. La manifestación ya era nutrida por más de 200 personas.

Abundaban los banderines con la frase de «Fuera Peña» y las pancartas que se oponían a los parquímetros y ciclovías. Una piñata gigante de Enrique Peña Nieto encabezaba la marcha. Una de las principales consignas que gritaban era «muerte al mal gobierno» y «el pueblo unido jamás será vencido». Durante la organización del rumbo a seguir de la marcha cinco patrullas rodearon la plaza de Santa Cecilia.

En la manifestación se veían adultos, adolecentes, ancianos y niños. La solidaridad se hizo presente cuando un par de jóvenes se acercaron a los manifestantes a regalar pastel.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba