Información

Más de la mitad de queretanos percibe inseguridad pública

Además, el 43 por ciento considera que las condiciones de delincuencia empeorarán o seguirán siendo negativas

Por: Aurora Vizcaíno Ruiz

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU) de junio, instrumento aplicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 51% de las personas encuestadas en Querétaro manifestaron sentirse “inseguros” de vivir en la ciudad y 43% señaló que las condiciones de la delincuencia “empeorarán” o “seguirán igual de mal”.

La ENSU “tiene una periodicidad trimestral” y comenzó a aplicarse en septiembre de 2013. Este año se ha realizado en marzo y en junio. Se hace a personas mayores de 18 años que viven en ciudades con población superior a 100 mil habitantes.

“Incluye conceptos relevantes en el tema de la  seguridad pública, tales como: la sensación de inseguridad por temor al delito (percepción); expectativa social sobre la tendencia del delito (percepción); atestiguación de conductas delictivas o antisociales (conocimiento); cambio de rutinas por temor a ser víctima del delito (experiencias) y percepción del desempeño de la policía como autoridad responsable en materia de seguridad pública”, según el INEGI.

La encuesta que se aplicada en junio abarcó 2 mil 336 hogares en todo el país y 41 en lo que corresponde a Querétaro.

Como parte de los resultados, la Encuesta también reveló que el desempeño policíaco del estado no se encuentra en el nivel que manifiestan las autoridades, ya que dos terceras partes del total de personas encuestadas aseguraron que el rendimiento de la policía es “poco” o “nada efectivo”. Sólo el 5% de los encuestados consideró que el rendimiento es “muy efectivo”.

Además, durante los últimos tres meses, la encuesta señaló que 80% ha visto a personas que consumen alcohol en la calle; actos “vandálicos”, robos y asaltos han sido parte de la cotidianidad para el 76% de las personas encuestadas. La manifestación de bandas violentas no se quedó atrás en los resultados de dicho estudio, ya que el 68% de las personas encuestadas señaló que ha tenido experiencias relacionadas con esos grupos delictivos.

Las respuestas a estas tres preguntas sitúan a Querétaro por encima del promedio nacional, para el mismo periodo de tiempo observado: en cuanto al consumo de alcohol en la calle, el 72.5% de los encuestados dijo haber visto esta práctica, mientras que en robos y asaltos el porcentaje fue de 67%, es decir, 9% menos que el promedio que dio entre los encuestados de la entidad.

En cuanto a otro tipo de datos, 59% supo sobre la venta o consumo de drogas en las cercanías de su colonia y un tercio de la población ha presenciado disparos con armas de fuego.

En contraste, la ENSU señaló que una escasa población ha cambiado, durante los últimos meses, los sus hábitos tras sufrir algún delito. El 7% de la población encuestada ha dejado de llevar cosas de valor y no permite que en sus familiares salgan. Una décima parte ha dejado caminar por los alrededores y ya no visita a sus parientes por miedo a un asalto.

Autoridades siguen negando aumentos en la incidencia delictiva pese a evidencias oficiales

Durante la glosa por el V Informe de Gobierno, el secretario de Seguridad Ciudadana, Adolfo Vega Montoto, rechazó que la práctica del “cristalazo” vaya en aumento en Querétaro, aunque las denuncias en redes sociales y ante agencias del Ministerio Público así lo muestren.

Además, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), la incidencia delictiva ha aumentado en lo que va del sexenio del gobernador José Calzada Rovirosa (Tribuna de Querétaro 697, 712, 714), a pesar de que en el discurso se quiera mostrar otra realidad.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba