Información

Autoridades propician violencia contra comunidad LGBT+

Zamudio advirtió que la homofobia institucional en la entidad ha propiciado que la población no confíe en las instituciones gubernamentales.

Querétaro se encuentra ante una crisis grave de derechos humanos para la comunidad LGBT+, dado que, a través del actuar de ciertos funcionarios públicos, se refuerzan mensajes de violencia hacia tal sector de la población, aseveró Luis Felipe Zamudio Burgos, activista local, al referirse al posicionamiento de Querétaro como el estado con más homofobia institucional.

Zamudio advirtió que la homofobia institucional en la entidad ha propiciado que la población no confíe en las instituciones gubernamentales para realizar denuncias de delitos que atenten contra la comunidad LGBT+. “Las instituciones de gobierno en el estado de Querétaro no promueven la cultura de la denuncia, y mucho menos de denuncia de la población LGBT”, señaló.

El pasado jueves 29 de agosto, el secretario de Salud del Estado, Julio César Ramírez Argüello, había declarado que las personas homosexuales no deberían ser candidatas para donar sangre en la entidad dado que, aseguró, “tienen mayores probabilidades de portar VIH”. En este sentido, Felipe Zamudio mencionó que, a pesar de la expresión de tal funcionario público, ya ha existido comunicación estrecha entre diversas organizaciones de la sociedad civil y la Secretaría de Salud para accionar estrategias contra la discriminación de la comunidad LGBT+.

Continúa proceso contra Elsa Méndez

No obstante, Felipe Zamudio también reiteró que, debido a que en Querétaro persiste una cultura de no-denuncia en casos de bullying (acoso escolar) relacionados con la orientación sexual, la Secretaría de Educación estatal no cuenta con registro de casos relativos a acoso escolar de este tipo. “No quiere decir que no existan, sino más bien que las instituciones no son favorables en representación de las personas LGBT+ que puedan tener confianza para ir a ingresar alguna queja o denuncia al respecto”, subrayó.

Con respecto a las denuncias de homofobia institucional interpuestas por parte de diversas organizaciones de la sociedad civil hacia la diputada local, Elsa Méndez, Zamudio adelantó que ya se ha presentado ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el caso de amparo que se presentó en contra de la servidora pública por obstaculizar el derecho a la opinión de defensores de derechos humanos.

“Estamos sólo en la espera de que la SCJN pueda validar la pertenencia y tomar el caso de la diputada Elsa Méndez para poder ejercer la jurisprudencia que pueda sancionar estos efectos de homofobia”, adelantó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba