Información

De Menchaca a Veracruz y de regreso para el obispado

En rueda de prensa extraordinaria este sábado, la Diócesis de Querétaro señaló que apenas establecerá contacto con el nuevo obispo electo, de ahí que estiman la presentación oficial el 12 de noviembre.

Al menos tardará otros dos meses la presentación de Fidencio López Plaza como nuevo obispo de Querétaro, nombramiento que fue confirmado la mañana del sábado por el diario oficial del Vaticano, l’Osservatore Romano. El anuncio puso fin a la ausencia de un año de un titular de la Diócesis de Querétaro.

López Plaza —nacido en San José Iturbe, Guanajuato— ha desempeñado diversos encargos dentro de la Iglesia católica, entre ellos párroco en Menchaca, municipio de Querétaro, y más recientemente obispo de San Andrés Tuxtla, Veracruz.

En rueda de prensa extraordinaria este sábado, la Diócesis de Querétaro señaló que apenas establecerá contacto con el nuevo electo, de ahí que estiman la presentación oficial el 12 de noviembre.

Entre los temas que deberá decidir el obispo será el proyecto de nueva catedral en Centro Sur, uno que —como documentó Tribuna de Querétaro en 2019— tenía críticas por parte de especialistas en arquitectura. A esto se suma lo oneroso del nuevo templo.

La vacante de obispo empezó cuando Faustino Armendáriz Jiménez fue designado arzobispo de Durango en septiembre de 2019. El 23 de noviembre, el Colegio de Consultores Diocesanos eligió a Mario de Gasperín Gasperín (exobispo de Querétaro de 1989 a 2011) como administrador diocesano hasta el 12 de septiembre del 2020.

Fidencio López Plaza es oriundo de San José Iturbide, Guanajuato, de la comunidad de la Estancia. Con 70 años de edad, el ahora obispo de la Diócesis de Querétaro se ordenó como sacerdote el 19 de febrero de 1982 en la Parroquia de San José, en San José Iturbide.

Estudios académicos

Ya como sacerdote, estudió la especialidad en Desarrollo Comunitario en la hoy Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ). Además, antes de ser nombrado sacerdote —de 1980 a 1981— estudió la Especialidad de Pastoral y Catequesis en el Instituto Teológico de Pastoral del CELAM, en Medellín Colombia.

De Menchaca a la Diócesis: carrera eclesiástica

En 1989, el entonces obispo Mario de Gasperín lo nombró como primer párroco de la iglesia de Cristo de las Bienaventuranzas, en la periferia de la ciudad de Querétaro; exactamente en la colonia Menchaca durante casi siete años (de 1989 a 1996). Cuando dejó el cargo, lo trasladaron como párroco a la Parroquia chichimeca otomí, de Santo Tomás Apóstol, en Tierra Blanca, Guanajuato; en el cargo duró aproximadamente seis años. En este tiempo fue nombrado Decano del decanato de la Sierra de Guanajuato.

Fue párroco también de la Parroquia del Ministerio de Pentecostés de mayo de 2002 a febrero de 2015; tiempo en que fue nombrado también Vicario Episcopal de Pastoral. Estuvo como miembro del Colegio de Consultores Diocesanos en 2004, y hasta 2010 fue Coordinador del Equipo Base para la Misión Continental Permanente en México en el Trienio 2010- 2012, que presidió Faustino Armendáriz Jiménez, anterior obispo de Querétaro.

No teníamos un candidato para obispo: Lara Becerril

“Es un proceso que sigue la nunciatura apostólica, que ellos los siguen bajo el secreto pontificio”; respondió Martín Lara Becerril, vicario general de la Diócesis como respuesta a si había otros candidatos posibles para ocupar el puesto de obispo en el estado.

Asimismo, el administrador diocesano, Mario de Gasperín Gasperín, expuso su postura en un comunicado que dieron lectura en la rueda de prensa: “Damos gracias a Dios y al santo padre Francisco por este regalo a nuestra Diócesis que recibimos con gratitud…” leyó Lara Becerril.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba