Información

Lluvias: Por encima del promedio, pero sin superar aún a las de 2003

Si bien son innegables los estragos de las lluvias, el acumulado de 569 milímetros (mm) en lo que va del año no rebasa el récord de 994.8 mm que hubo en 2003, según datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Comisión Estatal de Aguas (CEA). No obstante, las precipitaciones de este 2021 se encuentran por encima de la media histórica 1987-2018 que es de 549.6 mm según la estación de monitoreo Felipe Carrillo Puerto de la capital. Esto quiere decir que ha llovido igual que otros años, pero en menor tiempo.

Las fechas históricas con mayor lluvia son 1992, cuando el acumulado de precipitaciones llegó a 800.8, así como 2003, cuando creció hasta 994.8; el registro histórico de la estación Felipe Carrillo Puerto muestra que julio, agosto y septiembre, son en los que se han registrado más lluvias. Cabe aclarar que los datos de este 2021 corresponden a los primeros nueve meses, por lo que el promedio aún puede incrementar y superar a la media anual de otros años.

En 2003 el fenómeno de lluvias fue tan intenso que abarcó desde julio hasta octubre, además se registró el máximo histórico de un mes en milímetros: 408.8 mm. Especialistas como Eduardo Rojas González, académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), apuntan que las lluvias mal llamadas “atípicas” no son el principal problema de las afectaciones, sino el sistema pluvial actual, el cual se ve superado incluso desde antes de 1992.

De igual forma, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) muestra que la media histórica de lluvias al año en Querétaro entre 2018 a 2020, se mantuvo en 571, 569 y 567 milímetros; es decir, las lluvias de este 2021 son similares a las de 2019.

Según datos de la Coordinación de Protección Civil del Estado de Querétaro, proporcionados a Tribuna de Querétaro, los milímetros de lluvia acumulados entre enero y septiembre de 2017 a 2021 en toda la entidad, decreció los primeros tres años, pero a partir de 2020 creció a 371 mm y llegó a 569 mm en el presente año.

Asimismo, los datos de PC estatal indican que casi una tercera parte de los milímetros de lluvia registrados en lo que va del año se han acumulado en septiembre, con una media estatal mensual de 154 mm de lluvia; en la capital del estado casi se llegó a los 200 milímetros tan sólo en este mes.

Capital, menores lluvias

En datos del municipio de Querétaro, Protección Civil indicó que su registro en lo que va del 2021 apenas está por debajo de los 500 mm, lo cual, comparado con los datos de Felipe Carrillo Puerto, este año la acumulación de lluvias ha sido menor que la media (549.6 mm) registrada entre 1987 y 2018.

Por otra parte, en el municipio de Corregidora, las precipitaciones históricas desde 1949 se han mantenido debajo de los 100 milímetros de agua de lluvia al año, pues la segunda más alta es de 2011 con 80 mm, aunque la más intensa se presentó también en 2003, con los 105.5 milímetros de agua de lluvia acumulada.

Promesas y lluvias

En la actualidad, y ante las lluvias de las pasadas semanas que dejaron afectaciones en la entidad, pero en específico en Querétaro capital, San Juan del Río y Tequisquiapan, estas precipitaciones denotaron el mal manejo que se le ha dado a los temas pluviales de la entidad, donde los socavones en diversas partes de la entidad encendieron una vez más las alarmas sobre si la ciudad está preparada para enfrentar lluvias de gran intensidad.

Entre las promesas de la pasada administración, en 2017, Francisco Domínguez, entonces gobernador de Querétaro, fue a Santa María Magdalena, donde aseguró que había resuelto el problema pluvial; asimismo en 2018 con una inversión de 8 millones de pesos, él dio el banderazo para reemplazar la red de alcantarillado, así como adelantó que mejoraría la conducción hidráulica del río Querétaro.

A pesar de todas las obras y promesas, se inundó varias veces la zona, incluso el último día de su gobierno con la lluvia del pasado 30 de septiembre.

2003, infraestructura deficiente

Las afectaciones por las lluvias “están empeorando por el efecto invernadero”, asentó en 2003 Raúl Pineda López, en ese momento era coordinador de la Maestría en Gestión Integral de Manejo de Cuencas en la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), quien agregó que “la magnitud de las lluvias que se presentaron en días pasados en nuestro estado (septiembre 2003), no deben confundirse con la poca preparación que tiene éste en su infraestructura urbana”. Las lluvias de 2003 dejaron al menos a 15 mil afectados en la entidad, de los cuales, según el entonces gobernador Loyola Vera, destinaría un fondo de 10 millones de pesos para apoyarlos, así como en su momento, el mismo gobernador declaró estado de emergencia.

Rodrigo Mancera

Periodista en proceso. Estudiante de la Licenciatura en Comunicación y Periodismo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro; Prensa en la Liga Burócrata Bancaria de Querétaro. 21 años, celayense de nacimiento, chilango por convicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba