Información

Afectan olores de Aditivos de México a la población

Aunque el olor ha perdurado desde el 15 de agosto, las autoridades niegan que se trate de desechos tóxicos vertidos a propósito o accidentalmente

Por: Mariana Chávez / Isamar Cabrera Ríos

La empresa Aditivos de México, ubicada en el Nuevo Parque Industrial 3 de San Juan del Río, emana olores nauseabundos que generan malestar en habitantes de unas siete colonias aledañas a esa compañía, por lo que personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Junta de Agua Potable y Alcantarillado Municipal (JAPAM) de esa región ya realizan inspecciones para conocer si dicha empresa está contaminando el agua y el aire.

Vecinos de las colonias El Pedregoso, El Pedregal, Las Águilas, San Rafael, Claveles, La Floresta y Los Patos denunciaron que desde el viernes 15 sienten un olor “penetrante” como si se tratase de “combustible quemado” o “chapopote”, mismo que les provoca nauseas, dolor de cabeza e irritación en los ojos; en otros casos, les “raspa” o les “pica” la garganta.

Habitantes de la colonia El Pedregoso señalaron que el olor no es únicamente en las calles, sino dentro de sus domicilios, por lo que sospechan que éste proviene principalmente de las coladeras; incluso –refieren– esa empresa, presuntamente, verte sus desechos al drenaje.

“Desde el fin de semana pasado sentimos un fuerte aroma a aceite quemado, pensamos que era el asfalto que están poniendo en Paseo Central. A medida que pasaba el tiempo, el olor se hacía más penetrante. Es un olor que por más que quieras ignorar no se puede, ya que te empieza a picar y a doler la cabeza”, manifestó Noemí Ballesteros Miranda.

Cuando llueve, en el canal de la zona circula agua de color blanco que en algunos puntos se torna “espumosa”, por lo que temen que su salud esté en riesgo a causa de los residuos que desecha esa compañía y algunas otras ubicadas en el parque industrial.

Los entrevistados aseguraron que ellos habitan en esa zona desde hace unos 30 años, mientras que el parque industrial –donde hay aproximadamente 35 empresas– fue instalado hace 20 años.

Pedro Horta Sánchez, vecino del lugar, ha expresado su inconformidad, pues resalta que niños y ancianos tuvieron que ser ingresados al Hospital General del municipio por molestias en las vías respiratorias.

Ricardo Álvarez denunció que el olor llega hasta la Universidad Tecnológica de San Juan del Río. “Nada más porque llueve tiran sus químicos y nos friegan a todos los que vivimos cerca o un poco lejos, porque ese olor se ha propagado mucho”.

“Conato de incendio” es la causa de los olores: director de PCM

El director de Protección Civil en el municipio de San Juan del Río, Luis López Anaya, explicó que la empresa Aditivos de México se dedica a la fabricación de aceite y lubricantes para automóviles.

La madrugada del viernes 15, hubo un “conato de incendio” en la chimenea que la empresa utiliza para la quema de los desechos generados durante el proceso de producción.

Ese “conato de incendio” se originó por la acumulación de gas en la chimenea, mismo que fue sofocado por la brigada de emergencias de la compañía y no hubo necesidad de que interviniera el Cuerpo de Bomberos local.

El funcionario municipal explicó que dicho incidente provocó los malos olores que aún se perciben en todo el parque industrial y en colonias aledañas.

También aseguró que durante la revisión no localizaron gases tóxicos o explosivos. Profepa, así como la Procuraduría estatal de Protección al Medio Ambiente y Desarrollo Urbano, también inspeccionaron el lugar el pasado martes; en tanto que JAPAM –dependiente del gobierno municipal de San Juan del Río– levantó muestras de agua en diferentes puntos del parque industrial para detectar si hay contaminantes en el vital líquido.

López Anaya rechazó que la empresa deposite residuos en el drenaje o que producto del incendio existiera derrame de desechos hacia los drenes, tal como especulan vecinos; sin embargo, señaló que el gobierno municipal solicitó a un laboratorio particular que haga estudios al agua de la zona para descartar cualquier tipo de contaminantes.

De igual forma, establecieron contacto en centros de salud y hospitales para conocer si prestaron atención a personas afectadas a consecuencia de los olores que emana esa compañía, y aseguró que “no hay incremento” en las consultas médicas por posibles síntomas de intoxicación.

Luis López Anaya reconoció que en la cabecera municipal de San Juan del Río es una constante que las fábricas desprendan malos olores.

“Son empresas (instaladas) desde hace 30 o 40 años, que emanan esos olores y que no han generado alguna enfermedad o algo parecido”, expresó.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba