Opinión

Los medios / Tesis democráticas

Por: Julio Figueroa

1- Andamos en los medios y somos parte de los medios que hacemos.

2- “Medios de comunicación: ¿derecho o negocio?”. Lo uno no excluye a lo otro necesariamente ¿Cómo empatar la necesidad de ganancia con la voluntad de servicio? Es el punto.

3- Los medios de comunicación comerciales son una empresa. Y como empresa tienen derecho y necesidad de sobrevivir haciendo rentable el medio. Esto es una realidad del mundo en que vivimos.

4- ¿Cómo lograr el punto de equilibrio entre la función empresarial y la voluntad de ganancia con la función informativa y crítica al servicio de la sociedad democrática, y no solo de los poderes empresariales y políticos?

Lo primero es plantearse esta cuestión. Luego viene la voluntad democrática, la apuesta por el público y la diversidad de los anunciantes, la publicidad y los ingresos. No querer ser la correa del poder. Los ciudadanos tenemos derecho a la información pero los empresarios también tienen derecho al negocio.

5- Hay mucho que aprenderle a los medios comerciales tradicionales, naturalmente sin reproducir sus vicios.

6- Los medios académicos frecuentemente son aburridos, sin chispa, sin gracia, sin voluntad de estilo y a veces son muy hipercríticos hacia un lado y suavecitos hacia otro.

7- Hace tres décadas no estábamos mejor que ahora. Al contrario, hoy existe una mayor diversidad y pluralidad de medios nacionales. También en los medios locales tradicionales, pese a todo, las cosas se mueven, ondulan, van y vienen, se filtran voces discordantes. No son monolíticos. Allí está todo, sabiéndolo ver, lo bueno y lo malo.

8- Siguen existiendo fuertes controles autoritarios, pero ya no son absolutos y pueden romperse cuando existe la voluntad de hacerlo. Si no hubiéramos horadado la cultura del autoritarismo no estaríamos aquí hablando libre y críticamente. El pesado y lento tren de la democratización política mexicana sigue avanzando, lentamente.

9- La crítica política, literaria y moral siempre será minoritaria, como la poesía. Pero su existencia en algunos pocos puede ser suficiente. Una llama en la oscuridad y un chorro de agua fresca en el desierto.

10- El mayor cambio de los últimos años evidentemente es el de las redes sociales ¿Cómo las usamos todos y cada uno? ¿Todavía no las usamos suficientemente? ¿Las usamos bien o mal, para jugar o pasar el tiempo, para informar y debatir crítica y civilizadamente, o para tirar línea sin dialogar con los otros? ¿Para buscar datos y conocimientos, aunque  contradigan nuestras posiciones, o para confirmar nuestras convicciones y prejuicios?

Cada quien responda ¿Usamos nuestra libertad para ejercer una mirada crítica, tolerante y fraterna al mismo tiempo, o nos convertimos en pequeños tiranos?

11- La memoria digital de luz es muy evasiva, vuela, se adelgaza, se esfuma. Pienso que la memoria impresa dura más.

12- Desde los medios universitarios es relativamente más fácil ejercer la mirada crítica sobre la política y el mundo en que vivimos. Porque por pobre que sea, ya existe un presupuesto asegurado. Que siempre será poco. El reto consiste en ejercer esta libertad crítica con lucidez e incidir con autoridad en los temas de la sociedad abierta.

13- De la Aldea Global a Glocal al Cosmos de mi calle popular. El mundo de la esquina con gente que va y viene en todas direcciones. No importa a dónde van, todas van y vienen. Lo importante del camino es caminarlo y lo importante de la vida es encontrarle un sentido.

14- Cuento de niños. Cuando estamos varios niños jugando sin hablar, nos llevamos bien. Cuando hablamos, nos peleamos ¿Para qué carajos sirven las palabras? No todo es política.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba