Información

Querétaro Capital mete mano a elección interna del ITQ

Por Miguel Tierrafría

 

El otorgamiento de balones y de envases para depositar líquidos con el logo de Querétaro Capital y del Instituto Municipal de la Juventud, fue el factor principal de controversia en el proceso de elección de sociedad de alumnos en el Instituto Tecnológico de Querétaro (ITQ).

Jorge Franco, estudiante del ITQ que participó como vicepresidente en una de las tres plantillas que integraron el proceso para elección, manifestó que “tenemos pruebas físicas, artículos que descaradamente traen la leyenda de Querétaro Capital auspiciada por Gobierno Municipal, o sea por el Partido Acción Nacional (PAN)”.

Pero, aclaró, “no tenemos un documento, o sea nosotros no tenemos un documento que realmente que avale que les dieron algo, sin embargo, ¿con quién crees que tuvieron que ir ellos para obtener esos materiales?, estuvieron regalando tanto ‘pepsilindros’ como balones que traen la leyenda de Querétaro Capital”.

De acuerdo con la convocatoria de la Confederación Nacional de Estudiantes de Institutos Tecnológicos (CNEIT), que se encarga de organizar las elecciones en todos los tecnológicos del país, se establecía la descalificación de cualquier planilla en caso de apoyo moral o económico, ya fuera interno o externo.

No obstante, un reglamento emitido por la sociedad de alumnos y firmado por las planillas participantes, permitía el apoyo externo para las campañas de las planillas, aunque tenía contradicciones al exigir que se respetaran los puntos ya previstos dentro de la convocatoria de la CNEIT, por lo que se violan estos mismos en el reglamento de proselitismo.

Por tanto, Jorge Franco rescató dos clausulas: “una en la convocatoria que nos mandan los chavos de CNEIT y otra que es la que se está escribiendo en el documento del reglamento de proselitismo hecho por sociedad de alumnos.

“En el primer documento en la convocatoria de los chavos del CNEIT, dice: ‘las planillas perderán su registro para contender en caso de tener algún apoyo material, moral o económico de organizaciones civiles ajenas al instituto, ni patronato, asociación o autoridad del instituto’. En el documento hecho por la sociedad de alumnos que va de salida, si recibes ayuda de afuera o de adentro estés descalificado.

“En un punto que también hace referencia a la primer convocatoria, dice ‘las planillas perderán su registro para contender en caso de obtener apoyo material, moral o económico de autoridades del instituto’, se salta, evita la parte de organizaciones civiles ajenas al instituto.

“Sin embargo, hasta la última cláusula de la convocatoria hecha por sociedad de alumnos, dice que también la pena de descalificación de planillas también es si incumples cualquiera de los establecimientos marcados en la convocatoria original del CNEIT”, expuso.

Planilla se ampara en el reglamento de proselitismo

Ante las impugnaciones que presentó la planilla donde Andrea Abigail Uribe Camacho fungió como presidenta –entre sus integrantes estuvieron Jorge Franco y Martha Isabel Iturbero–, la otra planilla se amparó en el reglamento de proselitismo que la sociedad de alumnos en funciones emitió y que todas las planillas acataron.

A pesar de pasar por alto la convocatoria hecha por la CNEIT, argumentaron que aunque haya sucedido esto, si las planillas firmaron ese acuerdo era válido a pesar de las inconsistencias.

“Los chavos de CNEIT me dijeron en la junta ‘sí, yo los puedo descalificar porque tanto aquí en la convocatoria dice si recibes apoyo externo y luego mas de un partido político están fuera, o sea en automático están fuera, pero no los puedo descalificar’.

“¿Por qué? Porque tanto la presidenta de la sociedad de alumnos como las planillas firmaron este documento, donde está avalando que lo que ellos hicieron ilegal lo están haciendo legal con esto que firmaron”, aseveró Jorge Franco.

Finalmente, con todo y la argumentación y las pruebas presentadas por la planilla de Andrea Uribe y Jorge Franco para descalificar a la que utilizó artículos de Gobierno Municipal, no procedió dicha descalificación.

“Pusimos toda la evidencia que teníamos y los chavos del CNEIT nos decían ‘en efecto, por estas cosas sí los puedo descalificar, pero por el reglamento de proselitismo no’. Entonces (necesitábamos pruebas), una firma o un testigo o algo del Instituto Municipal de la Juventud o que nosotros hayamos ido con ellos.

“No lo hicimos, no tenemos un testigo de esa organización civil que nos esté avalando el que ellos recibieron ayuda de ahí, pero la evidencia pues te da a entender otra cosa, que pasó lo contrario.

“No sabemos si obtuvo o si le otorgaron dinero para la campaña, eso lo desconocemos nosotros. El punto es que si les regalaron algo tangible, físico, que estuvieron repartiendo en la escuela”, finalizó Franco.

 

 

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba