Opinión

BREVE RESEÑA HISTÓRICA DEL STEUAQ

Por: Mario Zamora Rangel*

Un 6 de octubre de 1974, hace cuarenta años, en la calle de Pasteur, entre las calles de Reforma e Independencia, se congregaron 43 trabajadores administrativos de la Universidad Autónoma de Querétaro, se autonombraron Asamblea Constitutiva en base a la Ley Federal del Trabajo, y redactaron los estatutos internos exigidos por la Ley. El 17 de diciembre de ese mismo año, en un oficio como respuesta, emitido por la Junta de Conciliación y Arbitraje, se reconoce formalmente como sindicato al STEUAQ. El primer comité ejecutivo estuvo encabezado por el señor José Durán Aguilar (QPD).

En ese entonces, 1974, nuestra universidad contaba con alrededor de 220 trabajadores administrativos; actualmente, el STEUAQ está integrado por 578 trabajadores de base, 551 eventuales y suplentes y 272 jubilados y pensionados.

El STEUAQ en estas cuatro décadas ha tenido quince distintos secretarios generales, seis han sido mujeres y nueve hombres; todos ellos, conjuntamente con otros hombres y mujeres que han conformado los 15 comités ejecutivos, han hecho esfuerzos para impulsar la democracia al interior de nuestra agrupación, defender la autonomía de nuestro gremio y buscar siempre obtener mejores condiciones laborales para todos los trabajadores.

A lo largo de su historia, nuestro gremio sindical ha tenido que utilizar el recurso jurídico de la huelga en diez ocasiones; la más corta de sólo dos horas de duración, en 1994; la más larga de 21 días en 1988. Todas ellas, con el claro objetivo de la defensa de la universidad pública y estrictamente de nuestros derechos laborales.

Según estudios recientes elaborados por economistas de la UNAM, nuestro salario ha perdido, por causa de la inflación acumulada, más del cincuenta por ciento de poder adquisitivo en los últimos cuarenta años.

Como parte integral de la Universidad Autónoma de Querétaro, los trabajadores administrativos sindicalizados hemos acudido a defender nuestra fuente de trabajo. Muestra de ello fue que en noviembre de 1997, recién estrenado el gobierno panista en nuestra entidad, asistimos convocados por el entonces Rector, José Alfredo Zepeda Garrido, a una magna concentración, en la explanada de Rectoría, en demanda de un mayor subsidio para la UAQ, y la exigencia de una Reforma Universitaria que nos permitiera, como institución, continuar cumpliendo con la exigencia de educar en la verdad y en el honor. Así mismo, en mayo del 2002, siendo rectora la maestra Dolores Cabrera Muñoz, cuando por acuerdo del H. Consejo Universitario participamos todos los universitarios, incluyendo al STEUAQ con toda la fuerza organizativa que le caracteriza, en una histórica marcha hasta Plaza de Armas, demandando la defensa de la Autonomía Universitaria y la exigencia de otorgamiento de los recursos económicos FAM, detenidos arbitrariamente por el ejecutivo estatal.

Convocados por el entonces Rector Raúl Iturralde Olvera y ante un déficit creciente que generó una deuda acumulada de más de 300 millones de pesos, en una muestra más de solidaridad con la institución, en el 2007, los trabajadores administrativos sindicalizados, en un ejercicio democrático y de abierto debate interno, aceptamos reformar el sistema de jubilaciones y pensiones, en beneficio de nuestra Universidad y su certeza económica.

Sería inconcebible, en estos cuarenta años, una universidad pública como la Autónoma de Querétaro sin sus organizaciones sindicales, pues sin ellas el equilibrio institucional no sería posible.

Felicito a todos mis compañeras y compañeros sindicalistas, aquí presentes, quienes al laborar en la Universidad le han dedicado al menos la mitad de sus vidas y que junto con casi 800 jubilados (administrativos y docentes), han participado activamente, fortaleciendo y abonando al crecimiento de la Universidad Autónoma de Querétaro, la cual a su vez contribuye de manera sustancial, sólida y permanente al desarrollo del Estado de Querétaro. Debemos sentirnos orgullosos de ese gran aporte.

Larga vida al STEUAQ y muchas felicidades por esos primeros cuarenta años.

*Miembro del STEUAQ, actualmente jubilado de la UAQ.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba