Información

Dirigir al PAN como en antaño, el reto de Beatriz Marmolejo

“Con todos (los grupos internos del PAN) he podido trabajar”, declaró la nueva presidenta del CDM

Por: Víctor Pernalete

El domingo 2 de diciembre, el Centro de Negocios del campus Juriquilla de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) se pintó de azul.

No precisamente en honor a los colores que destacan a la institución, sino porque miles de panistas se reunieron para elegir al nuevo presidente del Comité Directivo Municipal (CDM) en Querétaro, la capital.

La decisión favoreció finalmente a Beatriz Marmolejo Rojas, diputada local por la vía plurinominal. Tras corear su nombre, sus correligionarios llenaron el salón con la voz “¡unidad!” y un profundo sentir democrático paseó entre las paredes universitarias.

Sólo Miguel Parrodi Espinosa, su principal contendiente, parecía disentir del ambiente festivo, pero su inclusión en el CDM pudo ser la ‘operación cicatriz’, suficiente para limar asperezas.

Una vez afuera del recinto, el ex regidor se preguntaba amargamente junto a sus más cercanos colaboradores si acaso habían sido los “duros” quienes le habían castigado con su voto y por ello, su oportunidad de dirigir las riendas blanquiazules quedó hecha polvo…

Cinco días después, Beatriz Marmolejo despacha desde su oficina legislativa, austera en comparación a la de otros diputados, quienes exponen sus refinados gustos en las paredes que los rodean a diario.

Sabe de los grupos, todos saben de los grupos internos. No serán problema, según señala.

“Hay liderazgos que han encabezado proyectos, pero cada proceso es distinto. Yo he tenido la oportunidad de trabajar con cuatro, por llamar de alguna manera referentes del panismo; con Alfredo Botello, Pancho Domínguez, Armando Rivera y Ricardo Anaya, incluso con Manuel González Valle, con todos he podido trabajar, en algunos casos coyuntural, han encabezado proyectos y a lo mejor no ha habido continuidad.

“Los liderazgos pueden modificarse, es el que trabaje”, sentencia.

Algunas de esas manos tejieron esa contienda en la que también participó de manera importante, al dividir el voto, Valentín Barbosa Rincón, panista de bajo perfil que como coordinador de giras de Francisco Domínguez y secretario particular de María del Carmen Zúñiga Hernández (alcaldesa en 2012) se hizo de mayor presencia y fue, de acuerdo a algunas versiones periodísticas, la carta de Alfredo Botello.

Porque 2015 se construye desde ahora, aunque el discurso oficial haga eco de la necesaria espera a que los tiempos determinados por el propio partido lleguen finalmente.

La línea ascendente de Francisco Domínguez (ex diputado federal, ex alcalde y hoy senador), con sendos triunfos para la Legislatura federal, la presidencia municipal y el Senado de la República, no parece pueda poner en el camino de “Pancho” algo que no sea la candidatura a la gubernatura del estado.

Marcos Aguilar Vega, por su parte, se muestra también como un probable contendiente a la oficina de Centro Sur, tras haber sido diputado local y actualmente diputado federal, quien se llenó de miel los labios esta semana al asegurar que no se descarta para 2015.

Beatriz Marmolejo lo sabe.

“Creo que es positivo que existan perfiles que aspiren a estos espacios, que se preparen y generen las condiciones para poder ofrecerle una posibilidad al PAN de recuperar esos espacios.

“No veo de ninguna forma mal que haya aspirantes, pero el partido tiene sus tiempos y hay que respetarlos. Para mí son positivos siempre y cuando vayan acompañados del trabajo, porque las condiciones son de Acción Nacional en general, no en particular para estos aspirantes.”

Cambios importantes

Sin duda que el periodo que vivirá Beatriz Marmolejo frente a Acción Nacional a nivel municipal será distinto al de los últimos presidentes panistas. Y es que desde hace 15 años la capital era suya; hoy, tendrán que recordar lo que es estar del otro lado.

“Yo creo que para Acción Nacional ha sido mucho más fácil como oposición, porque al ser evaluados como administración no todas las expectativas se cumplen, también se acerca mucha gente que no precisamente tiene identidad con el partido, sino la tiene con la administración o con la oportunidad en el trabajo. Para nosotros este momento es un área de oportunidad.”

Con un Partido Revolucionario Institucional (PRI) hambriento y con presencia en todos los niveles de gobierno, será diferente el trabajo que deberá realizar Marmolejo Rojas ante un partido cuyo histórico afán protagonista se verá potenciado por la voracidad provocada por 15 años de hambre de poder.

“Acción Nacional arrancó formando parte de las estructuras sociales, donde los perfiles ciudadanos se sintieran con mayor oportunidad, hablamos desde el padre de familia que encabeza los esfuerzos para que los hijos tengan mejores oportunidades, todo ese tipo de estructura en las que los panistas hemos estado involucrados”, destacó la actual diputada local, al preguntarle sobre opciones para frenar el embate que se puede esperar por parte del tricolor.

Además, las reglas al interior del propio PAN cambiarán sustancialmente, y en primera instancia, la forma en la que los blanquiazules elegirán a sus candidatos se muestra diferente a la que se utilizó en el último proceso.

“En el mes de enero tenemos un foro con panistas del municipio para la reforma estatutaria, tienen que estarse actualizando a la condición que hoy tiene el PAN; en marzo estaríamos presentando propuestas.

“Están enfocadas a la elección de candidatos, hay intenciones de que precisamente quien tenga aspiraciones a ser candidato de Acción Nacional primero haga el trabajo social; se estarán realizando encuestas para quien tenga ese posicionamiento sea quien pueda aspirar a los espacios. Que sea al revés a lo que sucede.”

Además, el número de panistas con el que trabajará Marmolejo Rojas cambiará drásticamente. Con una pendiente ascendente que vio venir panistas como agua cuando había puestos en el gobierno que ofrecer, el padrón del partido engordó hasta el punto de causar indigestión.

Hoy el PAN se encuentra en pleno proceso de depuración y el próximo 14 de diciembre se sabrá, finalmente, cuántos son los ‘verdaderos’ panistas.

Así se muestra el presente de Beatriz Marmolejo, quien tendrá que recuperar a los clásicos azules para entablar una estrategia distinta a la que viene mostrándose, para así acordarse nuevamente de lo que mejor hizo el PAN en su historia: ser oposición.

“Precisamente, si nosotros logramos hacer esa estructura social, recuperar la cercanía, veo buenas posibilidades porque aunque ya no tenemos el municipio representado por Acción Nacional. Se tiene la experiencia y pues también la sociedad queretana de hace 15 años a la de hoy es muy distinta, ejerce con mayor libertad sus derechos”, sentenció la nueva presidenta del Comité Directivo Municipal del PAN.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba