Información

También de la basura se vive

Mauricio Álvarez

En México -solamente en el 2014- 60 de cada 100 personas laboraban de manera informal, pero las cifras han ido en aumento de manera considerable día con día. Los trabajadores informales, por lo general, suelen recibir sueldos bastante bajos -muchos apenas sobreviven con un salario mínimo, o menos, por día- además de carecer de prestaciones de ley.

Don Silvano, un señor de la tercera edad, forma parte de las estadísticas. Lleva aproximadamente nueve años ejerciendo el oficio de basurero dentro del mercado de la Terminal de Autobuses de Querétaro. Don Silvano se levanta cada mañana con el objetivo de llevar a cabo su labor de la mejor manera, esto a pesar del bajo sueldo que recibe que, si bien es poco, le da la oportunidad de comprar sus alimentos del día.

El oficio de basurero es un quehacer digno de admirarse; aunque la basura para muchos no es más que un desecho, para otros tantos es una fuente de trabajo, porque también de la basura se vive.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba