Jicotes

REFLECTORES SOBRE LA METIDA DE PATA

A los empresarios les prometió que serían ellos sí no le costaba al erario; hizo una farsa de consulta; llamó a sus críticos fifí. Estos son hechos, ni vísceras ni irritación del colon. Ha sido manipulador, mentiroso, intolerante y falso.

AEROPUERTO UNA BATALLA MAL ELEGIDA

Ciertamente que había necesidad de un precedente en el que López Obrador diera testimonio de que el poder político se deslindaba de la élite empresarial y mostraba la fuerza de su legalidad y legitimidad como presidente. El problema es que eligió mal la batalla, pues el tema del aeropuerto es polémico y la instrumentación fue de vergüenza. Había otras batallas en las que López Obrador hubiera podido obtener una salva de aplausos. Tres ejemplos. La investigación de Oderbrecht, México y Venezuela son los únicos países que no han fincado responsabilidad a los corruptos involucrados; la cancelación de créditos fiscales que hizo Hacienda por 75 mil millones de pesos y se ha negado a difundir el padrón de beneficiarios; finalmente los ‘Panamá Papers’. Millonarios mexicanos evasores. Después de la batalla mal elegida del aeropuerto, para los banqueros fue fácil doblarle las manos a López Obrador. Ojalá que aprenda.

RICARDO MONREAL

Ricardo Monreal presentó una iniciativa para regular las comisiones bancarias. Una hipótesis es que se fue por la libre y por eso de inmediato se encargaron en enmendarle la plana Carlos Urzúa, futuro Secretario de Hacienda y la presidente de Morena -Lady Consonantes- Yeidckol Polevnsky. Otra hipótesis es que un político como Monreal, que no salta sin huaraches, hubiera sido incapaz de presentar la iniciativa sin la anuencia de López Obrador, quien molesto por las críticas virulentas de los banqueros por lo de Texcoco, decidió acercarles la cabeza a la chimenea y utilizó a Monreal para amenazarlos. Los banqueros y los inversionistas reaccionaron y López Obrador se echó para atrás. Independientemente de especulaciones la realidad es que la iniciativa provocó que la Bolsa de Valores perdiera seis por ciento, la peor pérdida en los últimos diez años. Lo más lamentable, exhibió una clase gobernante irresponsable, dividida y torpe.

REFLECTORES SOBRE LA METIDA DE PATA

Un muy estimado lector afirma que soy contradictorio pues, a pesar de reconocer mi ignorancia en materia de aeropuertos, considero la decisión de López Obrador como una metida de pata. Hagamos una distinción, una cuestión es la designación de Santa Lucía y otra el proceso que llevó a esta decisión. Confirmo mi ignorancia en aeropuertos y no sé si Santa Lucía  sea la mejor opción, pero por ahí no va mi crítica. Me llama visceral. López Obrador durante toda la campaña, igual que la chimoltrufia, como decía una cosa como decía otra, al principio dijo que cancelaría Texcoco, luego que sería Texcoco pero después de revisar las licitaciones; a los empresarios les prometió que serían ellos sí no le costaba al erario; hizo una farsa de consulta; llamó a sus críticos fifí. Estos son hechos, ni vísceras ni irritación del colon. Ha sido manipulador, mentiroso, intolerante y falso. Sus simpatizantes, al tratar de defenderlo, nos obligan a regresar a la metida de pata.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba