EspectáculosInformación

 La increíble vida de Walter Mitty, un filme que inspira el alma

En la historia del cine hay muchas cintas que inspiran, pero creo que ninguna como lo ha hecho este filme. Una historia que lleva el imaginario de una persona a pensar en su mundo ‘ideal’ y transportar sus deseos de aventura en una historia única y real.

“The Secret Life of Walter Mitty” o “La increíble vida de Walter Mitty” (como es su título al español), fue estrenada en el año de 2013 de la mano de Ben Stiller y obtuvo premios a mejor banda sonora y mejor fotografía. Ben Stiller, conocido por su trabajo en cintas como: Una noche en el museo, Zoolander, Madagascar (voz de Alex el león en inglés), entre muchas más.

La historia no es una trama compleja, en absoluto, lo que la hace especial es como aborda los conflictos personales a través de un elemento muy íntimo de querer hacer algo especial con la vida. En lugar de plantear un personaje irreal, hay un personaje cotidiano, alguien que va a trabajar todos los días, tiene un empleo y situaciones familiares. Para darle color a su vida, en su mente crea escenarios irreales de como le gustaría que pasaran las cosas, algo que hacemos en secreto (la gran mayoría), pero en el filme esa ficción es lo que nos hace identificarnos con el personaje desde otra perspectiva; algo más personal.

El conflicto al que se enfrenta Walter es una idea, eso es lo mejor, no hay un villano, los personajes de apoyo van desde un jefe terrible, un tipo ebrio, pescadores, burocracia, etc. Como en la vida normal; no hay un villano particular.

La trama da un giro interesante cuando la vida le presenta dos opciones a Walter: Ser despedido y no hacer nada o tomar el toro por los cuernos y adentrarse a seguir su espíritu aventurero. Visto desde la pantalla parece muy simple la respuesta, pero la verdad es que es todo lo contrario, sí nos pasara a nosotros tendríamos un momento de titubeo (tal vez), y eso mismo le sucede al personaje de una manera muy natural.

Finalmente, la cinta es una carta de amor para nuestra sed de aventura, no está diciendo que hay que echar la casa por la ventana ni mucho menos que dejemos todo atrás para emprender una vida aventurera de película, solamente que tomemos el riesgo y la oportunidad de ‘vivir’. Como diría uno de mis profesores: El mundo es de los audaces.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba