Información

Cruce bajo su propio riesgo

Por: Ricardo Lugo

En las avenidas de la capital, la señalética peatonal luce descuidada. Los cruces de las avenidas Tecnológico y Universidad; Tecnológico y Ezequiel Montes; Zaragoza con Pasteur, entre otras, representan a diario altos riesgos para cientos de personas que lidian con los automóviles y no gozan de la seguridad adecuada.

Cruzar la calle significa adivinar quién tiene preferencia en las vueltas continuas, dónde está el semáforo y cuánto dura, o dónde es el paso peatonal. Las líneas que deben señalar el cruce a las personas muestran una pintura muy desgastada, o nula en ciertos casos.

A esta problemática se suma la escasa visibilidad que las personas discapacitadas tienen para hacer uso de las calles de la ciudad (no hay rampas, señalización en la línea asfáltica, o semáforos peatonales).

Entre claxons, invasión de la línea peatonal de los automovilistas, obras públicas que no dan prioridad al peatón, vehículos que no respetan la luz roja, falta de rampas, señalética adecuada, visible y con mantenimiento constante; los ciudadanos deben ingeniárselas para cruzar las grandes avenidas bajo su propio riesgo.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba