Invitados

Bany Tormenta y el lavado de dinero

El estado de Querétaro se está posicionando a nivel nacional como una entidad en la que sus actores políticos y empresariales están coludidos con el crimen organizado.

En estas semanas Querétaro ha estado en el ojo de huracán nacional. Primero por el caso Libertad Servicios Financieros, en el que han sido implicados en el lavado de dinero el senador Mauricio Kuri y el gobernador Francisco Domínguez y, por otro lado, casi de manera simultánea, por el caso Ojiva Consultores, una empresa queretana al servicio del PAN, con especialidades en estrategia electoral, diseño y comunicación, investigación cualitativa y desarrollo de tecnología electoral.

Como lo reportó la prensa nacional, el 10 de junio fue detenido y encarcelado en Guatemala, Hugo Antonio Muñoz Herrera, acusado del delito de lavado de dinero, por no poder comprobar la procedencia de 26 mil dólares. El imputado es señalado como operador de la empresa Ojiva Consultores, propiedad de Andrea de Anda Ortigosa, quien habría asesorado al candidato a la presidencia de Guatemala, Alejandro Gimmattei Falla, personaje señalado de mantener cercanía con mafiosos, contrabandistas y lavadores de dinero en aquel país centroamericano.

Dicha consultora se especializa en la utilización del big data en campañas electorales y, desde esa plataforma genera cuentas en redes sociales para apoyar a su cartera de clientes y para atacar a los contrincantes de éstos, denostándolos y descalificándolos. Entre quienes actualmente son apoyados en el plano local desde la Ojiva Consultores, figuran el senador Mauricio Kuri, el presidente municipal Bernardo Nava y el gobernador Francisco Domínguez Servién, quienes frecuentemente aparecen en encuestas con altos índices aprobatorios o, de plano, en los primeros lugares.

El Diario Peninsular, de Mérida Yucatán, publicó el 28 de julio que el caso de lavado de dinero de Ojiva Consultores dejó al descubierto que el Ayuntamiento de Mérida, encabezado por Renán Barrera Concha, le tiene otorgado un millonario contrato a la empresa de Andrea de Anda, quien fue la encargada de la estrategia política y de comunicación de Barrera Concha en el pasado proceso electoral que le dio la presidencia municipal.

El Diario Peninsular también señala que el Ayuntamiento le otorgó un contrato por un monto de 436 mil 789 de pesos al mes a esta empresa por los servicios de “consultoría de comunicación política y digital para gobierno”, al parecer bajo ninguna justificación administrativa.

Hace cinco años, en 2014, Ojiva Consultores también estuvo involucrada en otro escándalo, cuando en plena campaña por la presidencia nacional del PAN, el equipo de Gustavo Madero -quien intentaba reelegirse al frente de este instituto político-, presentó una queja ante los organizadores de la contienda en contra de Ernesto Cordero, por la guerra sucia en su contra, a través de la difusión de un video por correo electrónico que denostaba su imagen.

Aquella campaña negra fue orquestada por Fernando Amador Díaz, quien se ostentaba como representante de las empresas y marcas comerciales SmartNova y Plexsys que sostenían una relación de colaboración profesional con Ojiva Consultores, representada por Andrea de Anda Ortigosa, conocida como “Bany Tormenta” quien, en aquel momento, de acuerdo al periódico La Jornada (28/mar/14), era la responsable de la estrategia digital de la campaña de Ernesto Cordero a la presidencia de la dirigencia del PAN.

Finalmente, hemos de advertir que, con los casos de lavado de dinero de Libertad Servicios Financieros y Ojiva Consultores, el estado de Querétaro se está posicionando a nivel nacional como una entidad en la que sus actores políticos y empresariales están coludidos con el crimen organizado, flagelo que ha convertido a nuestro país en un infierno.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba