Información

Pérdidas económicas con los cambios a Reglamento de Comercio en Vía Pública

Absurda la prohibición a la pornografía, cuando cualquiera puede verla desde su celular, advirtió voceador

Por: Cecilia Conde Rendón

“Desde que gobernaba el PAN en la capital, los voceadores éramos muy perseguidos en el tema de la exhibición de ‘pornografía’ en los puestos de periódicos”, manifestó Mario Sánchez, quien tiene más de 20 años como voceador en un puesto de periódicos ubicado en las inmediaciones del Jardín Guerrero, en el Centro Histórico.

“(Usted) sabe bien cómo se llevan todos los del PAN, que hasta en la misa se juntaban (en el templo de Santa Clara)”, dijo.

Entrevistado para conocer su perspectiva en cuanto a los cambios al Reglamento de Comercio en Vía Pública -autorizados por el Cabildo, con la previa propuesta del regidor Salvador Martínez Ortiz (PAN)- don Mario consideró que la prohibición de mostrar publicaciones “es un tema viejo”, pues desde el sexenio anterior la Secretaría de Gobernación les mandó una lista con las revistas que podían exhibir.

En este sentido, sugirió que las autoridades del Municipio deberían dirigirse a las editoriales, que son las que emiten ese tipo de contenidos. Asimismo mencionó que las revistas están selladas y sólo quienes las compran pueden ver el contenido.

Enfatizó que la modificación al reglamento “claro que nos va a afectar: si a una persona ya no voy a poder venderle pornografía ‘con gusto’, y ahora se la voy a dar escondida en un periódico porque ya va a estar muy penado, entonces me va a quitar una ganancia de 10, 15 pesos a mí, y si tengo suerte y ese día vendo dos, ¿quién va a darme esos 30 pesos?”

Puntualizó que se debe definir qué es pornografía, ya que las imágenes que aparecen en las revistas son de mujeres en bikini, y lo mismo pasa con los maniquíes que están en los aparadores de tiendas que venden lencería y ropa interior. Bajo esa premisa, cuestionó si a ese tipo de negocios también llegarán a multarlos o a aplicarles sanciones que aún no saben cómo están estipuladas.

Mario Sánchez tiene un puesto de periódicos cerca de un templo. Aseguró que nadie le ha especificado qué es lo que no puede vender, ya que la mayoría de las revistas tienen en la portada a personas en ropa interior, y a pesar de ello no son consideradas como pornográficas.

Recordó que tiene guardadas las revistas que sí están dentro de la lista que les envió Gobernación y que sólo quien las pide puede verlas, además de que tienen especificado que son para mayores de 18 años.

“En la ‘TVnotas’ aparece un chica con bikini y a veces aparecen en otras que se llaman ‘Signore’, ‘H’ o ‘Playboy’, pero esas no traen nada de pornografía, son modelos que vienen nada más”, señaló.

Mario Sánchez refirió que aun cuando los regidores prohíban la exhibición de revistas con pornografía, es “en los teléfonos celulares donde más está el problema: vea cómo están los jóvenes nada más con su teléfono, en los jardines y todo, con la pornografía, y ahí no pasa nada”.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba