Información

Toma la derecha las calles de Querétaro “por la familia”

Por: Marissa Sánchez Suárez / Alondra Montes Chávez

PARA DESTACAR: Eloy Saavedra, vocero del Frente Nacional por la Familia, al cuestionarlo sobre qué opina de la concentración que se haría en la tarde dijo que respetaba la concentración «pues ellos respetaron lo nuestro, pues nosotros defendemos lo natural que es papá y mamá».

La marcha organizada por el Frente Nacional por la Familia congregó a 30 mil asistentes La marcha organizada por el Frente Nacional por la Familia, el 10 de septiembre, congregó a 30 mil asistentes aproximadamente. Miles de niños, jóvenes y adultos marcharon de la plaza de Toros “Santa María” hacia la Alameda, grupos de personas que portaban camisas blancas con la frase: «Yo por la familia natural».

Asistieron a la manifestación grupos de personas de diferentes municipios del estado de Querétaro como Amealco, San Juan del Río y Cadereyta: con lonas, globos, pancartas y banderas de México que agitaron durante todo el recorrido, gritaban las consignas asignadas y entregaban volantes al inicio del recorrido.

También en la marcha estuvieron presentes grupos religiosos, como monjas, franciscanos y movimientos de jóvenes, además de la asistencia del obispo del estado: Faustino Armendáriz quien participó pero no dio declaraciones. Querétaro fue la primera ciudad en salir del sitio acordado; la multitud siguió por avenida Constituyentes mientras que los asistentes del final esperaban. Miles rodeaban las calles para dirigirse hacia la Alameda.

Algunos espectadores de la marcha se mostraron molestos por los motivos de la marcha y por las avenidas que cerraron con cinta amarilla con la frase «prohibido el paso», mientras que otros conductores se demostraron su apoyo al movimiento al tocar el claxon.

Dos jóvenes se manifestaron su inconformidad con la marcha ya que portaban carteles con las frases «Si dios es amor, por qué tanto odio», «marcha nazi» y dibujos de la esvástica nazi, pero fueron «obligados cerrarlos» -los carteles- por los organizadores de la marcha, como lo declaró uno de ellos.

La marcha ocurrió sin accidentes, el contingente llegó a la explanada de la entrada del Centro Cultural “Manuel Gómez Morín” donde estaba un tapanco, sonido, y un grupo de personas que recaudaba firmas contra la iniciativa del presidente de México, Enrique Peña Nieto, por el matrimonio igualitario.

Durante toda la marcha se entregó «un programa» que se utilizó al final donde se puntualizaba a manera de consignas lo que debían de gritar los asistentes: cada una de las frases manifestaba su rechazo a la posible «modificación a la constitución». Después de realizar lo que estaba programado los organizadores pusieron el himno nacional que iban entonando los asistentes conforme iban llegando al punto de reunión.

Eloy Saavedra, quien apoya con la vocería del Frente Nacional por la Familia al cuestionarlo sobre qué opina de la concentración que se haría en la tarde dijo que respetaba la concentración «pues ellos respetaron lo nuestro, pues nosotros defendemos lo natural que es papá y mamá», puntualizó.

Al final de la marcha Adriana Díaz Navarro se acercó a los recaudadores de firmas para decirles que la marcha era «un acto de discriminación en contra de otras personas» a lo que le respondieron que «no se está discriminando a nadie, estamos defendiendo nuestros derechos» y después del comentario decidieron no escuchar las criticas de la ciudadana.

El Frente Nacional por la familia invitó a los asistentes a participar con su  firma y a apoyar en la próxima marcha nacional del 24 de septiembre en la Ciudad de México por los mismos motivos. Finalmente, en su página oficial de Facebook confirmaron que lograron hacer 68 marchas con un total de 954 mil asistentes.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba