Información

Panismo local, vulnerable por escándalos nacionales

El exdirigente blanquiazul, Manuel Espino, dijo que «Acción Nacional merece que la sociedad le dé la espalda y lo corrija»

Por: David Eduardo Martínez Pérez / Carlo Aguilar

Manuel Espino Barrientos, exdirigente del Partido Acción Nacional (PAN) en el país, consideró que el panismo de Querétaro “no está exento del daño que está provocando la ola de escándalos” que ha rodeado al partido, como el caso de los diputados federales que gastaron recursos del erario en una fiesta particular en Puerto Vallarta (con la presencia de presuntas sexoservidoras) en el marco de su reunión plenaria.

“Duele, agrede e indigna lo que pasó con esos legisladores panistas. Espero que la sociedad también se indigne con los partidos, especialmente con el PAN. Creo que Acción Nacional merece que la sociedad le dé la espalda y lo corrija. Si se tratara de un caso aislado, diríamos: ‘bueno, va’, pero es uno de tantos”, advirtió Espino Barrientos.

Entrevistado en las instalaciones de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, quien militara en el PAN por más de 10 años indicó que sería conveniente verificar que no vaya a aparecer algún diputado federal por este estado (como Marcos Aguilar Vega o Ricardo Anaya Cortés) en los videos de la fiesta que se están filtrando.

Espino Barrientos afirmó que no basta con quitar a Luis Alberto Villareal como coordinador de la bancada en San Lázaro, sino que incluso los implicados deberían pedir licencia como diputados debido a que sus acciones no sólo repercuten en la opinión pública sino en sus familias.

También se refirió a la conversación entre Miguel Martínez Peñaloza, exdiputado federal por Querétaro, y Miguel Ángel Yunes Linares, panista de Veracruz, al que calificó como “el ícono de la corrupción mexicana”.

Sobre este asunto, dijo que “el escándalo” por la supuesta malversación de fondos en la que los dos estarían involucrados puede tener un costo “muy elevado” para el PAN dentro de la entidad. Sostuvo además que es un hecho “grave”, debido a que Miguel Martínez es colaborador “cercano” de Ricardo Anaya, secretario general del PAN.

“No dudo que esos siete millones de pesos que se supone traslada Martínez hacia acá estén dirigidos a soportar el proyecto político de Ricardo Anaya, que ha sido el brazo derecho de Madero y el principal promotor y solapador de Miguel Ángel Yunes todos estos años.

“Lamentablemente, el panismo de Querétaro no queda exento del daño que está provocando esta ola de escándalos. Si, finalmente, estos personajes vinculados a él (Ricardo Anaya) no justifican de dónde viene este dinero, le van a hacer mucho daño’.

De igual manera manifestó que en este momento, el partido aún puede perder más credibilidad debido no sólo a estos escándalos sino también a una serie de pugnas internas que lo debilitarán en el contexto de procesos electorales.

El PAN, en su punto más bajo

De acuerdo con la perspectiva de Espino Barrientos, la actual crisis a la que se enfrenta el partido inició durante el sexenio de Felipe Calderón aunque no había tocado un punto “tan bajo” como el que, dijo, se está viviendo en este momento.

“Ya vimos un desfalco de 470 millones de pesos por parte de un presidente del partido, otro presidente nacional del PAN compró un departamento a un precio que no justificaba con los ingresos…’

“Otros militantes, con las borracheras o los escándalos a inicios de este año en las instalaciones del senado, escándalos con legisladores que llegan en estado de ebriedad o casos como el de los neonazis jóvenes de Jalisco, escándalos que alcanzan un nivel internacional como el de los funcionarios que golpearon a un hombre en Brasil’.

Espino Barrientos advirtió que, aunque no es parte de su ‘folclor’, la corrupción y las venganzas por poder se han incrementado de manera considerable al interior del partido, quedando ante un escenario donde el PAN puede perder “muchos espacios” para 2015 y 2016 en una progresiva derrota que ‘se ha ganado poco a poco’.

Actualmente el partido blanquiazul ha sido rebasado “por la corrupción, casos de depravación, incongruencia” y otras conductas que difieren de la que era su línea política original.

Al respecto, también criticó el que el PAN no se opusiera de manera contundente a las ‘actividades que atentan contra la dignidad humana’.

Señaló que aunque ya no tiene credencial de militante, él sigue siendo panista y por ende desea que el partido se recupere aunque sea a “largo plazo”.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba