Articulistas

Enrique Ruiz

Toda mi relación con el profesor Enrique Ruiz García empezó con una hoja suelta que le di una tarde en la antigua y chiquita Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, cuando cruzaba el corredor del patio hacia su clase, a principios de los años 70 del siglo XX.

 

–¿Qué decía en la hojita? No recuerdo.

–¿Qué me dijo él después? Lo he olvidado.

–¿Qué pasó más tarde? Lo absolutamente inesperado.

–¿Y luego? Todo.

–¿Finalmente? Fallé.

 

La dura conciencia de los hechos llega tarde. Nunca estuve a la altura de las circunstancias. No tenía el talento necesario. No es suficiente el entusiasmo.

 

En una tarde de perros, especialmente crítica para él frente al poder de entonces, recuerdo su mirada lúcida y sus palabras suaves, mirándome de frente:

–Con trabajo, no nos destruyen.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba