Punto y Seguido

Calderón: Corrompiendo que es gerundio

En otra más de sus estridentes ocurrencias, Felipe Calderón impulsaba “otra guerra”, era contra la corrupción. Se trataba de otro México prometido, uno más. Calderón presentó el Programa Nacional de Rendición de Cuentas, Transparencia y Combate a la Corrupción 2008-2012.

El documento decía: “Detener la corrupción, promover la integridad pública y reconstruir la credibilidad de la ciudadanía en las instituciones públicas requiere de voluntad y determinación política, así como una estrategia comprehensiva, integral y consistente. Una política de Estado en contra de la corrupción debe tener una visión de largo plazo, en la que los valores y prácticas sociales que abren paso a la corrupción se van identificando y eliminando gradualmente. Esta política requiere de la corresponsabilidad de todos: los tres poderes, los tres órdenes de gobierno y de la sociedad”.

Para lo cual “la creación de mejores mecanismos democráticos de rendición de cuentas, de manejo de la información del gobierno, de transparencia y combate a la corrupción son elementos que promueven una Administración Pública más eficiente, que responda mejor a las necesidades de la sociedad y que contribuya a fortalecer la confianza en las instituciones y la competitividad del país”.

En el año 2007, Jorge Zepeda Patterson publicó su libro ‘Los amos de México’. Se ironizaba que habrían de estar aterrorizados Carlos Slim, el hombre más rico -ese año- del planeta; Emilio Azcárraga Jean, líder de Televisa; Lorenzo Zambrano, el empresario más avanzado de Monterrey; María Asunción Aramburuzabala, la mujer más adinerada de Latinoamérica y su marido el ex embajador gringo Tony Garza; Alberto Bailleres, dueño de Peñoles y Palacio de Hierro; Lorenzo Servitje, fundador de Grupo Bimbo; Roberto Hernández, banquero y “villano favorito” de muchos sectores de poder político; Olegario Vázquez Raña, cabeza de Grupo Imagen y Grupo Ángeles; Roberto González Barrera, el “maseco” mayor y propietario de Banorte, el último banco mexicano; Jorge Vergara, el pintoresco hombre de negocios detrás de Omnilife y la familia Ramírez, misma que controla Cinépolis porque su riqueza, como la de la delincuencia organizada, ha requerido de complicidades ilegales y opacidades fabulosas.

Un periodista cómico se burlaba de los decretos de cero tolerancia a la corrupción, de lo que estamos escasos, precisaba, es de más y mejor demagogia.

Un breve y posiblemente útil glosario para saber de qué se habla cuando se habla de estos temas:

Cohecho

Otorgamiento, promesa u ofrecimiento de un beneficio para influenciar indebidamente una acción o decisión de un funcionario público o una persona que ejerza funciones públicas. Puede ser iniciado por una persona que busca o solicita un soborno, o por una persona que ofrece y paga sobornos. El cohecho es probablemente la forma más común de corrupción.

Corrupción

Conducta que se desvía de la función pública reglamentada debido a una consideración de índole privada o para obtener beneficios pecuniarios o de rango; o la violación de reglas por consideraciones de carácter privado. Se refiere a la ejecución de acciones que contradicen el ordenamiento legal del Estado y que se desvían de los criterios normativos establecidos.

Estado de derecho

Estado en el que autoridades e individuos se conducen con apego a las normas jurídicas que protegen los derechos y libertades inherentes de las personas, y que debe ser aplicado por instituciones imparciales y accesibles que generan certidumbre.

Participación ciudadana

Espacios o mecanismos de interacción, entre grupos organizados de la sociedad y el gobierno, que hacen posible que la sociedad contribuya e influya en las acciones gubernamentales que le afectan.

Transparencia

Práctica o instrumentos que utilizan las organizaciones para hacer pública información o para abrir al público datos, mecanismos y procesos de la gestión y el desempeño gubernamental.

(Extracto de algo que escribí en 2008).

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba