Información

Para no olvidar: El diluvio del 2003

25 colonias afectadas. Gente sin hogar. Cuatro personas fallecieron. Autos atrapados o inundados. ¿Qué desastre provocó eso en la ciudad de Querétaro? Era otro fin de semana de tantos del año 2003. Los habitantes de la ciudad realizaban sus actividades que en la semana no podian hacer: algunos tomaban las horas de descanso que les faltaron durante su jornada laboral; otros, paseaban por el Centro o se quedaban en sus casas a pasar tiempo en familia.

Cuando el día llegó a las seis de la tarde, el cielo decidió cambiar. Las nubes crecieron, acapararon el cielo y se tornaron gris. Ligeros relámpagos al principio. Estruendos provenían del cielo. Momentos de silencio indicaron que una lluvia habia comenzado. Sin embargo, esto no era una lluvia. Era una tromba.

La ciudad no sabía qué estaba sucediendo. El agua no se detenía y comenzaba a inundar las calles. La lluvia comenzó a entrar en las casas. En el norte de la ciudad se registraron inundaciones de 40 centímetros y un metro. La empresa “Tremec” sufrió una inudación. El Ecocentro expositor, donde se estaba realizando la sexta exposcición Querétaro industrial, sufrió los estragos de la lluvia. El fénomeno natural dañó 30 de los 208 stands y el estacionamiento subterraneo del Centro Cívico estaba inundado.

Municipios afectados

¿El fin? ¿un castigo divino? Cada colonia y municipio de la ciudad estaba en crisis. La colonia Carrillo fue la más afectada. 250 hogares fueron inundados. El agua alcanzaba un metro de altura en las casas. Tres personas muertas, entre ellas un menor de edad arrastrado por la corriente.

La tragedia había llegado a la ciudad y para seguir haciendose notar, provocó la explosión de un tanque de gas que dejó cuatro heridos y una persona muerta. Por último, un hombre murió electrocutado.

Las escuelas permanecian cerradas. La gente no salía de sus casas y los locales no abrian. Había hoyos en las colonias. La presa de Humilpan estaba al borde del colapso. Se encontraba al 99.26 por debajo del vertedor. En Corregidora los colonos fueron evacuados. Al menos eran mil personas. Familias de todo tipo: parejas jóvenes, familias con hijos, incluso personas mayores. Todas estas personas iban a los albergues o bien, a refugiarse con sus familiares.

En el municipio de San Juan del Rio, la tormenta dejó 33 viviendas inundadas. En la comunidad rural Palmas del Senegal, el agua alcanzó más de un metro.

Protección Civil consideró que la tormenta de 2003 tuvo la misma intensidad que las lluvias del periodo de 1986 y 1991, cuando la lluvia más fuerte registró una ocurrencia de 131 mil metros durante un dia en el mes de agosto.

Si Praga de inunda…

Dicen que después de la tormeta viene la calma. El gobernador del estado de Querétaro, Ignacio Loyola Vera, se encontraba en su “gira del adiós” por la Sierra Gorda, pues muy pronto entregaría el poder a Francisco Garrido Patrón. En la búsqueda de respuestas ante el caos, alguien le preguntó cómo solucionar las inundaciones en la ciudad. Ignacio Loyola contestó que no era factible realizar una obra hidráulica que sea capaz de frenar las inudaciones en la ciudad. “Si la ciudad de Praga se inunda, pues también Querétaro se habrá de inundar”.

Pero para el primer gobernador no emanado del PRI no todo era tan malo. Habia una pérdida económica que se estimaba en 30 millones de pesos. Ignacio Loyola Vera dijo que instruría a la Secretaria de planeación y finanzas para establecer un fondo de emergencia para las personas damnificadas de Corregidora y Humilpan.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba