Información

Migrantes desaparecidos de Tolimán

Por: Agustín Escobar Ledesma

De acuerdo a la investigación periodística “La memoria de nuestros nombres. Migrantes queretanos desaparecidos”, realizada por este reportero durante el mes de julio de 2013, en este municipio habitado por la etnia hñä hñü, cuyo topónimo significa, en lengua náhuatl, “lugar donde se recoge tule”, existen 60 casos de personas desparecidas.

 

 

Con una población estimada en 26 mil personas, Tolimán es uno de los cinco municipios queretanos con más desigualdad en la distribución del ingreso y de acuerdo al Consejo Estatal de Población (Coespo), en este lugar 5,900 personas hablan hñä hñü y castellano, en tanto que 151 son monolingües en el idioma hñä hñü y del total de los tolimanenses, 2,157 son analfabetas.

Son tan escasas las fuentes de trabajo en Tolimán por lo que de manera recurrente, los vivales se aprovechan de la enorme necesidad de la población que habita en esta parte del semidesierto queretano. El engaño más reciente fue en enero de 2013, cuando alrededor de 100 personas fueron estafadas por la empresa Chamba México, Agencia de Empleos, Chambamex.

Entre los 60 casos de desaparecidos, 59 pertenecen al municipio y uno a Ixmiquilpan, estado de Hidalgo; por sexo, 5 son mujeres y 55 varones; por edades 10 son menores de edad y 50 mayores de edad. En cuanto a los lugares en los que desaparecieron, 26 tolimanenses desaparecieron en Estados Unidos, 7 en Baja California, 6 en el propio municipio, 5 en Sinaloa, 5 en la ciudad de Querétaro, 2 en Tamaulipas, 2 en Sonora, 2 en Jalisco, 2 en Chihuahua, 2 en Baja California Sur y uno en el Estado de México.

A continuación se enlistan los nombres de las 60 personas desaparecidas del municipio de Tolimán. En la mayoría de los casos los familiares no recordaron las fechas exactas de nacimiento y desaparición de los ausentes, ante lo cual realizaron un ejercicio de aproximación de fechas y lugares. Estos son los datos generales, en los que primero figura el nombre, el lugar de procedencia, el año y el lugar en el que desaparecieron, la edad que tenían al momento de la desaparición y su estado civil.

 

La investigación de campo realizada en rancherías, comunidades y delegaciones municipales indica que, salvo el caso de Genaro Pedraza Lara, de Ixmiquilpan, Hidalgo, cuya desaparición fue denunciada ante las autoridades correspondientes, en el caso de los migrantes extraviados del municipio de Tolimán, ninguno de sus familiares acudieron ante el Ministerio Público para notificar la desaparición. La indagatoria también señala que, por ubicación temporal, una persona desapareció en 1950; 3 entre 1966 y 1969; 6 entre 1973 y 1977; 19 entre 1980 y 1989; 20 entre 1990 y 1999; 7 entre 2001 y 2009; y 4 entre 2010 y 2012.

Lista de Desaparecidos

Antonio Sánchez Rincón, de Puerto Blanco. Desapareció en 1950 en Río Bravo, Tamaulipas. Tenía 35 años de edad. Casado, con dos hijos.

Gabriel Hernández Martínez, de Cerrito Parado. Desapareció en 1966 en su propia comunidad. Tenía 18 años de edad. Soltero.

Luis Sánchez Rubio, de Adjuntillas. Desapareció en 1967 en Estados Unidos.

Filemón Sánchez N, de Adjuntillas. Desapareció en 1969 en Estados Unidos.

Sabino Sánchez Morales, de Bomintzá. Desapareció en 1973 en Caborca, Sonora. Tenía 13 años de edad. Soltero.

Cornelio Rincón de Santiago, de Casas Viejas. Desapareció en 1973 en Tijuana. Tenía 19 años de edad. Soltero.

Florentino Sánchez Ceferino, de Tolimán. Desapareció en 1973 en Querétaro. Tenía 15 años de edad. Soltero.

Arnulfo Pérez Flores, de Gudinos. Desapareció en 1973 en Atemajac, Jalisco. Tenía 23 años de edad. Casado, con un hijo.

Mateo Sánchez Gudiño, de Cerrito Parado. Desapareció en 1975 en su propia comunidad. Tenía 15 años de edad. Soltero.

Esperanza Olvera Camacho, de El Molino. Desapareció en 1977 en Los Ángeles, California. Tenía 20 años. Soltera.

Melitón Luna Baltazar, de El Saucito. Desapareció en 1980 en Chihuahua. Tenía 15 años de edad. Soltero.

María del Socorro de la Cruz Guillén, de Tolimán. Desapareció en 1983 en Reynosa, Tamaulipas. Tenía 26 años de edad. Casada, con seis hijos.

Casio Gudiño N, de Don Lucas. Desapareció en 1983 en Los Mochis, Sinaloa. Casado, con 6 hijos.

Mateo Sánchez N, de Cerrito Parado. Desapareció en 1983 en su propia comunidad. Tenía 18 años de edad. Soltero.

Juan Diego Sánchez Rodríguez, de Sabino de San Ambrosio. Desapareció en 1984 en San Juan Ixhuatepec, Estado de México. Tenía 34 años. Soltero.

Teodoro Pérez N, de Don Lucas. Desapareció en 1985 en Sinaloa. Tenía 30 años de edad. Casado, con 7 hijos.

Lorenzo Reséndiz Gudiño, de Mesa de Ramírez. Desapareció en 1985 en Culiacán, Sinaloa. Tenía 17 años de edad. Soltero.

Victorino Rincón N, de Plomosas. Desapareció en 1985 en Castroville, California.

Juan Hernández Hernández, de Tolimán. Desapareció en 1985 en Puerto Vallarta, Jalisco. Tenía 22 años de edad. Soltero.

Abel Sánchez Álvarez, de Tolimán. Desapareció en 1987 en Estados Unidos.

Marcial Cruz N, de El Manantial. Desapareció en 1988 en Watsonville, California.

Pompilio Botello Camacho, de El Arte. Desapareció en 1988 en Tijuana, Baja California. Tenía 20 años de edad. Soltero.

Juan Hernández Hernández, de barrio La Loma. Desapareció en 1988, en Cabo San Lucas, Baja California Sur. Tenía 26 años de edad. Soltero.

Ismael Gudiño Ramírez, de El Saucito. Desapareció en 1988 en Ciudad Juárez, Chihuahua. Tenía 27 años de edad. Soltero.

Isidro González Reséndiz, de El Jabalí. Desapareció en 1988 en Tijuana, Baja California. Tenía 21 años de edad. Soltero.

Cándido de Santiago de Santiago, de San Miguel. Desapareció en Estados Unidos en 1988. Tenía 20 años de edad.

Miguel Ángel Sánchez Monroy, de Tolimán. Desapareció en 1989 en Los Ángeles, California. Tenía 16 años de edad. Soltero.

Juan Sánchez Martínez, de Casa Blanca. Desapareció en 1989 en Estados Unidos. Tenía 21 años de edad. Casado, con dos hijos.

Eusebio de Santiago N, de Casa Blanca, desapareció en 1989, en Sinaloa. Tenía 46 años de edad. Casado, con dos hijos.

Antonio Pérez Flores, de Panales. Desapareció en 1990 en Puerto Peñasco, Sonora. Tenía 18 años de edad.

José Flores González, de Casa Blanca. Desapareció en 1993 en Estados Unidos. Tenía 30 años de edad. Soltero.

César Sánchez N, de El Cardón. Desapareció en 1990 en Hollister, California.

Felipe González Reséndiz, de Cerrito Parado. Desapareció en 1991 en Mexicali, Baja California. Tenía 40 años de edad. Casado, con 4 hijos.

Raúl Hernández Ramón, de San Pablo. Desapareció en 1992 en Los Ángeles, California. Tenía 20 años de edad. Soltero.

Juan de Santiago de Santiago, San Miguel. Desapareció en 1993 en Culiacán, Sinaloa. Tenía 17 años. Casado, con un hijo.

José Gudiño de León, de Maguey Manso. Desapareció en 1993 en Tijuana, Baja California. Tenía 40 años de edad. Casado, con un hijo.

Norberto Vázquez N, de El Derramadero. Desapareció en 1994 en Atlanta Georgia. Casado, con tres hijos.

Marcos Sánchez Martínez, de Casa Blanca. Desapareció en 1997, en La Paz, Baja California Sur. Tenía 24 años de edad. Soltero.

Rodolfo Botello Guerrero, de El Arte. Desapareció en 1997 en Estados Unidos. Tenía 42 años de edad. Casado.

Jesús Hernández Mejía, de San Antonio de la Cal. Desapareció en 1998 en Tijuana, Baja California.

José Luis Rincón García, de Casas Viejas. Desapareció en 1998 en Estados Unidos. Tenía 15 años de edad. Soltero.

Simeón Rincón García, de Casas Viejas. Desapareció en 1998 en Estados Unidos. Tenía 20 años. Soltero.

Ignacio López N, de Puerto Blanco. Desapareció en 1998 en su propia comunidad. Tenía 40 años de edad. Casado, con cinco hijos.

Gregorio de Santiago Flores, de Panales. Desapareció en 1998 en Estados Unidos. Tenía 38 años de edad. Soltero.

Eliazar Montoya Pérez, de Gudinos. Desapareció en 1998 en Estados Unidos con su papá y su mamá. Tenía un año de edad.

Lorena Pérez Jiménez, de Gudinos. Desapareció en 1998 en Estados Unidos con su esposo y con su hijo. Tenía 17 años de edad.

Eliazar Montoya Pérez, de Panales. Desapareció en 1998 en Estados Unidos con su esposa y con su hijo. Tenía 20 años de edad.

Reinaldo Sánchez López, de Cerrito Parado. Desapareció en 1999 en su propia comunidad. Tenía 25 años de edad. Casado, con 6 hijos.

María Botello Guerrero, de El Arte. Desapareció en 1999 en Estados Unidos. Tenía 22 años de edad. Madre soltera, con dos hijos.

Pedro Hernández de la Cruz, de Sabino de San Ambrosio. Desapareció en 2001 en la ciudad de Querétaro. Tenía 24 años de edad. Soltero.

Rafael López Guerrero, de Casas Viejas. Desapareció en 2003 en Dallas, Texas. Tenía 29 años de edad. Casado, con siete hijos.

Francisco Espino Álvarez, de Tolimán. Desapareció en 2003 en Estados Unidos. Tenía 30 años de edad. Casado, con dos hijos.

Mario Jasso Moreno, de San Antonio de la Cal. Desapareció en 2004 en Tijuana, Baja California.

José Morales Sánchez, de Sabino de San Ambrosio. Despareció en 2007 en la ciudad de Querétaro. Tenía 40 años de edad. Casado, con 5 hijos.

Cesáreo de Santiago de Santiago, de San Miguel. Desapareció en 2008 de su propia comunidad. Tenía 40 años de edad. Casado, con 5 hijos.

Gerardo Hernández Fabián, de La Vereda. Desapareció en 2009 en Estados Unidos. Tenía 66 años de edad. Casado, con cuatro hijos.

Casimiro Baltazar Ramírez, de San Miguel. Desapareció en 2010 en Los Ángeles, California. Tenía 34 años de edad. Casado, con un hijo.

Cirilo Vázquez Ramírez, de Nogales. Despareció en la ciudad de Querétaro en 2011. Tenía 55 años de edad. Soltero.

Cirila Morales Gudiño, de Casa Blanca. Desapareció en 2012 en la ciudad de Querétaro. Tenía 27 años de edad. Madre soltera, con tres hijos.

Genaro Pedraza Lara, de El Espíritu, Ixmiquilpan, Hidalgo. Desapareció en 2012 en Arizona. Tenía 29 años de edad. Existe denuncia de su desaparición.

{loadposition FBComm}

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba