Información

Gobierno de Estado y la UAQ, el conflicto

La relación del Poder Ejecutivo del Estado con la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) ha sido tensa en diversos momentos desde la llegada de Francisco Domínguez Servién a la gubernatura en 2015. Los señalamientos de la comunidad universitaria han versado en la exigencia de un presupuesto justo y el respeto a la Autonomía de la máxima casa de estudios.

Durante los primeros años de su gobierno, Francisco Domínguez acusó al entonces Rector, Gilberto Herrera Ruiz, de ser irresponsable por llamar a la comunidad estudiantil a marchar por un presupuesto justo. “Yo creo que el Rector ya debe de ponerle calma a todo. Es irresponsable hacer esos llamados, hacer esa carta al presidente de la República. Él tiene que sentarse y hacer política y a pedir las cosas”, sentenció en 2016.

En 2017, durante el proceso de auscultación que le dio el triunfo a Teresa García Gasca, la Comisión Electoral del Consejo Universitario lanzó un comunicado donde denunció irregularidades y la intromisión de funcionarios públicos de la administración estatal “para movilizar a la comunidad universitaria en esta jornada de votación”.

Ya con García Gasca en la Rectoría, el diálogo con el gobernador se volvió a abrir; no obstante, la lucha presupuestal se mantuvo vigente. En esta ocasión, la UAQ insistió en la búsqueda de un presupuesto peso a peso —que el Gobierno del Estado iguale la aportación federal—; situación que ha sido negada por el Ejecutivo y sus secretarios.

Este año condicionó la propuesta de “peso a peso”, a sólo si la titular de la UAQ cabildeaba para conseguir mayores recursos federales para el estado. También cuando García Gasca llamó a atender la violencia de género, Domínguez respondió que “ella es Rectora” y recordó que activar una alerta en materia es competencia de la Secretaría de Gobernación.

Rechazo a Qrobús

Desde la máxima casa de estudios, Francisco Domínguez ha hallado también un férreo cuestionamiento a las acciones del transporte público colectivo, reflejadas en marchas y movimientos contra el incremento a la tarifa; más recientemente con el aumento al pasaje preferencial de 4 a 9 pesos.

El Consejo Universitario invitó al gobernador a principios de mes para tratar la cuestión del subsidio, sin embargo, envió a funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Social, el Instituto Queretano del Transporte y el secretario de Educación. Ahí, estudiantes y profesores cuestionaron el incremento de 60 por ciento en tarifa preferencial y 30 en tarifa general.

Sobre estas manifestaciones de estudiantes donde, el gobernador declaró que “[la marcha] se dijo pacífica, se dijo no política y las imágenes y los hechos dicen otra cosa”. Esto con la finalidad de desacreditar la organización estudiantil que los llevó a las calles a protestar por la calidad del servicio de Qrobús.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba