Información

Discurso católico contribuye a la homofobia

El fanatismo religioso genera una visión discriminatoria en cuanto al ejercicio de la sexualidad, opinó David Barrios Martínez, coautor de “Placeres y Parejas”

Por: Paulina Rosales

 

David Barrios Martínez, sexólogo clínico y coautor del libro “Placeres y Parejas”, aseguró que la culpabilidad en torno al ejercicio de la sexualidad se debe en gran medida al discurso de la Iglesia Católica, pues ha vinculado la homosexualidad con las ideas de pecado, la falta de virtud, la concupiscencia y la moralidad, para tratar de excluir a esta parte de la población.

“Esto sólo contribuye a la homofobia”, problema que va desde las condenas de los sacerdotes y los chistes, hasta los crímenes de odio, consideró Barrios Martínez.

 

“La homofobia es un mal terrible, el problema no es la homosexualidad, sino la homofobia”, señaló al ser entrevistado en el Centro Estatal de las Artes (CEART) tras la presentación del libro.

 

Además, manifestó que “no concibo a Jesús de Nazaret condenando el matrimonio entre personas del mismo sexo o lapidando mujeres por ser prostitutas, más bien al revés (…) No creo que sea la esencia del espíritu cristiano el oponerse a estas bodas.

 

“Me parece que la sociedad queretana tendría que reflexionar profundamente en esto antes de dejarse llevar por el oscurantismo y el fanatismo, y meterse a la educación, que les va a permitir abrir nuevos horizontes”, indicó.

 

Cada vez hay más entidades que discuten a nivel ‘muy amplio’ la legislación del matrimonio entre personas del mismo sexo.

 

“El avance social es inevitable” porque al final, consideró, “se va a imponer una visión solidaria y me atrevo a decir, verdaderamente cristiana, que es aceptar la diversidad”.

 

Como parte de la presentación del libro, enfatizó el “necesario” involucramiento por parte de las instituciones gubernamentales, quienes por conducto del área educativa y el área de salud, deben realizar un programa nacional de educación sexual que sea efectivo, científico e incluyente.

 

Educación sexual en México es informal y disímbola

 

Escrito por Barrios Martínez y Verónica Ortiz, Placeres y Parejas habla sobre la sexualidad, el erotismo, la percepción y recepción de esta temática en la población.

 

“En México hay mucha educación sexual, mucha; pero es informal, mitificada, llena de tabúes, de prejuicios, misógina, homofóbica, y muy basada en omisiones”, advirtió.

 

De la misma forma, asegura que la cultura sexual es disímbola por cada estrato de la población, pues hay sectores minoritarios de la población que tienen acceso a libros, talleres y cursos de educación sexual.

 

En cambio, la mayoría de la población mexicana no tiene conocimiento en las temáticas relacionadas con la sexualidad.

 

Ante el panorama de la educación sexual en México, agregó que las instituciones sociales niegan entrar de lleno a la educación formal, la cual debería estar avalada “por la ciencia y el humanismo, no por la charlatanería”, aseguró.

{loadposition FBComm}

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba