Información

Mariano Amaya: Fallece el fundador del SUPAUAQ y promotor de las misas ‘a go go’ en Querétaro

La mañana de este 14 de octubre falleció Mariano Amaya Serrano, destacado personaje queretano que dejó su huella en la sociedad a través de la introducción de misas «a go go» en la década de 1960 y la fundación del Sindicato Único de Personal Académico de la Universidad Autónoma de Querétaro (SUPAUAQ).

Mariano Amaya fue un personaje multifacético cuya vida estuvo marcada por su dedicación y contribuciones en varios ámbitos. A continuación, destacamos los aspectos más sobresalientes de su vida y carrera, los cuales se consignaron en la edición 106 de El Nuevo Amanecer de Querétaro (mayo de 1992).

Mariano Amaya Serrano fue ordenado sacerdote en 1957 en Roma. Durante su trayectoria eclesiástica, trabajó en Alemania y se convirtió en un promotor de las innovaciones litúrgicas antes del Concilio Vaticano II.

En Querétaro, su labor como capellán en el Templo de la Merced tuvo un impacto significativo en la introducción de misas «a go go» en la década de 1960, que sacudieron a la juventud queretana y marcaron un período de cambio en la Iglesia. Fueron llamadas así por la introducción de música moderna en el rito.

En el ámbito académico, Amaya destacó como académico y promotor de la educación superior en Querétaro. Participó en la fundación de escuelas de Psicología e Idiomas en la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) y organizó la primera huelga en el país en pro de un contrato colectivo en 1974.

Durante su carrera académica, dictó cátedra en materias que abarcaron desde la liturgia hasta el álgebra y la trigonometría en el Seminario Conciliar de Querétaro. También escribió un libro sobre sociología general que se utilizó como texto en diversas preparatorias en varios países.

Amaya fue un líder sindical influyente y desempeñó un papel activo en el movimiento sindical de académicos. Fue secretario general del primer sindicato de académicos en México registrado oficialmente en 1974: el SUPAUAQ. Además, se postuló para la rectoría de la UAQ en 1979, aunque finalmente no ocupó ese cargo.

Mariano Amaya se caracterizó por su visión innovadora y su compromiso con sus convicciones. Su vida estuvo marcada por su serenidad, objetividad y su dedicación a la actividad académica, incluso después de su separación de la Iglesia católica en 1970.

David A. Jiménez

Jefe de Información de Tribuna de Querétaro y reportero investigador del semanario desde 2014; me especializo en temas de política local y asuntos municipales. Maestro en Ciencias Sociales por la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba