Información

Reforma electoral, automutilación del IEEQ: Efraín Mendoza

Por: Luis A. Alegría

PARA DESTACAR: Mendoza Zaragoza consideró que otra característica de la reforma es que fue hecha para atender los intereses de los partidos políticos, especialmente cuando propone modificar la asignación del financiamiento y aumentar el presupuesto a los partidos.

El exconsejero del IEQ cuestionó que no se incluyera la figura de revocación de mandato en la iniciativa de ley

La iniciativa de reforma a Ley Electoral del Estado de Querétaro, presentada por el Instituto Electoral del Estado de Querétaro (IEEQ), “no está respondiendo a las exigencias ciudadanas, es muy limitada y va orientada a la automutilación” señaló Efraín Mendoza Zaragoza, quien fue consejero electoral del Instituto Electoral de Querétaro (IEQ) de 1997 a 2010.

El también académico en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) recordó que desde 1993, toda iniciativa de reforma a la ley electoral fue precedida de una consulta pública, en la cual se permitió a los queretanos presentar sus propuestas en materia electoral.

Efraín Mendoza consideró que no permitir el debate público sobre la reforma electoral a nivel local va contra el discurso  de ciudadanización que fue adoptado a principios de los noventa como una respuesta a la gran desconfianza hacia los poderes públicos y que derivó en la apertura  de algunas instituciones.

La ciudadanización se concretó, consideró el académico, cuando sacaron las manos del gobierno en los órganos electorales y al mismo tiempo al otorgar la oportunidad a los ciudadanos de participar en la conducción y definición de las reglas de los procesos electorales.

 

Reforma electoral: sistematización de las determinaciones de tribunales

Además de que  poner fin a la tradición de la consulta pública en el estado, la iniciativa de reforma electoral presentada por el IEEQ se creó bajo una visión técnica, lo que se traduce en una limitación y mutilación de las facultades del órgano electoral estatal.

“El instituto está facultado para dos cosas: uno, para realizar acciones tendientes a promover el desarrollo de la vida democrática; una forma es involucrando a los ciudadanos en la fijación de las reglas; la otra cuestión, es que evidentemente se tienen los mecanismos jurídicos para hacer la consulta” considero el sociólogo.

Añadió que la iniciativa de Ley Electoral, presentada el 8 de agosto de 2016,  se generó a partir de la sistematización de tesis y determinaciones presentadas por los tribunales en la materia, a quienes se les otorga la facultad de crear leyes cuando legalmente no lo tienen.

“Si bien es cierto que los tribunales tienen facultades para interpretar la norma, lo cierto es que no la tienen para crear la norma. Ellos lo único que hacen es interpretarla y perfeccionarla, pero no la pueden crear”, sentenció el director de Comunicación y Medios de la UAQ.

Reforma con fines partidistas

El exconsejero electoral consideró que otra característica de la iniciativa presentada por el IEEQ es que fue hecha para atender los intereses de los partidos políticos, especialmente cuando propone modificar la asignación del financiamiento y aumentar en un tres por ciento el presupuesto a los partidos:

“Este nuevo incremento que se está planteando de tres por ciento lo reprueba la población en momentos en que se están haciendo recortes a la salud, a la educación y al campo; aun así, a los partidos sí se les aumenta”, señaló quien fue presidente de las comisiones  de Radiodifusión, Editorial, de Organización Electoral y de Fortalecimiento del Régimen de Partidos en el IEQ.

Agregó que en la iniciativa tampoco se contempla una propuesta que amplié los derechos políticos de los ciudadanos.

El sociólogo explicó que las figuras del plebiscito y el referéndum se encuentran dentro de la Ley de Participación Ciudadana, pero exigen requisitos muy altos, que termina por negar los derechos supuestamente otorgados.

Por otra parte, subrayó la necesidad de incluir en la iniciativa de reforma electoral local la figura de revocación de mandato, ya que además del derecho a votar deben tener la capacidad de retirar el cargo público, en la medida que no se hayan cumplido promesas y se mantengan bajó las expectativas.

Finalmente, Mendoza Zaragoza consideró que también es urgente la redistritación, que se encontraría a cargo del Instituto Nacional Electoral (INE), ya que la división electoral actual no responde a una conformación equitativa, ya que desde 2001, cuando se realizó por última vez,la población se ha movido y ha crecido en el estado.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba