Información

Venta de área verde en El Batán violenta la ley

Según el Código Urbano, dicho espacio es propiedad del gobierno municipal y no puede ser vendido; incluso el desarrollador renuncia a reclamar cualquier derecho sobre el predio.

La venta de una fracción del parque de la colonia El Batán, aprobada en 2017 por el gobierno municipal de Mauricio Kuri González en Corregidora, viola la ley, pues aquellos terrenos que sean para equipamiento urbano tienen características tales como “imprescriptibilidad, indivisibilidad, inalienabilidad e inembargabilidad”; es decir, no pueden ser vendidos, se puntualiza en el artículo 156 del Código Urbano del Estado de Querétaro.

Dicha normatividad señala que, por cada desarrollo construido, las empresas inmobiliarias deben ceder un 10 por ciento de superficie al gobierno municipal, área destinada a equipamiento urbano —tales como parques y áreas verdes—, pero también como potenciales espacios para escuelas o centros culturales.

En el caso de El Batán, el 26 de octubre de 2000 se entregó al municipio un total de 7 mil 744.748 metros cuadrados, de los cuales el 10 por ciento corresponde al parque mutilado por la administración del hoy senador de la República, Mauricio Kuri González. Según el Código Urbano, dicho espacio es propiedad del gobierno municipal y no puede ser vendido; incluso el desarrollador renuncia a reclamar cualquier derecho sobre el predio cedido.

Con la venta de una parte del terreno para construir una zona comercial de hasta cuatro pisos, quedaron sólo 5 mil 244.75 metros para área verde, por lo cual la colonia El Batán sólo cuenta ahora con un 6.77 por ciento de superficie para equipamiento urbano, inferior al 10 por ciento que “el desarrollador deberá transmitir gratuitamente al Municipio”.

La reforma que garantiza la “inalienabilidad” de los terrenos transmitidos a la administración pública data de mayo de 2015; aunque la venta de una tercera parte del parque fue aprobada por el Ayuntamiento de Corregidora en mayo de 2017, lo cual representa que los regidores y síndicos que votaron a favor, así como el entonces alcalde, Mauricio Kuri, consintieron un acto contra la ley.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba