Articulistas

México: entre los tribunales del Santo Oficio y la libertad

Se ha establecido una Santa Inquisición neoliberal, la cual lleva la constitución de los Tribunales del Santo Oficio y la persecución de toda herejía contra la religión del neoliberalismo económico. ¿Qué hacer? Una alternativa es la rebeldía inteligente

La Santa Inquisición y el Santo Oficio, instituciones emblemáticas impuestas al mundo por la Iglesia católica entre 1450 y 1750, tuvieron como objetivo imponer la fe católica persiguiendo a los que se consideraba herejes: judíos, luteranos, blasfemos, adivinos, astrólogos, alquimistas, lectores y poseedores de libros prohibidos, y sobre todo a las mujeres que practicaban la herbolaria, denominadas: brujas y hechiceras.

En América, el Santo Oficio se estableció en 1569 con dos tribunales principales: México y Perú, aunque también en los Estados Unidos de América se persiguió con vehemencia a las brujas, por ejemplo el juicio realizado contra ellas en Salem, Massachusetts (1692). 500 mil personas, la mayoría mujeres, fueron asesinadas en la hoguera en Europa. En Maní, Yucatán (1562) bajo las órdenes del Tribunal Inquisitorial encabezado por Fray Diego de Landa se asesinaron a 10 mil mayas y se destruyó todo tipo de figuras y códices. Ni que decir de la conquista de México-Tenochtitlán y áreas circunvecinas

¿Por qué no se juzga y condena ese tipo de crímenes de lesa humanidad?, porque los Estados, siendo entidades hegemónicas, controlan los procedimientos de generación y aplicación de leyes, en México eso se llama Poder Legislativo (diputados y senadores) y Poder Judicial (fuerzas policiaco-militares y tribunales). Estas concilian los intereses hegemónicos, generan leyes, establecen tribunales e inician la cacería de las brujas y hechiceros.

El procedimiento para instaurar la Santa Inquisición y los tribunales del Santo Oficio en cualquier lugar del mundo es como sigue: se establece una determinada forma de gobierno, dígase monarquía-dictadura o una democracia en todas sus variantes, los cuerpos gubernamentales se legalizan mediante constituciones, leyes, reglamentos y códigos, todos los cuales benefician los intereses económicos de las clases dominantes.

Cuando la situación de pobreza provoca acciones de rebeldía, las instituciones hegemónicas violan sus propias leyes y presionan a los rebeldes, cerrando toda posibilidad de dialogo, hasta que se ven obligados a salirse del “estado de derecho”, una vez que éstos lo hacen, se aplica lo que se denomina “la fuerza del Estado”: aprehensiones, encarcelamientos sin juicio, tortura física y psicológica, asesinato y desaparición.

La historia reciente de México, es decir de 1988 a la fecha, está plagada de fenómenos donde se puede ver aplicado lo mencionado en el párrafo anterior: 1988, fraude electoral. 1989, Plan Nacional de Desarrollo que permitió la venta de 250 empresas públicas al sector privado. 1990, modifican artículo 28 constitucional para privatizar el servicio público de banca y crédito. 1992, reforman artículo 27 constitucional para permitir la venta de tierras ejidales y comunales. 1992, Ley Minera para concesionar la minería. 1992, Reforman ley para permitir a empresas privadas generar electricidad. 1993, Reforman artículo 3 para limitar la gratuidad de la educación pública. 1995, aumento del IVA del 10 al 15 por ciento. 1995, reforman ley para vender Ferrocarriles Nacionales de México. 1996, modifican sistema de ahorro para el retiro y privatizan el sistema de pensiones. 1998, aprueban Fobaproa y convirtieron las deudas de empresarios y banqueros en deuda pública. 2005, modifican Ley del Impuesto Sobre la Renta para permitir a las grandes corporaciones diferir el pago de impuestos hasta 100 por ciento. 2006, se comete otro fraude electoral. 2007, reforman ley del ISSSTE y entregan las pensiones de los trabajadores del Estado a los banqueros. 2008, Ley de Petróleos Mexicanos que permite otorgar contratos a empresas nacionales y extranjeras. 2009, aprueban Ley de Ingresos donde se aumentó el IVA de 15 a 16 por ciento, se incrementó el impuesto sobre la renta de 28 a 30 por ciento y se autorizaron aumentos mensuales a las gasolinas, el diésel, el gas y la luz. 2012, se comete otro fraude electoral. 2012. Firman Pacto por México, que incluye 11 reformas constitucionales: laboral, educativa, fiscal y hacendaria, telecomunicaciones, sector salud, energética y Ley General de Aguas. 2013, aprueban Reforma energética. 2015, aprueban Ley general de aguas.

Lo descrito representa el establecimiento de la Santa Inquisición neoliberal, la cual lleva implícito la constitución de los Tribunales del Santo Oficio y la persecución de toda herejía contra la religión del neoliberalismo económico.

¿Qué hacer?, ante esa situación que abruma, los ciudadanos asumen diversos roles: la evasión, mediante el consumo de mercancías o de sustancias químicas (alcohol, drogas o fármacos); la lucha, dentro de un supuesto “Estado de derecho” y sometiéndose, al exigir respeto al trabajo asalariado y sus miserables prestaciones, la enseñanza escolarizada que entrena esclavos y los servicios asistenciales que enferman, humillan y matan lentamente. Otra alternativa es la rebeldía inteligente, la desobediencia civil y la organización de la sociedad civil, donde, sin acciones espectaculares se generen nuevas formas de gobierno local: autogestivas y heterárquicas. Estas desde el ámbito local, prepararan las condiciones y circunstancias para cambios positivos mayores.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba